Relaciones de pareja

Chantaje emocional, descubre sus múltiples formas

Chantaje emocional, descubre sus múltiples formas
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
16.3.2023

“Si me dejas, haré una locura”, “He hecho todo esto para hacerte feliz, ¿por qué tú no puedes hacer algo tan simple por mí?”, “Nunca me hubiera imaginado que te comportaras así conmigo” ¿Te suena? Si alguna vez te han dicho alguna de estas frases típicas del chantaje emocional, ¡ojo! porque alguien se podría estar poniendo en el rol de víctima para hacerte sentir culpable si no haces lo que pide…y esto tiene nombre: manipulación emocional.

En esta entrada del blog, hablamos de cómo es una persona manipuladora en una relación, su manera de actuar, los síntomas de la manipulación emocional y qué se puede hacer al respecto.

¿Qué es el chantaje emocional?

A grosso modo, podemos decir que el chantaje emocional es una forma de comunicación que persigue la manipulación de una persona sobre otra haciendo uso del miedo, la obligación y la culpa. El objetivo es usar los sentimientos de alguien para controlar su comportamiento y persuadirlo para que vea las cosas de la manera que la persona chantajista quiera. 

La Dra. Susan Forward, terapeuta y conferenciante, fue la pionera en usar este término en su libro de 1997, Chantaje emocional: cuando las personas utilizan el miedo, la obligación y el sentimiento de culpa para manipularte

psicologia manipulacion
Foto de Karolina Grabowska (Pexels)

¿Qué es una persona manipuladora? 

A priori, si alguien te preguntara si alguna vez has sido víctima de personas chantajistas, emocionalmente hablando, quizás responderías rápidamente que no, y es que no todas las personas manipuladoras se presentan de forma agresiva y descarada.  

La manipulación emocional puede actuar de forma sutil y, aunque habitualmente se asocia a las parejas, puede venir por parte de familiares, amistades o personas del trabajo. Sea con intención y consciencia de herir o no sin ella, hay quienes ponen por delante sus prioridades y su meta es la satisfacción de sus deseos.

Si te das cuenta que alguien se dirige a ti causándote sentimientos de obligación, de miedo o de culpabilidad (la culpa es un sentimiento muy poderoso y paralizante) no ignores esas banderas rojas porque puede que estés ante el perfil de una persona manipuladora.

Perfil del chantajista emocional 

¿Cuáles son las características de un manipulador? Los chantajistas suelen ser muy hábiles en identificar las vulnerabilidades y debilidades de otras personas y en explotarlas para lograr sus objetivos. Además, suelen tener un carácter posesivo y con un comportamiento victimista cuando el resto no responde a sus exigencias. 

Tipos de manipulación emocional y ejemplos de frases de chantaje 

A continuación, encontrarás frases como ejemplos de chantaje según los diferentes tipos de manipulación emocional para que puedas identificar mejor cada uno de ellos:

  • “Si me quisieras tanto como dices sabrías lo que necesito”. Esta frase es típica del victimismo en el chantaje emocional. El chantaje emocional victimista es aquel en el que la persona utiliza la victimización como su principal herramienta. De este modo, se presenta como la parte débil y hace sentir a la otra persona como "la mala de la película". 
  • “Si no haces lo que te he pedido, quién sabe lo que me pasará”. El chantajista autocastigador hace sentir culpa con insinuaciones de que algo le ocurrirá y con amenazas a su propia persona.
  • “Como no lo hagas…” Otra de las formas de manipulación emocional es la de provocar miedo y exponer las consecuencias de no ceder a un requerimiento: es el tipo chantajista emocional castigador.
  • “Si haces esto, te regalaré / te llevaré…”. Ofrece promesas, recompensas (que luego no cumplirá) a cambio de acceder a sus deseos; es un claro ejemplo de tipo de manipulación emocional provocadora.
  • “No puedes hablar en serio sobre …”, “Eres tan sensible con…”. Estas son algunas de las frases del chantaje emocional con características narcisistas, que usa tácticas de manipulación como decir algo hiriente y luego hacerlo pasar por una broma.
  •  “Te crees que eres una buena persona, pero después eres incapaz de hacer algo cuando te lo pido”. Busca que la otra parte se sienta mal consigo misma para que caiga en sus deseos, este es otro de los tipos de manipulación emocional: el llamado chantaje emocional silencioso.
  • “¿Te acuerdas cuando te invité a cenar? Bueno, pues ahora invítame tú”. La persona, cuando quiere algo, hace referencia a cosas que ha hecho en el pasado, pero aquí no se da el victimismo y chantaje emocional de esta manera, sino con rasgos más materialistas, de ahí que a esta forma de manipulación se le llame chantaje emocional mercantilista.
  • “ Ya te lo dije, pero no te acuerdas”, “ Te estresas y no piensas con claridad”... El gaslighting es uno de los tipos de manipulación emocional más frecuentes y más grave en relaciones tóxicas y abusivas, en las que se hace creer a la otra persona que se está teniendo mucha paciencia con ella ya que inventa recuerdos, no se acuerda de las cosas tal y como ocurrieron etc., en realidad, es una técnica de manipulación mental. 

Como ves, la manipulación psicológica puede adoptar muchas formas, entre ellas también está el love bombing o bombardeo de amor: conquistar a la persona con el fin de ejercer un papel de control sobre ella; o el hoovering, una táctica manipulativa utilizada por personas narcisistas en pareja para atraer a sus víctimas de vuelta a una relación.

chantaje emocional
Foto de Andrea Piacquadio (Pexels)

Los 6 pasos del chantaje emocional

Según la Dra. Forward, el chantaje emocional se desarrolla a través de seis etapas que detallamos seguidamente. En alguna, incluimos algunas frases de manipulación típicas para que tengas más ejemplos de chantaje emocional. 

Cómo es un manipulador y cómo actúa según la teoría de la Dra. Forward

1. Demanda

La primera etapa del chantaje emocional implica una demanda explícita o sutil.

La persona manipuladora puede exigir a otra que deje de realizar algo que solía hacer o utilizar el sarcasmo o el silencio para dar a entender que no aprueba la conducta. Las personas chantajistas pueden incluso expresar sus demandas en términos de preocupación por sus víctimas, así tratan de influir en sus decisiones y hacerles cambiar su modo de comportamiento.

Una de las típicas frases de un manipulador emocional en esta etapa puede ser: "No creo que debas salir más con esta persona".

2. Resistencia

Si la víctima no quiere hacer lo que la persona chantajista quiere, pasará a impedir que realice ciertas conductas. Por ejemplo, pensemos en dos personas que comparten un coche: de forma directa, se le diría de no coger el coche; de manera indirecta se puede fingir haber olvidado poner gasolina o no dejarle las llaves del vehículo por “descuido”. 

3. Presión

En una relación libre de chantaje emocional ante la diversidad de opiniones se hace un esfuerzo para encontrar una solución conjunta, pero si estás en un vínculo con una persona chantajista presionará para satisfacer su demanda, quizás desde distintos enfoques, como por ejemplo:

  • Repetir su demanda de un modo que le haga quedar bien. Por ejemplo: "Solo estoy pensando en nuestro futuro".
  • Enumerar las maneras en las que la resistencia de la víctima “afectan” negativamente a su persona y a la relación. 
  • Usar frases clásicas de manipulación emocional como: "Si de verdad me quisieras, lo harías".
  • Criticar o denigrar a la otra parte.

4. Amenazas

La manipulación emocional puede también implicar amenazas directas o indirectas:

  • Ejemplo de amenaza directa: “Si sales con tus amigos esta noche, no estaré aquí cuando regreses”.
  • Ejemplo de amenaza indirecta: “Si no puedes quedarte conmigo esta noche que te necesito, tal vez alguien más lo haga…”.

De igual forma, pueden enmascarar una amenaza como una promesa positiva: “Si te quedas en casa esta noche, lo pasaremos mucho mejor que si sales. Además, es importante para nuestra relación”. Aunque este ejemplo no indica las consecuencias de su negativa en el sentido explícito, sí da a entender que la resistencia contínua no ayudará a la relación.

5. Cumplimiento

La víctima suele querer evitar que la persona chantajista cumpla con sus amenazas y entonces se rinde una y otra vez. 

En ocasiones, la parte con el papel de chantajista emocional puede cumplir sus advertencias. En cuanto la víctima ceda y vuelva la calma a la relación, ya que se habrá obtenido el deseo, se darán muestras amables y amorosas.

6. Repetición

Cuando la víctima transija, el manipulador aprenderá a cómo comportarse en situaciones similares en el futuro.

La víctima se da cuenta, con el tiempo, que es más fácil cumplir las peticiones que enfrentarse a las presiones. Al mismo tiempo, la parte chantajista va descubriendo las técnicas de manipulación emocional que mejor le funcionan para conseguir sus objetivos y perpetuar el patrón. 

señales chantaje emocional
Foto de Andrea Piacquadio (Pexels)

Cómo detectar la manipulación emocional: señales y “síntomas"

Si te estás preguntando cuáles son los síntomas de la manipulación emocional, tenemos que aclarar que el chantaje emocional no es un diagnóstico en sí mismo, por lo que no podemos hablar de síntomas. El chantaje emocional sería en sí mismo el síntoma de alguna otra cosa subyacente

Otra aclaración, es que la manipulación se puede dar en diferentes grados. A veces, se puede manipular a una persona incluso de forma leve, ¿qué padres no han recurrido a la estrategia de "si no comes luego no verás los dibujos"? Como ves, en estas ocasiones, el chantaje emocional es una señal de la falta de habilidades de la persona para conseguir aquello que desea usando la asertividad.

Pero, ¿cómo saber si te están manipulando en esos casos donde se produce de forma más lesiva? De forma general, podemos decir que si una persona es muy aduladora contigo, pero hay una incoherencia entre sus palabras y sus acciones para contigo… ¡Presta atención! Esta dicotomía es muy útil como señal de manipulación emocional.

Si te hace sentir que eres una persona inadecuada, miedo, culpa y te presiona, también podrías considerar estos comportamientos como señales de manipulación. Más adelante, profundizamos en los signos de manipulación emocional en la pareja, pero que también son aplicables a otros tipos de relación.

Cómo tratar a un chantajista emocional

¿Cómo responder ante un chantaje emocional? Una de las mejores maneras para gestionar a personas tóxicas y manipuladoras, es no dejarte confundir, conservar la tranquilidad y preguntar todo lo que necesites sin tener miedo. Es decir, ante una petición que te parezca desproporcionada, o cuando veas que tu interlocutor utiliza ambigüedades, plantéale si de verdad considera razonable lo que quiere y pídele precisión. 

Tómate tu tiempo, no decidas apresuradamente y, sobre todo, si te das cuenta de que sus peticiones son exageradas para ti, aprende a decir “no” y a poner límites. Tienes tus derechos, y si no sientes comodidad ante lo que te piden, ¡no tienes por qué hacerlo!

¿Qué hacer cuando la persona manipuladora es afectivamente muy cercana a ti en tu vida? Considera la posibilidad de alejarte de ella, aunque dependiendo del vínculo esto es difícil (como en el caso de chantaje emocional por parte de madre o padre). 

Por último, si crees que en tu entorno hay personas victimistas y manipuladoras y necesitas apoyo para ponerles freno (porque es inviable separarte de ellas como en el caso de la familia), pide ayuda psicológica para que sea un profesional quien te de las herramientas que necesitas. Tu autocuidado y sentirte bien son esenciales.

chantaje emocional en la pareja
Foto Alena Darmel (Pexels)

Chantaje emocional en la pareja

Cuando una persona es manipuladora, bien sea por inseguridad, por tener una personalidad egocéntrica y narcisista etc., esto afecta a todas las personas de su entorno en mayor o menor medida, y claro, la pareja no queda fuera. 

Estos perfiles tratan de dominar la relación amorosa, absorber la vida de la otra parte, siempre quieren tener la razón...y acaban provocando serios problemas de pareja.

Señales de que tu pareja te manipula

Algunos signos de una pareja manipuladora:

  • Gaslighting: mentiras (en su versión más extrema, mitomanía) y culpabilidad.
  • Se niega al compromiso.
  • Tiene conductas pasivo-agresivas, que pueden incluir dejar de hablar.
  • Altibajos emocionales extremos que impactan en la relación.
  • Trata de aislarte de tus familiares y amistades.
  • Daña adrede tu autoestima y confianza con comentarios y bromas hirientes.
  • Te presiona para que tomes decisiones rápidas.
  • Te oculta información.

Cuando un vínculo amoroso se rompe, puede continuar el chantaje emocional por parte de la ex pareja. Un triste ejemplo es amenazar a la otra persona con quitarle la custodia de los hijos si no se accede a determinadas peticiones (en realidad, solo el juzgado concede o quita custodias, pero la persona chantajista hablará como si dependiera de ella).

Chantaje emocional familiar

La familia, como avanzábamos, no queda fuera del chantaje: hijos manipuladores, madres manipuladoras, padres ancianos manipuladores... de hecho, podemos ser chantajistas desde la más tierna infancia, aunque sea de manera poco elaborada. ¿Te suenan algunas de estas frases?: “Pues si no me lo compras ya no te quiero”, “Si vamos al parque luego me portaré bien en casa”... esto también es manipular.

Al crecer, los ejemplos cambian y también la manipulación de hijos hacia padres en especial el chantaje emocional de adolescentes.  Cuando desean algo y la argumentación no funciona, pueden hacer uso de toda serie de tácticas de extorsión emocional para que los padres cambien de opinión o incluso encerrarse en sí mismos y volverse impenetrables, a modo de castigo. 

Muchos padres se quejan de que sus hijos utilizan el chantaje emocional para conseguir lo que quieren pero, en ocasiones, son ellos quienes chantajean emocionalmente a sus hijos para tener más control sobre ellos. 

El chantaje emocional en la familia se da al anunciar, o al hacer algo, que a la otra persona no le gusta, “¡Yo, que te di la vida, que me he sacrificado por ti, que no he querido que te faltara nunca de nada y me lo agradeces así” o “Nunca imaginé que mi hija, ¡mi propia hija!, me haría algo así” son frases donde se reconoce el chantaje emocional de una madre al escuchar o ver un comportamiento que no es el que ella desea.

Otro chantaje emocional de padres a hijos se da cuando estos últimos son recriminados por perderse un evento familiar al que siempre asistían y dejan de hacerlo por acudir a otro lugar. Algunas de las frases de manipulación emocional que escucharán: “Bueno, pues ve a la tuya, el resto ya nos apañaremos sin ti”, “Ya vemos que está antes otra gente que la propia familia”. Esto hará que los hijos se sientan egoístas por querer hacer algo que les gusta en lugar de permanecer con la familia.   

En todas las etapas de la vida puede producirse la manipulación, empezábamos con la infancia y acabamos con la vejez. También es habitual el chantaje emocional de los padres mayores, por ejemplo, ante lo que consideran pocas visitas familiares por parte de sus hijos etc., y pronuncian frases como: “ Bueno, iros, si me pasa algo pues… no sé”.

Conclusiones

Las personas manipuladoras suelen actuar guiadas por el miedo a perder a la otra persona, al rechazo, al abandono y chantajear emocionalmente a alguien puede ser una manifestación de inseguridad personal, falta de autoconfianza y baja autoestima

Por otro lado, el chantaje emocional prolongado en el tiempo puede tener consecuencias muy negativas en la vida de la persona que lo sufre y que convive con el miedo, la culpa y la inseguridad que le provoca.

Si te reconoces en alguna de las dos caras del chantaje emocional, es importante pedir ayuda psicológica para empezar a cuidar de tu bienestar mental.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Síndrome de Noé: la acumulación compulsiva de animales

Esquizofrenia: qué es, síntomas, causas y tratamientos

Mujeres y sexo: la sexualidad femenina

lee todos los artículos