Relaciones de pareja

Relaciones tóxicas: qué son, cómo reconocerlas y cómo salir de ellas

logo-buencocobuencoco- servicio del psicologia online
Buencoco
Servicio de psicología online
Publicado en
7/21/2022

Si comparáramos las búsquedas en Google de hace unos años con las actuales sobre la toxicidad en las relaciones y cómo subsanarlas o salir de ellas, nos sorprendería. Ahora, hay mayor conocimiento y conciencia sobre los mitos del amor romántico e incondicional y eso hace que nos cuestionemos cómo son los vínculos que establecemos "¿Son sanas o tóxicas las relaciones que establezco?" y si queremos o no estar en ellas. 

Pero, a parte de un término muy popular en los últimos años, ¿qué significa una relación tóxica?, ¿hay banderas rojas que avisan?, ¿qué hacer cuando una relación se vuelve tóxica y cómo salir de ella? En este artículo trataremos de aportar claridad a este tema.

Qué es una relación tóxica: definición

Los términos persona y pareja tóxica fueron acuñados por Liliam Glass en un libro publicado en 1995. En él se hacía referencia a parejas en las que no hay apoyo ni respeto, y en las que en los conflictos una de las partes busca quedar por encima de la otra.

Así que, una posible definición de relación tóxica sería: cualquier relación entre personas que no se apoyan mutuamente, en la que hay conflicto y uno intenta socavar al otro, en la que hay competencia, en la que hay falta de respeto y cohesión. 

Son relaciones disfuncionales en las que se crean dinámicas que son mentalmente y emocionalmente perjudiciales para uno o ambos miembros del vínculo. Se convierten en agotadoras, hasta el punto en que los momentos negativos superan a los positivos.

Aunque en el ámbito más popular en el que se dan este tipo de relaciones sea en las parejas, es importante saber que las relaciones tóxicas pueden darse en cualquier terreno: laboral,  amistoso e incluso familiar.

relacion sana y toxica
Fotografía de Yan Krukov (Pexels)

Relación sana frente a relación tóxica

Una relación sana se construye sobre la base de la confianza, el respeto mutuo y la comunicación saludable. En ella, los miembros se sienten valorados y cómodos expresando sin miedo sus emociones, frustraciones e inquietudes. Se respetan los objetivos personales y profesionales de la otra parte y la necesidad de pasar tiempo con otras personas o a solas. 

Sin embargo, una relación tóxica no se construye sobre estos pilares. En ella, alguna de las partes, o ambas, se muestran posesivas y no expresan las necesidades propias por miedo a que eso sea perjudicial para la relación. Sin confianza aparece el miedo y la amenaza de que la otra persona tenga otras relaciones con amistades y familia. 

En algunos casos, aparece la vigilancia de la comunicación en móviles o correos electrónicos y, además, la comunicación entre ambos puede llegar a ser agresiva, manipuladora o intimidante. 

Otra característica de las relaciones tóxicas es que haya un sentimiento de incomprensión, incluso de humillación en alguno de los miembros de la pareja.

Cómo son las personas tóxicas en las relaciones de pareja

Las personas tóxicas son egocéntricas, están centradas en sí mismas, necesitan ser el centro de atención, creen que su opinión es la más importante y necesitan una validación constante. También tienen un espíritu victimista, por eso culpan a los demás de lo malo que les ocurre. Menosprecian, o dan poca importancia, a aquellas personas que no consideran a su altura y minimizan los éxitos de los demás.

Pero ¡ojo! porque también pueden ser personas carismáticas y encantadoras con quienes creen que les pueden servir de utilidad, bien sea por su conocimiento o por su estatus.

Encuentra psicólogo para sanar tus emociones

Rellena el cuestionario

Parejas tóxicas: cuando el amor duele

¿Es el amor suficiente para tener una relación armoniosa y saludable? No, el amor no basta. ¿Cuántas personas son infelices porque tienen al lado a alguien que dice amarlas pero solo ofrece sospechas, celos, temores...? A continuación, hablamos de relaciones tóxicas de pareja. 

Los motivos por los que las personas caen en relaciones tóxicas pueden ser muchos. A veces, por miedo a la soledad se está en un vínculo que no es sano, por ese mismo miedo no se ponen límites desde el principio de la relación a aquellas conductas que son tolerables y a aquellas que no...y luego ya es tarde. Otras, por inseguridad, se crean dependencias emocionales y se pone la propia felicidad en manos de los demás.

¿Cómo saber si una relación es tóxica? 

Entre las actitudes tóxicas y dinámicas que se dan en las parejas tóxicas está el control y la falta de respeto, que puede ir en ambas direcciones o bien hay una parte que ejerce control y otra que sufre dependencia.

Algunas características de las relaciones tóxicas de pareja:

  • Una o ambas personas, en un "acto de amor", dejan de lado su vida social, sus intereses y sus hobbies para volcarse pura y exclusivamente en la relación. En el caso de que solo una de las partes pierda autonomía para centrarse en la pareja puede provocar el agobio de la otra persona y hacerla a sus ojos menos atractiva e interesante. 
  • El amor tóxico es posesivo. Por eso cuando está presente en una pareja hay celos, falta de libertad y control excesivo. Una de las partes, o ambas, necesitan tener controlada a la otra en todo momento y saber qué hace, dónde va y con quién.
  • En un vínculo tóxico, un miembro de la pareja puede intentar cambiar al otro, por ejemplo en el tema físico (la forma de vestir, el uso de maquillaje...), aunque pueden ser otros aspectos, y en lugar de aceptarlos, se exige que el otro los cambie.
  • No hay una buena comunicación, se siente que no se puede hablar con la otra persona.

Si te preguntas cómo saber si tu relación es tóxica, si tienes dudas sobre si estás con la persona adecuada, si quienes te quieren no entienden por qué sigues con esa persona, si es un amor que duele y que hace sufrir... ahí tienes la respuesta.

¿Cómo saber si soy una persona tóxica para mi pareja?

No siempre son los otros el problema. En ocasiones, somos nosotros las personas tóxicas de la pareja. ¿Reconoces alguna de las dinámicas del punto anterior como tuya?

Si echas la vista atrás y tu currículum amoroso es una relación de vínculos tóxicos puede ocurrir una de estas dos cosas: o no sabes cómo detectar una pareja tóxica y caes siempre en lo mismo, o la parte tóxica de la relación eres tú

En cualquier caso es conveniente que te plantees ir al psicólogo para ver qué ocurre y cómo solucionarlo.

Señales de que tú eres la parte tóxica de tu relación:

⦁ Siempre tienes razón y quieres quedar por encima en cualquier discusión.

⦁ No le dejas espacio ni libertad a la otra persona.

⦁ En realidad, sabes que la relación no funciona, pero no la cortas.

⦁ Tú y tus necesidades son lo más importante.

⦁ O las cosas se hacen a tu manera o te pones de morros.

⦁ Cuando hay un problema le das la vuelta a la tortilla para que la otra parte sea la culpable.

que es una relacion toxica
Fotografía de Alena Damel (Pexels)

Fases de una relación tóxica 

¿Quién se metería en una relación tóxica a sabiendas? A nadie le gusta estar con alguien que le hace sentir inferior, que no le muestra respeto, que le trata mal, que pretende cambiarle o incluso alejarle de amistades y familia. 

Pero una persona con un comportamiento tóxico no se presenta como tal de buenas a primeras. En ocasiones, las señales de una pareja tóxica son muy sutiles y en la fase de enamoramiento es fácil que pasen desapercibidas.

Idealización

El amor es ciego... ¿te suena? El enamoramiento nos despierta emociones y sensaciones placenteras y es fácil estar en una nube desde la que justificar algunos comportamientos. Alguien del entorno señaló algún comentario, actitud negativa o desplante hacia ti por parte de "tu media naranja", pero... tú sabes que no fue con intención, además, no conocen realmente a esa persona como tú...

Devaluación

La relación ha avanzado y te has metido de lleno. Ya no estás en una nube, ahora caminas por un lugar en el que ir sorteando arenas movedizas porque cualquier cosa que digas o hagas puede estar mal y hacer que tu pareja se enfade. Habrá quienes opten por evitar el conflicto relegando sus necesidades y habrá quienes practiquen la misma hostilidad que reciben. La esperanza de que las cosas cambien y se arreglen, o el miedo al abandono, a la soledad, o quizás la falta de autoestima etc., hacen que se permanezca en la relación.

Explosión 

Ha pasado ya un tiempo, quizás años, y las dinámicas no han cambiado. La relación no se arregla. Se ha invertido esfuerzo y tiempo, pero el amor no todo lo puede (es un mito)... ¿Y ahora?

Reconciliación y reinicio del ciclo o punto final

Llegado este momento, una de las partes puede sentir remordimientos y culpa; la otra arrepentimiento y, a pesar del desgaste, no se suelta la relación tóxica y se decide continuar adelante. Pero si no se busca ayuda para ver si es posible reconducir realmente la situación el ciclo se reiniciará, por eso hay parejas atrapadas en vínculos aunque no sean sanos.

En otros casos, una de las partes decidirá poner punto final y saldrá de la que ha sido una relación disfuncional.

Cuida de tu bienestar emocional

¡Quiero empezar ya!

Señales de que estás en una relación tóxica

¿Cómo es una relación tóxica? ¡Ojo a las banderas rojas!

Cuando el mar está bravo o el agua no está en buenas condiciones, ¿cómo se señaliza? Con una bandera roja. En una relación también hay que prestar atención a esas señales, veamos algunas características de una pareja tóxica:

Falta de apoyo

Las relaciones sanas se basan en el deseo mutuo de que el otro tenga éxito en todos los ámbitos de la vida. Sin embargo, cuando una relación es tóxica, cada resultado se convierte en una competición. 

Control, desconfianza y celos

A veces, una persona insegura parece estar muy atenta al principio de la relación con la otra y le dedica mucho tiempo, pero detrás de toda esa atención puede haber un tema de desconfianza y control. 

Preguntar siempre dónde está la otra persona, enfadarse si no responde inmediatamente a los mensajes o si quiere pasar tiempo con otras personas, son actitudes que contribuyen a la toxicidad de la pareja. 

El control también puede expresarse a través de la manipulación emocional, cuando un miembro de la pareja controla (más o menos conscientemente) al otro para conseguir sus propios fines: "Si me quisieras, lo harías" es una de las frases utilizadas por parejas tóxicas.

Comunicación tóxica

En lugar de un trato amable, el sarcasmo, la crítica o la hostilidad son comunes en la comunicación. En estos casos, puede que una de las partes calle sus problemas o evite plantear temas para no causar tensión. En otros casos, la comunicación se vuelve ambigua, o se produce el gaslighting (una manipulación psicológica en la que una parte trata de modificar la percepción de la realidad que tiene la otra persona).

Estrés constante

Todas las relaciones pasan por momentos de tensión, pero encontrarse habitualmente al límite es un indicador de que algo va mal. 

Ignora las necesidades

Una cosa es la sintonía entre dos personas y otra el hecho de seguir la corriente de lo que la pareja quiere hacer, incluso cuando va en contra de los propios deseos. Este es otro de los  síntomas de toxicidad en la pareja. 

⦁ Se pierden otras relaciones 

Se deja de pasar tiempo con amigos y familiares, ya sea para evitar conflictos con la pareja o para no tener que dar explicaciones sobre lo que ocurre en la relación. Si te das cuenta de que tu tiempo libre se centra exclusivamente en tu pareja...cuidado.

Justificar constantemente las acciones de la pareja

Otra de las señales de una relación tóxica es justificar todo lo que dice o hace la pareja aunque en el fondo no se esté de acuerdo con ello.

Piensa que en una relación tóxica hay síntomas claves: si en lugar de aportar alegría lo que hace sentir, de forma habitual, es tristeza, ansiedad, agotamiento...probablemente estás en una relación de pareja tóxica.

fases de una relación tóxica
Fotografía de Mart Production (Pexels)

Frases tóxicas en una relación

Cuando nos comunicamos podemos emitir frases tóxicas, con o sin intención, pero que dañan a la otra parte, así que con el fin de mantener una relación sana deberíamos evitar:

Comparaciones: "Podrías parecerte un poco más a...", "Ojalá fueras como..." 

Absolutismos: "Jamás me escuchas", "Nunca me haces caso", "Siempre me haces quedar mal".

Recriminaciones: "Pues tú una vez hiciste lo mismo" y sacar temas que poco tienen que ver con la discusión del momento.

Chantaje emocional: " Si me quisieras lo harías".

Amenazas: " Tú sigue así que un día de estos me voy..."

Control: "¿Por qué no pones una foto de los dos en tu perfil?", "¿Por qué te has arreglado tanto? Al natural estás mejor", "No entiendo que tengas que quedar tanto con tu familia/amistades".

Relación tóxica: TEST

El primer paso para tomar conciencia y saber si estás en una relación tóxica es hacerte preguntas, estas son herramientas capaces de generar posibilidades de cambio. 

Si experimentas dudas, sentimientos encontrados, tristeza o sufrimiento, para y date la oportunidad de cuestionar la relación que tienes contigo y la que tienes con tu pareja. 

¿Tengo una relación tóxica o sana? Test para saber si estás en una relación tóxica:

⦁ ¿Sientes que tu relación es un "ni contigo ni sin ti"? No puedes vivir sin tu pareja, pero al mismo tiempo no eres feliz en la relación.

⦁ ¿Tu pareja te incentiva a seguir adelante con tus proyectos personales o los hace de menos? 

⦁ ¿Tu pareja te critica todo y tienes la sensación de que no haces nada bien?

⦁ ¿Desde que estás en esta relación te has alejado de tus amigos y familiares?

⦁ ¿Tus gustos y aficiones son objeto de burla por parte de tu pareja o los respeta? 

⦁ ¿ Sientes que utiliza el chantaje emocional para conseguir lo que quiere?

⦁ ¿Pide explicaciones de qué has hecho, con quién has estado o dónde has ido?

⦁ ¿Toma decisiones que os afectan a los dos sin pedir tu opinión o sin informarte?

Decir adiós a una relación tóxica es complicado, así que presta atención a tus respuestas porque hacerse preguntas también puede desatar el mecanismo de la justificación y la culpa, lo que no llevará a pensar en soluciones. Pensamientos como: "No estoy haciendo lo suficiente", "Sé lo que debería hacer, pero no tengo fuerzas", "Sé que me hace daño, pero no es su culpa"...

A menudo, quienes están en una relación tóxica se distancian de los demás, bien porque se vuelcan en el vínculo o bien porque tienen pensamientos como: "Es que los demás no lo entienden", "He intentado buscar ayuda pero me dicen cosas que ya sé"...

Si te ves reflejado en estas situaciones ir a un psicólogo puede ayudarte a que encuentres respuestas a muchas preguntas:

  • ¿Cómo identificar una relación de pareja tóxica?
  • ¿Una relación tóxica puede cambiar?
  • ¿Cómo desintoxicarse de una relación tóxica?
  • ¿Por qué me relaciono con personas tóxicas? 
  • ¿Cómo desengancharse de una relación tóxica?
  • ¿Cómo olvidar relaciones tóxicas de pareja?

Si todo esto te resuena, busca ayuda

Quiero ayuda para mejorar

Cómo salir de una relación tóxica

¿Por qué nos aferramos a relaciones tóxicas? Porque se han creado vínculos de dependencia emocional detrás de los cuales hay miedos, inseguridades, baja autoestima, manipulación, incapacidad para ver la dimensión del problema… Además, hay una tendencia a pensar que se puede cambiar a la otra parte y a pensar que con el tiempo los problemas desaparecerán. Todo un cóctel que hace difícil salir de una relación tóxica.

Son vínculos que pueden ser adictivos y parece imposible escapar de ellos, son destructivos e increíblemente dolorosos, algunos llegan a generar un verdadero ciclo de violencia en la pareja. Por eso el hecho de plantearse preguntas como las que proponemos en el punto anterior y escuchar las propias respuestas, además de ser un primer paso, permite tener otra perspectiva. 

Lo primero es identificar el problema y dejar atrás el miedo a la soledad y a no encontrar a nadie más, y a partir de aquí empezar a trabajar en la autoestima y en fijarse nuevos objetivos.

La ayuda psicológica es una opción que sirve de apoyo en el proceso de cómo dejar una relación tóxica. A veces, sabemos que tenemos que tomar decisiones, pero no las materializamos porque nos falta determinación, fuerza y porque, lógicamente, en algunas situaciones todo resulta mucho más complicado, como por ejemplo salir de una relación tóxica cuando hay hijos de por medio, o romper otra clase de vínculos familiares. La terapia puede dar el empujón que hace falta para cortar una relación tóxica. 

como salir de una relacion toxica
Fotografía de Vlada Karpovich (Pexels)

Relación tóxica: solución

¿Cómo convertir una relación tóxica en una sana? Como decíamos al inicio, las relaciones tóxicas no se dan solo en la pareja, sino también en el terreno laboral, en el familiar...y en esos casos suele ser incluso más complicado romper con la relación tóxica generada. 

Hay que entender si es posible resolver el problema, ¿es un tema de dificultad de comunicación y cohesión? o ¿hay también control, dependencia y abuso? A partir de aquí, hay que buscar los métodos para poder gestionarlo de la mejor manera posible. 

Acudir a un psicólogo ayuda a buscar métodos para gestionar la comunicación y la cohesión, a desarrollar habilidades sociales como la asertividad, a expresar mejor los sentimientos y a poner límites.

Llegar a la raíz del problema es importante, aunque a veces, dependiendo de lo problemática que sea la relación y del daño que esté causando, la única solución de esa relación tóxica es su fin.

Cómo superar una relación tóxica 

Una vez que has encontrado la fuerza para terminar una relación tóxica, además de buscar la ayuda de un especialista, es fundamental que pongas en marcha una serie de comportamientos que eviten que vuelvas a caer en la relación:

Contacto cero

Es decir, corta todo tipo de comunicación con la otra persona. Y no nos referimos solo a dejar de verla, si no también hay que poner fin a las llamadas telefónicas, los mensajes, los correos electrónicos y las interacciones en redes sociales.

⦁ Rodéate de positividad 

Pasar tiempo con las personas adecuadas es fundamental. Rodéate de quienes te hacen sentir bien, regálate tu comida favorita o haz cualquier cosa que te haga feliz. 

Manténte firme en tu decisión

A menudo, tras una ruptura, se empieza a echar de menos a la otra parte. Esto ocurre porque para el cerebro es fácil recordar los buenos momentos de una relación y olvidar los malos. Puede parecer tentador que esa persona vuelva a tu vida, pero... recuerda que has llegado a este punto y has tomado esta decisión porque no eras feliz, y que lo has hecho para sentirte bien y mejorar tu vida.

⦁ Perdónate después de una relación tóxica 

Desengancharse de una relación tóxica y curarse también significa perdonarse a sí mismo. No te hagas reproches, pero tampoco te conviertas en una víctima. 

Permítete sentir todas tus emociones

Está permitido tener emociones encontradas al final de una relación y sentir enfado. Pero tienes que reconocer qué emociones te sirven y cuáles te bloquean. Muchas personas han tenido relaciones tóxicas amorosas, como tú, y han aprendido a perdonarse y a volver más fuertes que nunca. 

como superar una relacion toxica
Fotografía de Fernando Brasil (Unsplash)

Secuelas de una relación tóxica 

La vida después de una relación tóxica se recupera paso a paso. Probablemente se haya resentido tu autoestima y renacer te llevará tiempo, así que rodéate de gente en la que confíes. Habrá muchos días buenos y algunos malos, pero es normal.

También es natural sentir miedo a la nueva elección de pareja y la repetición de patrones tóxicos, de vivir otra historia en la que se repitan las mismas dinámicas. Incluso pasar por el llamado secuestro emocional (cuando alguien ha estado controlando tu conducta por un tiempo, después puedes sentir miedo a pensar y a actuar de forma libre).

Invierte en bienestar emocional, invierte en ti

Encuentra psicólogo ya

Conclusión: películas y libros sobre las relaciones tóxicas  

Como hemos visto, hay numerosas razones por las que se puede acabar en una relación amorosa tóxica. La literatura, la pequeña y la gran pantalla están llenas de ejemplos de vínculos poco saludables, lo peor es que en muchas ocasiones no son presentadas como tales, sino todo lo contrario.

Por ejemplo, la película adolescente A través de mi ventana, basada en el libro con el mismo título, presenta un amor romántico basado en la toxicidad y en el sufrimiento. Otras como 50 sombras de Grey, Crepúsculo... presentan relaciones como ideales del amor romántico cuando en realidad son vínculos tóxicos.

Aunque el cine también nos ha mostrado el lado más oscuro de las relaciones de pareja y  cuán tóxicas pueden llegar a ser. Algunos ejemplos de parejas tóxicas las hemos visto en Revolutionary Road, Gone Girl, Closer, Blue Valentine...

Por último, si buscas libros para salir de una relación tóxica puedes leer:

  • “Emociones tóxicas” y “Pasiones tóxicas” de Bernardo Stamateas.
  • “Relaciones Tóxicas. 10 maneras de tratar con las personas que te complican la vida” de Lillian Glass.
  • “Cuando amar demasiado es depender” de Silvia Congost.
  • “Los malos del cuento. Cómo sobrevivir entre personas tóxicas” de Espido Freire.
  • “Si duele, no es amor. Aprende a identificar y a liberarte de los amores tóxicos” de Silvia Congost.
  • “Relaciones excelentes” de Thomas Gordon.

Considera si necesitas apoyo psicológico para superar el final de una relación y tener herramientas con las que afrontar el futuro, para abandonar actitudes poco saludables, para recuperarte después de una relación tóxica ¡y da el paso! 

La psicología te ayudará en tus relaciones y en la recuperación de tu bienestar mental y emocional, los psicólogos online Buencoco pueden ayudarte y, además, con las ventajas de la terapia online.

Te pueden interesar

Sexología

Masturbación: beneficios y falsos mitos del autoerotismo

Terapia online

Cómo encontrar ayuda psicológica

Terapia online

¿Cómo es ir al psicólogo? Razones por las que ir y qué saber antes

lee todos los artículos