Bienestar 360 grados

Asertividad, una habilidad social a desarrollar

Asertividad, una habilidad social a desarrollar
logo-buencocobuencoco- servicio del psicologia online
Buencoco
Servicio de psicología online
Publicado el
18/10/2022

Un plantón, alguien que se te cuela en la cola del supermercado, un favor que te piden y, honestamente, te va fatal hacerlo... ¿Te suena? Y ante estas situaciones, ¿qué haces?, ¿eres de las personas que se traga el enfado o lo dices? Son situaciones en las que, a veces, no se dice nada por temor a crear un conflicto. 

Parece sencillo decir lo que piensas, pero la verdad es que transmitir ciertos mensajes no lo es tanto. La asertividad es esa habilidad social que te puede echar una mano en estos casos.  En este artículo, hablamos de qué es la asertividad, cómo ponerla en práctica y ponemos algunos ejemplos de asertividad.

Significado de asertividad

Según la RAE, una persona asertiva es aquella "que expresa su opinión de manera firme".

La asertividad es una forma de comunicación que permite defender tus opiniones, expresar tus pensamientos y hacer sugerencias de forma honesta, pero sin caer en un tono agresivo o pasivo en el mensaje. Es decir, respetas a las demás personas, pero respetando tus necesidades y pensamientos.

En psicología, la asertividad se define como la capacidad de utilizar un modo de comunicación adecuado al contexto relacional en el que uno se encuentra y a su objetivo. Por lo tanto, hay que ser conscientes no solo del contenido verbal del mensaje, sino también de la forma en que se expresa . 

Según las investigaciones del psicólogo Albert Mehrabian sobre los sentimientos y actitudes de las personas, se halló que en ciertas situaciones lo que se comunica tiene una importancia muy baja con respecto a lo que vemos y escuchamos. Lo detallamos:

  • La comunicación no verbal, especialmente la relacionada con la postura corporal y las expresiones faciales, influye en un 55%.
  • La comunicación paraverbal, es decir, el tono, el volumen y el ritmo de la voz, tiene una influencia del 38%.
  • Las palabras, el contenido verbal, cuentan un 7% en la recepción del mensaje transmitido. 

Estos resultados de Mehrabian han sido generalizados a todas las comunicaciones interpersonales y pareciera que en todas las situaciones un mensaje transporta su significado mediante el lenguaje corporal y otras señales no verbales y no tanto por las palabras utilizadas. 

Sin embargo, como Mehrabian ha aclarado en diversas ocasiones, esta fórmula es aplicable únicamente en conversaciones de índole emocional, en la que solo entran en juego sentimientos o actitudes y, además, surja en este proceso una incongruencia entre lo verbal y lo no verbal (primando en este caso la comunicación no verbal).

¿Cómo es una persona asertiva y qué actitud tiene? 

Las personas que tienen la habilidad de la asertividad ¿Cómo son? ¿Qué actitud tienen?

Una persona asertiva:

  • No impone las propias ideas y creencias.
  • Escucha las razones de la otra persona.
  • Siente el derecho a no estar de acuerdo y decir no.
  • Mantiene siempre una actitud de respeto hacia sí misma y hacia la persona interlocutora.

Las personas con un comportamiento asertivo:

  • Están atentas a sí mismas y a los demás, pero no se dejan influir.
  • Tienen una buena autoestima.
  • Tienen una buena capacidad de liderazgo porque su objetivo es alcanzar el éxito junto al resto.
  • Son motivadoras y no buscan dominar a las demás personas.
  • Toman decisiones autónomas y se responsabilizan de ellas.
  • Tienen confianza en sí mismas y en el resto.
  • Defienden sus propias ideas respetando las de las demás personas.
  • Buscan siempre compromisos constructivos con una actitud de respeto mutuo.
Comunicación asertiva
Fotografía de Alex Motoc (Unsplash)

La comunicación asertiva

Como ya hemos dicho, la comunicación asertiva es la forma de transmitir algo a alguien de manera honesta, pero sin herirle. La conducta asertiva se puede trabajar y mejorar poco a poco.

¿Cómo comunicar de forma asertiva?

A continuación, te presentamos algunos consejos:

  • Mirar a la persona con la que se está hablando.
  • Mantener una postura corporal abierta.
  • Controlar los propios gestos.
  • Tener en cuenta el tono de voz, que sea tranquilo, claro y congruente con el mensaje que se está dando. Dar las “gracias”, que es una palabra positiva, dicha en un tono de voz negativo no es congruente.

Buencoco, psicólogos a golpe de clic

¡Encuentra al tuyo ya!

Tipos de estilos comunicativos y asertividad

Al comunicarnos podemos hacerlo de alguna de estas tres formas:

  • Estilo pasivo

La persona antepone los deseos y los derechos de los demás a los propios.

  • Estilo agresivo

Las personas que tienen este estilo lo que hacen es anteponer sus deseos y derechos por encima de los de los demás. Además, pueden usar un lenguaje brusco o de menosprecio.

  • Estilo asertivo

Las personas buscan satisfacer sus deseos y derechos, pero sin herir a los demás.

Si quieres conocer tu grado de asertividad puedes realizar algún test, como por ejemplo el test de Rathus.

Derechos asertivos

¿Qué son los derechos asertivos? Son los derechos que defienden las necesidades de cada persona y afirman sus aspiraciones frente a las exigencias de los demás, sin manipular los ajenos ni llegar a utilizar comportamientos agresivos o reacciones defensivas.

Derechos asertivos de la persona:

  • Derecho a ser tratada con respeto y dignidad.
  • Derecho a tener y expresar las propias opiniones.
  • Derecho a pedir información y aclaraciones.
  • Derecho a decir “no” sin sentir culpa.
  • Derecho a experimentar y expresar los propios sentimientos, así como a ser el juez único de tu persona.
  • Derecho a pedir lo que se quiera.
  • Derecho a tener necesidades propias y que estas sean tan importantes como las de los demás.
  • Derecho a no satisfacer las necesidades y expectativas de otras personas y comportarse siguiendo los propios intereses.
  • Derecho a no anticiparse a los deseos y necesidades de los demás y a no tener que intuirlos.
  • Derecho a protestar cuando se reciba un trato injusto.
  • Derecho a sentir y expresar el dolor.
  • Derecho a cambiar de opinión o a cambiar la forma de actuar.
  • Derecho a elegir entre responder o no hacerlo.
  • Derecho a no tener que justificarse ante los demás.
  • Derecho a equivocarse y cometer errores.
  • Derecho a decidir qué hacer con las propiedades, cuerpo, tiempo…
  • Derecho a disfrutar y sentir placer.
  • Derecho a descansar y estar a solas cuando así se necesite.
Ejemplos de asertividad
Fotografía de Jason Godman (Unsplash)

Ejemplos de falta de asertividad y cómo mejorar

¿Cómo mejorar la asertividad? Te presentamos dos situaciones diferentes y cómo afrontarlas. Así verás algunos ejemplos de comportamiento asertivo:

  • Imagina que quedaste con alguien para acudir a un evento y llegado el momento te dice que no tiene ganas y que no acudirá.

Ejemplo de falta de asertividad: "No tienes palabra, dijiste que vendrías y en el último momento te echas atrás, eso es de impresentables".

Ejemplo de respuesta asertiva: “Entiendo que ahora no quieras ir y estás en tu derecho, pero yo ya lo he preparado todo y siento frustración porque en el último momento decides no ir conmigo".

  • Alguien quedó en entregarte un informe, un dossier etc y no lo ha hecho en la fecha prevista.

Ejemplo de falta de asertividad: "No has cumplido con lo que dijimos, quedamos en que a estas alturas ya lo tendrías y has pasado de todo".

Ejemplo de respuesta asertiva: “Entiendo que vayas mal de tiempo y que todavía no me hayas entregado el informe, pero lo necesito urgentemente para mañana”.

Si reconoces que te cuesta tener una comunicación asertiva y no te reconoces en estos ejemplos asertivos, quizás seas pasivo, agresivo o sufras frecuentes secuestros emocionales. En ambos casos, puede que esto te cause problemas en tus relaciones, así que puedes consultar con un profesional, por ejemplo, un psicólogo online Buencoco para obtener herramientas. 

En terapia una de las cosas que se suele poner en práctica es el entrenamiento asertivo. Su objetivo es enseñar a expresar mejor los sentimientos, los derechos, los deseos y a no presentar ansiedad en situaciones sociales que requieran de una comunicación firme.

Técnicas para fomentar la asertividad

Hay diferentes técnicas para poner en práctica la asertividad. A continuación, te presentamos tres dinámicas de comunicación asertiva:

  • Disco rayado: consiste en repetir en diferentes ocasiones el mensaje deseado.
  • Acuerdo: trata de no ceder ante la petición de la otra parte y negocia para llegar a una situación satisfactoria para ambas.
  • Aplazamiento: lo que hace es aplazar la respuesta por no poder atender en ese momento la petición hecha. Ejemplo: “Si me disculpas, hablamos de esto un poco más tarde, ahora estoy cansado/a”.

Ejercicios para mejorar la asertividad

Como decíamos, la asertividad se entrena y puedes cada día poner en práctica sencillos ejercicios para ser una persona más asertiva: 

  • Toma consciencia de lo que te pasa.
  • Ponte a prueba.
  • Transmite mensajes de yo en vez de mensajes tú (se trata de expresar lo que “yo” siento en relación a las acciones de la otra persona, en lugar de acusarlo).
  • Aprende a poner límites.

Una de las ventajas de ir al psicólogo, en caso de que reconozcas que necesitas ayuda en tu comunicación, es que te dará más ejercicios y herramientas para cambiar tu forma de comunicarte.

Por qué es bueno ser asertivo/a 

¿Cuál es la finalidad de la asertividad? Además de ayudarte a aumentar la autoestima y a ganarte el respeto de los demás, esta habilidad puede ayudarte a controlar el estrés y la ansiedad en el caso de que seas pasivo en tus comunicaciones y tiendas a asumir demasiadas responsabilidades porque te es difícil decir que no.

Por otro lado, si eres agresivo a la hora de transmitir tus opiniones y pensamientos puede que esto menoscabe la confianza y el respeto de otras personas hacia ti. Además de resentirse la relación, pueden tratar de evitarte.

Libros sobre la asertividad

A continuación, te dejamos algunos libros sobre la asertividad:

  • Enséñale a decir NO. Desarrolla su autoestima y asertividad para evitarle situaciones indeseables. Olga Castanyer.
  • La asertividad, expresión de una sana autoestima. Olga Castanyer Mayer.

Te pueden interesar

Ansiedad

Miedo a perder el control: cuando la ansiedad toma el mando

Crecimiento personal

Intuición, ¿hay que hacerle caso?

Relaciones y familia

El síndrome del hijo único, ¿existe?

lee todos los artículos