Relaciones de pareja

Hoovering: ¿en qué consiste esta táctica de manipulación emocional?

Hoovering: ¿en qué consiste esta táctica de manipulación emocional?
logo-buencoco
Buencoco
Servicio de psicología online

Artículo revisado por nuestra redacción clínica

Publicado el
24/11/2023

El hoovering es una estrategia de manipulación y abuso emocional que puede pasar desapercibida, pero sus efectos pueden ser profundos y duraderos. Quienes la utilizan suelen ser personas narcisistas que solo buscan satisfacer sus necesidades a cualquier precio.

En este artículo explicaremos el significado de hoovering, su relación con la personalidad narcisista, las tácticas de hoovering más utilizadas por estos individuos y algunas claves para que puedas prevenir sus efectos y actuar a tiempo.

¿Qué es el hoovering?

En psicología, “hoovering” describe un patrón de comportamiento manipulador que suele darse en el ámbito de las relaciones pasadas. Esta conducta se manifiesta cuando un excompañero sentimental, después de un período de silencio, reaparece de forma inesperada con el objetivo de restablecer contacto y ejercer influencia para reanudar la relación

En realidad, el término hoovering (o “aspirar”, que es lo que significa hoovering en español) tiene su origen en el nombre de la conocida marca estadounidense de electrodomésticos Hoover, famosa por sus aspiradoras. Esta referencia a las aspiradoras es clave para entender la esencia del hoovering. La persona que emplea esta táctica busca, de manera figurada, “succionar” o atraer nuevamente a alguien hacia una relación que se consideraba concluida.

El hoovering se manifiesta de diversas maneras, una de ellas es cuando un ex envía mensajes expresando nostalgia, importancia en su vida o sentimientos persistentes. Estos mensajes, que a menudo se expresan de una forma muy segura y convincente, son en realidad herramientas de manipulación emocional que sirven para tratar de reconstruir una relación para volver a ser protagonista de la misma.

Quienes utilizan el hoovering suelen buscan satisfacer necesidades narcisistas, como el deseo de ser deseados, ejercer control sobre la otra persona o llenar alguna carencia emocional. Esta manipulación tiende a crear una relación desequilibrada, donde una de las partes siempre resulta perjudicada. En definitiva, el objetivo principal de una persona que ejerce el hoovering es intentar reconectar con su expareja y regresar a su vida a toda costa.

Hoovering narcisista: ¿cómo actúan estas personas?

Una pregunta común que se suele plantear es: ¿cuándo vuelve el narcisista y cómo se manifiesta el hoovering? Normalmente, estos individuos suelen regresar cuando sienten que han perdido el control o la atención que antes tenían. Utilizan el hoovering como una forma de reafirmar su influencia y poder sobre sus antiguas parejas.

Las personas con tendencias narcisistas que emplean el hoovering se caracterizan por su búsqueda de dominio absoluto en sus interacciones y relaciones. Tienen una tendencia a ejercer presión y manipular a otros para satisfacer sus demandas y necesidades. Estas personas a menudo se consideran infalibles, y se guían por la creencia de que sus opiniones y métodos son superiores a los de los demás, y tienden a centrar las conversaciones en sus propias experiencias y perspectivas. 

Una persona narcisista en pareja suele ser egocéntrica y adolece de una falta de empatía hacia el otro, priorizando sus intereses y desatendiendo las consecuencias de sus acciones. Al final, lo que busca un narcisista es satisfacer su necesidad de reconocimiento constante, y cuando esto no ocurre se siente menospreciado o incluso agredido. Esto también sucede cuando tratan de volver con su ex poniendo en práctica tácticas de hoovering.

Algunos ejemplos de hoovering narcisista pueden incluir actos de aparente bondad o muestras de afecto repentinas y sin ninguna justificación. Además, existen varios tipos de hoovering narcisista. Algunos pueden ser más directos, como contactar con la expareja para "ver cómo está", mientras que otros pueden ser más sutiles, como compartir recuerdos nostálgicos en redes sociales, algo habitual en personas con narcisismo encubierto.

Reconocer estos tipos de hoovering es esencial para entender qué es y cómo protegerse de sus efectos perjudiciales.

El hoovering es propio de narcisistas
Foto de RDNE Stock project (Pexels)

10 tácticas comunes de hoovering

El hoovering no siempre es fácil de identificar, especialmente porque los reencuentros entre exparejas pueden ser bastante comunes. Ahora bien, este fenómeno es particularmente prevalente entre personas con rasgos narcisistas y, por este motivo, es importante saber reconocer los signos de esta personalidad en una expareja.

A continuación, presentamos algunas señales clave a tener en cuenta.

  • Promesas de cambio: una táctica frecuente es la promesa de cambios significativos en su comportamiento o en la relación. Estas promesas suelen ser grandiosas y están pensadas para convencerte de que la relación será diferente, apelando a tu esperanza y a los buenos momentos compartidos.
  • Reaparición inesperada: una señal clásica de hoovering es cuando tu ex reaparece sorpresivamente después de un largo período sin hablar. Los mensajes suelen ser nostálgicos y directos, y buscan reavivar emociones y reconectar contigo.
  • Muestras de arrepentimiento: tu ex puede intentar convencerte de su arrepentimiento, a pesar de no haber mostrado remordimientos previamente en ningún momento. Este supuesto arrepentimiento puede manifestarse de manera convincente, tanto en encuentros personales como en mensajes por teléfono o redes sociales.

  • Declaraciones de amor: es probable que tu ex comience a expresar su amor de manera repentina y directa, una táctica que a menudo se solapa con el concepto de love bombing: un bombardeo de afecto y promesas, frecuentemente acompañado de grandes gestos y promesas de un futuro juntos o recuerdos de planes no concretados, todo con el fin de engancharte nuevamente a la relación.

  • Contacto con tus seres cercanos: quien practica hoovering puede intentar acercarse a ti a través de tus amigos y familiares, restableciendo contacto con ellos y dejando entrever sus intenciones de reconciliación.
  • Pretender que todo sigue igual: esta táctica implica retomar la comunicación como si los problemas previos en la relación de pareja o el abuso emocional no hubieran existido. Al minimizar o ignorar los conflictos pasados, el manipulador intenta hacer que dudes de tu propia percepción de la relación, una forma clásica de gaslighting.
  • Amenazas de autolesión: en caso de que sus intentos de manipulación no tengan éxito, pueden recurrir a amenazas de autolesión para presionarte a reanudar la relación.
  • Victimización: esta es una estrategia habitual, donde tu ex puede intentar presentarse como la parte agraviada, cambiando el relato para hacerte sentir culpable y responsable de su bienestar.
  • Chantaje con regalos: pueden enviarte regalos no solicitados y ostentosos, con el objetivo de hacerte sentir en deuda y de que sean visibles para tu entorno.
  • Pedir ayuda o apoyo: después de establecer contacto y tejer su red de manipulación, pueden pedirte ayuda para situaciones urgentes o problemas personales, asumiendo el papel de persona vulnerable.

En ocasiones, pueden cambiar las tornas y se produce un fenómeno conocido como hoovering inverso que consiste en intentar atraer o influir sobre el manipulador original, a menudo utilizando tácticas similares de manipulación emocional. Por ejemplo, una persona que previamente fue objeto de hoovering por parte de una expareja narcisista, podría intentar reconectar con el ex, usando mensajes nostálgicos o promesas de cambio, en un intento de revertir los roles de poder en la relación.

¿Cómo hacer frente al hoovering y la manipulación narcisista?

El hoovering puede comenzar de manera sutil con mensajes que parecen inofensivos, pero puede intensificarse hasta convertirse en un acoso constante. La estrategia más efectiva es no responder. Establecer límites claros y firmes es esencial para prevenir el sufrimiento emocional. Es crucial atender a tu intuición y a esas señales internas que indican que algo no está bien. Recuerda siempre que el amor verdadero no debe causar dolor.

Frente a la manipulación narcisista es vital recordar las razones que te llevaron a terminar la relación. Al enfrentar algún intento de hoovering es importante no olvidar los motivos que te impulsaron a alejarte de esas relaciones tóxicas. Mantenerse alejado de personas que han demostrado ser dañinas es crucial para tu bienestar emocional.

Además, es recomendable buscar apoyo psicológico profesional como el de un psicólogo online. La psicoterapia puede proporcionarte herramientas y estrategias para manejar y entender mejor la situación, ayudándote a fortalecer tu resiliencia emocional y a tomar decisiones más saludables para tu vida. 

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Conociendo la psicología positiva

¿Qué es la vigorexia y por qué no se debe subestimar?

Cada cuánto ir al psicólogo y cuántas sesiones de psicología son necesarias

lee todos los artículos