Trastornos mentales

Personalidad narcisista: cómo afecta nuestras relaciones y bienestar

Personalidad narcisista: cómo afecta nuestras relaciones y bienestar
logo-buencoco
Buencoco
Servicio de psicología online

Artículo revisado por nuestra redacción clínica

Publicado el
4/9/2023

En un mundo donde las redes sociales a menudo fomentan la auto exaltación y la competencia, el término "narcisista" cada vez se usa más para describir a personas que parecen estar obsesionadas consigo mismas. Pero ¿qué significa ser narcisista? ¿Se trata simplemente de tener un amor saludable por uno mismo o hay implicaciones más profundas y preocupantes detrás de este término?

El narcisismo, en su forma más extrema, es un trastorno de la personalidad que puede tener un impacto significativo en la vida de una persona y en la de quienes le rodean. En este artículo, hablamos de este trastorno en profundidad, desde sus orígenes en la mitología griega hasta sus manifestaciones en la vida cotidiana y de cómo afecta a las relaciones interpersonales. 

Si alguna vez te has preguntado si tú o alguien que conoces podría ser narcisista, o simplemente quieres entender mejor este trastorno tan complejo, ¡sigue leyendo!

Qué es el narcisismo: definición y origen del término

El término "narcisismo" tiene sus raíces en la mitología griega, específicamente en el mito de Narciso. Narciso era un joven de una belleza extraordinaria que rechazaba a todos los que se enamoraban de él. Un día, mientras se inclinaba sobre un estanque para beber agua, vio su propio reflejo en la superficie del agua y… ¡de repente ya estaba enamorado de sí mismo perdidamente! Incapaz de apartar la vista de su propia imagen, Narciso se quedó allí hasta su muerte, lo que llevó a los dioses a transformarlo en la flor que lleva su nombre.

Este mito ilustra la idea central del narcisismo, que es una fascinación excesiva con uno mismo o con la propia imagen. Entonces, ¿qué significa ser narcisista desde un punto de vista etimológico? La palabra “narcisista” combina el nombre “Narciso” con el sufijo “-ista”, que indica una persona asociada con una creencia o práctica particular.

En psicología, hablamos de narcisismo para referirnos a un patrón de comportamiento caracterizado por una autoestima inflada, una necesidad excesiva de admiración y una falta de empatía hacia los demás. Lo que quiere decir narcisista en términos psicológicos es el hecho de tener una valoración exagerada de la propia importancia, creer que se es especial y único, y tener una necesidad constante de adulación y validación de los demás.

Ahora bien, no hay que confundir entre la definición de narcisista y la definición de narcisismo. El narcisismo es el término utilizado para describir el patrón de conducta narcisista, mientras que narcisista es el término utilizado para describir a una persona que exhibe este patrón de conducta.

Resumiendo:

  • Definición de qué es ser narcisista: ser narcisista significa tener un patrón persistente de grandiosidad, una necesidad constante de admiración y una falta de empatía hacia los demás, lo que afecta significativamente las relaciones interpersonales y el funcionamiento diario.

  • Definición de qué es el narcisismo: es un rasgo de la personalidad caracterizado por un sentido inflado de importancia, una profunda necesidad de atención y admiración excesiva, y una falta de empatía hacia los demás.

Aclarado el significado de qué es ser narcisista y de lo que significa narcisismo, hay que señalar que estas características que hemos descrito son relativamente comunes. Entonces ¿somos todos narcisistas? ¿Hay un narcisismo “bueno” y otro “malo”? En realidad, el narcisismo es un espectro. Como veremos a continuación, hay narcisismos más leves o benignos y narcisismo patológicos como el trastorno narcisista de la personalidad.

Diferencia entre narcisismo sano y patológico

El narcisismo es un rasgo de la personalidad que todos poseemos en mayor o menor grado. En su forma “benigna”, el narcisismo no nos impide establecer relaciones interpersonales saludables, a pesar de la necesidad de admiración y validación. Sin embargo, cuando el narcisismo se vuelve excesivo, puede convertirse en patológico y causar problemas significativos en la vida de una persona.

El narcisismo patológico se caracteriza por una inflación extrema del yo, una necesidad excesiva de admiración y validación de los demás, y una falta de empatía hacia el resto de personas. Un narcisista patológico se ve a sí mismo como superior a los demás y tiene una sensación exagerada de su propia importancia. Esto puede llevar a comportamientos de manipulación narcisista.

En contraste, el narcisismo psicópata o psicopatía narcisista se refiere a una combinación de rasgos de personalidad narcisista y rasgos psicopáticos. Un psicópata narcisista manipulador tiende a exhibir una falta de remordimientos o culpa, una falta de empatía hacia los demás, y un patrón de comportamiento manipulador y explotador. Esto puede llevar a comportamientos de perversidad narcisista, donde el individuo puede involucrarse en actos de crueldad y manipulación, a menudo disfrutando del dolor o la angustia que causa a los demás. 

Los narcisistas perversos suelen mostrar una falta de remordimientos o culpa por sus acciones, y pueden justificar o racionalizar su comportamiento a través de la disonancia cognitiva narcisista, un mecanismo de defensa que les permite mantener una imagen positiva de sí mismos mientras ignoran o minimizan el impacto negativo de sus acciones en los demás. Un apunte: es importante entender la diferencia entre psicópata y narcisista. Mientras que un psicópata puede ser un narcisista manipulador, no todos los narcisistas manipuladores son psicópatas. 

Otro término relacionado es el de sociópata narcisista. La sociopatía es similar a la psicopatía, pero se asocia más comúnmente con un comportamiento antisocial y una falta de respeto por las normas sociales. Un sociópata narcisista exhibirá rasgos tanto de sociopatía como de narcisismo.

En resumen, el narcisismo es un espectro que va desde lo más leve o benigno hasta lo más patológico y perjudicial. A continuación, hablaremos de esta última forma de narcisismo que se manifiesta en el trastorno narcisista de la personalidad.


Características de una persona narcisista

Hay quien no sabe qué es una persona narcisista hasta que no sufre en sus propias carnes los comportamientos asociados a este trastorno de la personalidad. A continuación, se describen algunas de las características de un narcisista y los síntomas asociados con el trastorno de la personalidad narcisista.

  • Grandiosidad: las personas con trastorno narcisista de la personalidad tienen un sentido exagerado de su propia importancia y creen que son superiores a los demás. Esto se refleja en su actitud narcisista y en su comportamiento, que suele ser arrogante y pretencioso.

  • Necesidad de admiración: los narcisistas tienen una necesidad constante de admiración y validación de los demás. Buscan constantemente elogios y reconocimiento, y se sienten heridos o menospreciados cuando no reciben lo que esperan o cuando el narcisista no te puede controlar (esto produce lo que se conoce como una herida narcisista).

  • Falta de empatía: una de las características del narcisista más notable es la falta de empatía hacia los demás. Las personas con trastorno de personalidad narcisista son más insensibles a las necesidades y sentimientos de los demás y pueden ser despectivas o desconsideradas.

  • Fantasías de éxito, poder o belleza: los narcisistas tienden a verse a sí mismos como extremadamente exitosos, poderosos o atractivos, incluso si esto no se corresponde con la realidad. Estas fantasías les ayudan a mantener su autoestima inflada. En ocasiones, pueden volverse auténticos mentirosos patológicos con el objetivo de manipular al otro.

  • Creencia de ser especial y único: alguien que es narcisista siente que es único y especial, y que solo puede ser comprendido por otras personas tan especiales o de alto estatus como él. De hecho, lo peor que le puedes decir a un narcisista es que es igual que todos los demás, y que su punto de vista o necesidades no son más importantes o valiosas que las de cualquier otra persona.

  • Expectativa de trato especial: los narcisistas esperan recibir un trato especial de los demás y creen que tienen derecho a ello. Esto puede manifestarse en expectativas poco realistas de favores y de trato preferencial.

  • Explotación de los demás: las personas con trastorno de personalidad narcisista tienden a explotar a los demás para lograr sus propios fines. Esto puede manifestarse en comportamientos manipuladores y en la toma de ventaja de los demás sin tener en cuenta sus sentimientos o necesidades.

  • Envidia y creencia de que los demás son envidiosos: los narcisistas tienen tendencia a sentir envidia de los demás y creen que los demás también les envidian. Esto puede llevar a sentimientos de resentimiento y hostilidad hacia los demás.

  • Actitud arrogante o altiva: las personas con trastorno de personalidad narcisista suelen mostrar una actitud arrogante o altiva. Pueden ser condescendientes y despreciativos hacia los demás.

En realidad, todos podemos exhibir algunos de estos rasgos narcisistas en algún momento de nuestras vidas. Sin embargo, para que se diagnostique un trastorno de personalidad narcisista, estos rasgos y comportamientos tienen que ser persistentes y lo suficientemente graves como para causar problemas significativos en la vida de la persona.

Además, las personas con trastorno de personalidad narcisista a menudo no son conscientes de su propio comportamiento y de cómo afecta a los demás. Pueden no reconocer que tienen un problema y pueden resistirse a buscar ayuda. Esto se debe a que su autoestima inflada y su falta de empatía les impiden ver las cosas desde el punto de vista de los demás.

Dicen que los narcisistas no besan a otros... ¿y a sí mismos?
Foto de Polina Kovaleva (Pexels)

¿Cómo saber si eres narcisista? Test narcisismo

Si es cierto que las personas con trastorno de personalidad narcisista no siempre son conscientes de ello, la pregunta surge espontánea: ¿cómo puedo saber si soy narcisista? 

Si sospechas que tú o alguien cercano podría ser narcisista o tener un trastorno de personalidad narcisista, es crucial buscar ayuda profesional para obtener un diagnóstico preciso..

Existen varios cuestionarios y test que pueden ayudar a evaluar la presencia y la gravedad de los síntomas de este trastorno. El test de narcisismo más conocido es el Inventario de Personalidad Narcisista (NPI), que es un cuestionario de autoinforme que evalúa varios aspectos del narcisismo y que suele utilizarse en la práctica clínica.

Además, hay otras pruebas online más informales que pueden ayudarte, en cierto modo, a saber si tienes rasgos narcisistas, para saber si una persona narcisista está abusando de ti o incluso para saber si nuestra madre puede ser narcisista. Sea como fuere, no olvides que estos test no tienen ninguna validez científica y son meramente informativos.

Diferencia entre un hombre narcisista y una mujer narcisista

Aunque el trastorno de personalidad narcisista afecta tanto a hombres como a mujeres, existen diferencias en la manifestación de este trastorno según el género. Según un metanálisis de Grijalva et. al (2015), los hombres tienden a ser más narcisistas que las mujeres y son más propensos a exhibir comportamientos agresivos y a tener problemas con la autoridad.

La personalidad narcisista en hombres también incluye una mayor propensión a la exageración de los logros y habilidades. Por otro lado, el estudio deja claro que para entender cómo actúa una mujer narcisista hay que atender a las conductas de búsqueda de atención y validación ajena. Además, según la investigación, las mujeres narcisistas también son más sensibles a la crítica.

Cómplices y víctimas del narcisista

Las personas narcisistas suelen rodearse de individuos que les brindan la admiración y validación que anhelan. Estos “cómplices”, también denominados “monos voladores del narcisista” en el argot popular, suelen ser personas que tienen baja autoestima y que buscan la aprobación. A cambio, el narcisista les proporciona una sensación de importancia y valor. Sin embargo, esta relación suele ser tóxica y unidireccional, con el narcisista explotando y manipulando a su cómplice para satisfacer sus propias necesidades.

Otro tipo de personas que pueden terminar actuando como cómplices o víctimas y siendo manipuladas por los narcisistas con las PAS o personas altamente sensibles, ya que esta sensibilidad extrema les lleva a actuar con un exceso de empatía y confianza que facilita esa manipulación y control ejercido por el narcisista.

Escuchar y leer testimonios de víctimas de narcisistas puede ayudar a entender mejor el impacto que un narcisista perverso tiene en las personas con las que se relaciona.

Tipos de narcisismo

Aunque a menudo pensamos en el narcisismo como un solo tipo, en realidad se pueden distinguir varios tipos de narcisismo. Es importante señalar que la tipología que se describe a continuación no está reconocida oficialmente en los manuales diagnósticos ni por la comunidad científica, pero es una de las más conocidas popularmente.

  • Narcisismo grandioso o exhibicionista: este es el tipo de narcisismo más conocido y se caracteriza por comportamientos arrogantes, una necesidad extrema de admiración y una falta de empatía hacia los demás. Las personas con este tipo de narcisismo suelen verse a sí mismas como superiores a los demás y tienen un sentido inflado de su propia importancia.

  • Narcisismo encubierto o vulnerable: los narcisistas encubiertos no demuestran abiertamente su narcisismo. Aunque pueda parecer humilde y empático, en realidad un narcisista vulnerable solo está obsesionado consigo mismo, necesita constantemente la validación de los demás, y manipula situaciones para parecer una víctima o desinteresado. Todo esto mientras alberga sentimientos de envidia, resentimiento y una baja autoestima.

  • Narcisismo maligno: este tipo de narcisismo se caracteriza por comportamientos antisociales, paranoicos y, en ocasiones, hasta sádicos. Las personas con narcisismo maligno carecen de remordimientos y pueden manipular y explotar a los demás.

  • Narcisismo introvertido: el narcisista introvertido se caracteriza por una autoestima inflada pero oculta, una sensación de superioridad sobre los demás (debido, quizás, a un complejo de superioridad), y una tendencia a retirarse socialmente para proteger su autoimagen idealizada.

  • Narcisismo histriónico: el narcisista histriónico tiene una necesidad excesiva de atención y aprobación, comportamientos teatrales y exagerados, y una tendencia a manipular a los demás para mantenerse en el centro de atención. El trastorno histriónico de la personalidad comparte muchos síntomas con el trastorno narcisista.

  • Narcisismo pasivo-agresivo: el narcisista pasivo agresivo se caracteriza por una tendencia a expresar la hostilidad y la ira de manera indirecta, a través de comportamientos pasivos-agresivos como la procrastinación, la olvidadiza y la negación de la responsabilidad.

  • Narcisismo borderline: este tipo de narcisismo se caracteriza por una autoimagen inestable, relaciones interpersonales turbulentas, y una tendencia a alternar entre la idealización y la devaluación de los demás.

  • Narcisismo descubierto: este tipo de narcisismo se caracteriza por una falta de autoconciencia y una incapacidad para reconocer y aceptar su propio narcisismo. Las personas con narcisismo descubierto suelen negar que tienen un problema y culpar a los demás por sus dificultades.

  • Narcisismo inverso: el narcisismo inverso, también conocido como narcisismo codependiente, se caracteriza por una dependencia excesiva de los demás y una necesidad de ser necesitado. Los narcisistas inversos tienden a centrarse en cuidar y apoyar a los demás, a menudo hasta el punto de descuidarse a sí mismos. Es una especie de narcisismo, pero del revés.

  • Narcisismo benigno: este tipo de narcisismo leve se considera más saludable y se caracteriza por un sentido realista de autoestima y una capacidad para empatizar con los demás. 

Estos son solo algunos de los tipos de narcisismo y la intensidad de cada rasgo puede variar en una misma persona, en función de cada contexto e interacción. Por ejemplo, alguien puede mostrar comportamientos de narcisista encubierto con su pareja y de narcisista maligno cuando ejerce de jefe en su trabajo.

A fin de cuentas, el narcisismo es un espectro y hay algunas personas que pueden tener rasgos narcisistas leves, mientras que otras pueden llegar al polo opuesto y desarrollar un trastorno de la personalidad narcisista completo.

Narcisismo y depresión

El trastorno narcisista y la depresión son dos trastornos mentales que pueden entrelazarse de maneras complejas. A primera vista, pueden parecer opuestos: el narcisista parece tener un exceso de autoestima y confianza, mientras que la persona deprimida a menudo lucha con sentimientos de inutilidad y desesperanza.

Sin embargo, en muchos casos, estas dos condiciones pueden coexistir y alimentarse mutuamente, aunque no todos los narcisistas experimentarán depresión. El narcisismo, en su esencia, es una defensa contra la profunda inseguridad patológica y el vacío interior. Los narcisistas dependen de la validación externa para sentirse bien consigo mismos y esto los hace particularmente vulnerables a la depresión reactiva cuando enfrentan críticas, rechazo o fracaso personal.

Además, como hemos visto anteriormente, el narcisismo puede manifestarse de distintas formas, aunque las más habituales son estas dos: narcisismo grandioso y narcisismo vulnerable. Esta última forma de narcisismo está particularmente relacionada con la depresión, ya que las personas con narcisismo vulnerable suelen experimentar sentimientos intensos de vergüenza y autocrítica. 


¿Cuáles son las causas del narcisismo?

El narcisismo es un rasgo de personalidad presente en todos nosotros en mayor o menor medida. Sin embargo, cuando se manifiesta en extremo, puede dar lugar a lo que se conoce como trastorno de personalidad narcisista o trastorno narcisista. 

Las causas exactas de este trastorno son desconocidas, pero se cree que detrás hay una combinación de factores genéticos, ambientales y de desarrollo. No todos estos factores contribuyen al desarrollo del narcisismo en todas las personas, y diferentes personas pueden ser afectadas por diferentes combinaciones de factores.

  • Genéticos: hay evidencia científica que sugiere que el narcisismo puede tener una base genética. Esto significa que si tienes un familiar cercano, como un padre o un hermano, con trastorno de personalidad narcisista, podrías tener un mayor riesgo de desarrollar este trastorno.

  • Ambientales: los factores ambientales también juegan un papel importante en el desarrollo del narcisismo. Por ejemplo, recibir demasiada admiración o crítica de los padres, ser objeto de abuso o negligencia, o tener experiencias traumáticas durante la infancia pueden contribuir al desarrollo de una personalidad narcisista. El ambiente cultural en el que crece la persona también puede jugar un papel relevante (por ejemplo, las culturas más  individualistas pueden favorecer los comportamientos narcisistas).

  • Desarrollo: algunos estudios muestran que el narcisismo puede ser el resultado de una interacción inadecuada entre el niño y sus cuidadores durante las etapas tempranas de desarrollo. Por ejemplo, si un niño no recibe suficiente atención y validación de sus padres, puede desarrollar un sentido inflado de autoimportancia y una falta de empatía hacia los demás como mecanismo de defensa.

Hay que tener en cuenta que no todas las personas narcisistas tienen un trastorno de la personalidad narcisista. El narcisismo es un espectro y es posible tener algunos rasgos de un narcisista sin tener el trastorno completo. Además, no todas las personas a las que solo les importa ellos mismos son narcisistas. La falta de empatía también es una característica común de otros trastornos de la personalidad.

Asimismo, no todos los narcisistas son iguales. Algunos son conscientes de su comportamiento (un narcisista sabe que lo es, aunque puede ocultar o enmascarar determinados comportamientos). Otros narcisistas son extremadamente egocéntricos y están enamorados de sí mismos, mientras que hay quienes tienen una autoestima muy baja y se autoperciben negativamente.

En resumen, las causas del narcisismo son complejas y multifactoriales. Si tú o alguien que conoces muestra signos de narcisismo, no dudes en buscar ayuda de un profesional de la salud mental, como un psicólogo online, para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Es importante entender cómo se comporta un narcisista
Foto de Gül Işık (Pexels)

¿Cómo castigan los narcisistas? Estrategias que utilizan (y las secuelas que dejan)

¿Cómo actúa un narcisista con sus “víctimas”? ¿Qué tipo de tácticas manipulativas llevan a cabo? Los narcisistas tienen una variedad de estrategias para manipular a otros y conseguir lo que quieren, muchas de las cuales se consideran formas de abuso narcisista. Estas estrategias pueden tener efectos duraderos y dañinos, dejando secuelas del abuso narcisista en aquellos que han sido objeto de su manipulación y control.

  • Triangulación narcisista: esta es una táctica comúnmente utilizada por los narcisistas para manipular a las personas en su entorno. Implica usar a una tercera persona para validar sus puntos de vista o para crear rivalidad entre dos personas, como ocurre, por ejemplo, en una triangulación familiar. Las triangulaciones narcisistas también se usan para crear mal rollo entre parejas; por ejemplo, un narcisista podría decirle a una persona que otro individuo está hablando mal de ella para crear conflicto y que se separen.

  • Hoovering narcisista encubierto: esta es una táctica utilizada por los narcisistas para recuperar el control sobre alguien que ha tratado de alejarse de ellos. Cuando el narcisista no consigue lo que quiere, puede usar elogios, promesas de cambio o manipulación emocional para atraer a la persona y recuperar su sentido de superioridad y control.

  • Love bombing narcisista: el love bombing de un narcisista implica inundar a la otra persona con atención y afecto al principio de una relación para ganarse su confianza y lealtad. Y una vez que la persona está enganchada, el narcisista comienza a mostrar su auténtica personalidad, volviéndose crítico y manipulador.

  • Gaslighting narcisista: esta es una forma de manipulación psicológica en la que el narcisista hace que alguien dude de su propia percepción de la realidad. Pueden negar hechos, tergiversar situaciones o minimizar los sentimientos de la otra persona para hacerle cuestionar sus propios recuerdos o su juicio.

  • Ghosting narcisista: esto implica tomar una decisión egocéntrica, como cortar toda comunicación con alguien sin ninguna explicación, para infligir sentimientos de vergüenza y confusión en la otra persona. Es una forma de castigo pasivo-agresivo que deja al otro confundido y sumido en un profundo malestar.

Las secuelas de los abusos narcisistas pueden ser profundas y duraderas, afectando a múltiples áreas de la vida de una persona. Pueden incluir una baja autoestima, dificultades para establecer límites saludables, y patrones de relaciones tóxicas. Además, las víctimas de maltrato narcisista (sí, alguien que abusa psicológicamente de otro es un maltratador narcisista) a menudo experimentan ansiedad, depresión, y en algunos casos, trastorno de estrés postraumático (TEPT). 

El patrón de maltrato narcisista se suele dar en lo que se conoce como ciclos narcisistas de abuso: comienzan con la idealización de alguien, seguida de su devaluación, la repetición de este proceso y, finalmente, el rechazo de esa persona cuando deja de ser de utilidad. También es habitual que un individuo narcisista recurra al chantaje emocional, como la manipulación y la culpabilidad, para controlar y dominar a los demás, satisfaciendo así su necesidad de atención, validación y superioridad.

Como hemos visto, las consecuencias de vivir con un narcisista patológico pueden ser muy perjudiciales. Por eso es crucial reconocer a tiempo estas tácticas y buscar ayuda de un psicólogo especialista en víctimas de narcisistas. 

Si tienes dudas, hay recursos informales disponibles, como los test de abuso narcisista, que pueden ayudar a identificar si alguien ha sido víctima de abuso narcisista para poder tomar las acciones pertinentes.

Cómo tratar a un narcisista

Vayamos a la pregunta clave: ¿cómo lidiar con un narcisista? ¿Cómo convivir con un narcisista (si esto es posible)? La convivencia con un narcisista puede ser abrumadora y emocionalmente exigente.

Aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo tratar con un narcisista de la mejor manera posible. Ten en cuenta que estos son consejos generales y que la mejor manera de tratar con un narcisista puede variar dependiendo de la situación.

  • Establece límites firmes: hay que poner límites claros y firmes con un narcisista, y no ceder ante sus intentos de manipulación. Debes ser claro sobre lo que es aceptable y lo que no lo es en términos de comportamiento y comunicación.

  • No te tomes las cosas de manera personal: los narcisistas critican y desprecian a los demás para sentirse mejor consigo mismos. Es importante no olvidar que su comportamiento es un reflejo de cómo actúan ellos, no de ti.

  • Mantente emocionalmente distante: es indispensable proteger tu bienestar emocional cuando tratas con un narcisista. Trata de no involucrarte emocionalmente en sus juegos y manipulaciones.

  • Busca apoyo: tratar con un narcisista puede ser emocionalmente agotador y frustrante. Es importante buscar apoyo de amigos, familiares o profesionales de la salud mental que puedan ayudarte a lidiar con la situación.

  • Edúcate sobre el narcisismo: comprender el trastorno narcisista de la personalidad puede ayudarte a lidiar mejor con un narcisista. Hay muchos recursos disponibles en línea y libros sobre narcisismo; por ejemplo, “Personas tóxicas: cómo identificarlas y libertarte de los narcisistas para siempre”, de Silvia Congost o “El narcisista pasivo-agresivo encubierto” de Debbie Mirza, en el que incluye varios ejemplos de narcisismo con casos reales.

Hay que tener en cuenta que un narcisista puede cambiar —o, al menos, puede modificar los aspectos más perjudiciales de su comportamiento—, pero solo si reconoce que tiene un problema y busca activamente ayuda. 

Si estás en una relación con una persona con perfil narcisista y estás buscando cómo ayudarle, trata de animarle a buscar ayuda profesional. Y, por supuesto, ten siempre presente que cuidar de tu propia salud mental es lo prioritario.

La persona narcisista en pareja y en el amor

El narcisismo puede manifestarse de diversas maneras en una relación amorosa. Una pareja narcisista puede mostrar una falta de empatía y consideración hacia las necesidades y sentimientos de su pareja. Es común preguntarse si el narcisista quiere a su pareja, ya que parecen más centrados en sí mismos y en mantener una imagen positiva ante los demás. No es fácil lidiar con una persona narcisista en la pareja.

Ahora bien, ¿cómo son los narcisistas con su pareja?, ¿cómo castigan los narcisistas en el amor? Para poder responder a estas preguntas, primero hay que aprender a reconocer las señales de una relación con un narcisista. Algunos signos incluyen una constante necesidad de admiración, una falta de empatía hacia los demás, y un patrón de relaciones interpersonales problemáticas. Si te preguntas "¿cómo saber si mi pareja es narcisista?" puede ser útil realizar algún test sobre narcisismo en las relaciones de pareja para identificar patrones de comportamiento narcisista.

En una relación, el narcisista utiliza tácticas manipulativas, como el gaslighting y la triangulación narcisista, para mantener el control sobre su pareja. Otras veces puede comportarse de forma sorpresiva, abandonando el hogar durante días por motivaciones puramente egoístas, lo que suele llevar al otro miembro de la pareja a hacerse la pregunta de “¿qué ocurre cuando no vuelve un narcisista?, algo que genera mucha incertidumbre y frustración.  No hay una respuesta única a esta pregunta.

En los casos en los que hay una tercera persona o la relación se rompe, ¿qué ocurre cuando el narcisista te reemplaza? La realidad es que un narcisista puede volver a una relación anterior si siente que puede obtener algo de ella, o si su nueva relación no satisface su necesidad de admiración y validación. En realidad, la pareja ideal de un narcisista es cualquier persona que satisfaga sus necesidades.

También es común que un narcisista reemplace rápidamente a una pareja anterior con una nueva sin dar demasiadas explicaciones, especialmente si sienten que su pareja ideal no está cumpliendo con sus expectativas. Esto es lo que se conoce como el descarte del narcisista


¿Qué ocurre en una familia narcisista?

¿Cómo es una persona narcisista con sus familiares? En una familia donde uno o más miembros son narcisistas, la dinámica familiar puede ser muy tóxica y dañina. Un hermano o una hermana narcisista pueden crear un ambiente de competencia, envidia y falta de apoyo. Por su parte, una suegra/o narcisista también puede ser controladora, crítica y manipuladora.

Una persona narcisista puede tener diferentes comportamientos dependiendo de su relación con la persona. Por ejemplo, un narcisista puede ser encantador y cariñoso en público, pero crítico y abusivo en privado. Esto puede ser especialmente confuso para los niños, que pueden tener dificultades para entender por qué su padre o madre actúa de manera diferente en diferentes situaciones.

Los hijos adultos narcisistas pueden tener dificultades para establecer relaciones saludables fuera de la familia y pueden repetir patrones de comportamiento tóxicos en sus propias relaciones. Una hija narcisista, por ejemplo, puede buscar constantemente la validación de sus padres, tener una baja autoestima y ser extremadamente crítica consigo misma y con los demás.

Es importante recordar que, aunque un narcisista puede amar a su hijo a su manera, su capacidad para expresar amor y apoyo de una manera saludable y constructiva puede estar gravemente limitada. La pregunta de si un narcisista quiere a su hijo es compleja. Pueden querer a su hijo, pero su amor está condicionado por cómo se sienten sobre sí mismos y cómo los demás los perciben. Esto puede llevar a un patrón de comportamiento donde el narcisista da y retira afecto de manera inconsistente, lo que puede ser muy confuso y dañino para el niño.

Las madres narcisistas

Las madres narcisistas son un tema particularmente delicado y doloroso para muchos. Una madre narcisista puede ser abiertamente crítica, controladora y manipuladora, o puede ser una madre narcisista encubierta; esto es, bajo una fachada de cuidado y atención, puede manipular sutilmente a sus hijos para satisfacer sus propias necesidades de validación y control, y todo ello a expensas del bienestar emocional de sus hijos.

Una madre narcisista en la vejez puede volverse aún más demandante y controladora, ya que puede sentir que está perdiendo el control de su vida y de las personas a su alrededor. Esto puede manifestarse como un aumento en la crítica, la manipulación y las demandas de atención. Las madres narcisistas en la vejez acumulan un largo aprendizaje de años comportándose de la misma forma, por lo que esos comportamientos están mucho más arraigados y es más difícil que puedan ser modificados.

Muchos adultos —en su tiempo, hijos de madres narcisistas— se preguntan si las secuelas de tener una madre con esta personalidad pueden ser profundas y duraderas. La respuesta es que sí puede tener consecuencias que incluyen una baja autoestima, dificultades para establecer límites saludables y, en general, patrones de relaciones tóxicas. 

Si tu madre es narcisista, quizás te estés preguntando si es posible pasar por alto este tipo de comportamientos. La clave está en que perdonar no significa que tengas que olvidar o minimizar el daño que te ha causado. El perdón es un proceso personal que puede ayudarte a liberarte del enojo y el resentimiento, pero no significa que tengas que volver a tener una relación con tu madre si no es saludable para ti. 

Sobrevivir a una madre narcisista (aunque la palabra “sobrevivir” suene dura) puede ser un proceso largo y difícil, pero es posible. Buscar apoyo de amigos, familiares o profesionales de la salud mental puede ser muy útil. Y, sobre todo, aprender a cuidar de uno mismo y a valorar con gratitud lo que la vida nos ofrece en cada momento.

¿Cuáles son las secuelas de tener una madre narcisista?
Foto de Ketut Subiyanto(Pexels)

Trastorno narcisista de la personalidad: tratamientos

¿Cómo ayudar a un narcisista? Aunque puede ser difícil para las personas con este trastorno reconocer que necesitan ayuda, el trastorno narcisista tiene tratamiento y es posible mejorar algunos aspectos del comportamiento de una persona con trastorno narcisista.

A continuación, vamos a ver qué tratamientos existen para el trastorno narcisista de la personalidad.

  • Terapia individual: la psicoterapia individual con un psicólogo especialista en trastornos de la personalidad con experiencia en narcisismo puede ser muy útil. La terapia cognitivo-conductual (TCC) es un tipo de terapia que ha demostrado ser eficaz para tratar el trastorno narcisista de la personalidad. La TCC ayuda a las personas a identificar y cambiar patrones de pensamiento y comportamiento negativos.

  • Terapia de grupo: la terapia de grupo puede ser útil para las personas con trastorno narcisista de la personalidad porque les permite recibir retroalimentación de otras personas y aprender formas más saludables de relacionarse con los demás.

  • Medicación: aunque no hay fármacos específicos para tratar este trastorno de la personalidad, algunos medicamentos, como los antidepresivos o los ansiolíticos, pueden ayudar a tratar síntomas coexistentes, como la ansiedad o la depresión.

El tratamiento para el trastorno de la personalidad narcisista es un proceso largo y que puede ser difícil. Muchas personas con este trastorno tienen dificultades para aceptar que tienen un problema y pueden resistirse a hacer terapia. Sin embargo, con el tiempo y el esfuerzo, es posible modificar comportamientos y desarrollar relaciones más saludables.

Algunas personas se preguntan si el narcisismo tiene cura. En este sentido, hay que decir que aunque el trastorno de la personalidad es un problema crónico, es posible mejorar con el apoyo psicológico adecuado. La clave para el éxito es la aceptación del problema, la motivación para el cambio y el compromiso en el tratamiento. Con todo, es importante tener en cuenta que no todos los tratamientos serán efectivos para todas las personas, y que lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra.

Si el narcisismo es un obstáculo en tu vida, no dudes en contactar con nuestro equipo de especialistas en salud mental. Solo tienes que completar este cuestionario para que podamos analizar tu caso a fondo y brindarte el mejor tratamiento disponible.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Conociendo la psicología positiva

¿Qué es la vigorexia y por qué no se debe subestimar?

Cada cuánto ir al psicólogo y cuántas sesiones de psicología son necesarias

lee todos los artículos