Relaciones de pareja

Los celos en la pareja

Los celos en la pareja
logo-buencoco
Buencoco
Servicio de psicología online

Artículo revisado por nuestra redacción clínica

Publicado el
19/4/2023

¿Quién no ha experimentado, al menos una vez, celos en la pareja? Tanto la antropología como la sociología y la psicología nos muestran que los celos en el amor son una emoción compleja, que puede caracterizarse por la ira y las experiencias de exclusión, dolor y pérdida.

Aunque estamos acostumbrados a pensar en los celos como una emoción "bidireccional", es un mecanismo que también puede experimentarse en el poliamor (se denomina wibble y describe los sentimientos de incomprensión o inseguridad que incluso en una relación poliamorosa puede experimentar uno de los miembros de la pareja).

En este artículo profundizaremos en el constructo de los celos en la pareja para entender mejor qué son y cómo afrontarlos, intentando responder a una serie de preguntas entre las que se encuentran: ¿Por qué se es celoso en el amor? ¿Cómo afrontar los celos amorosos?

¿Qué son los celos amorosos?

Los celos en el amor representan la forma en que uno reacciona ante la percepción de que su relación romántica podría verse amenazada por una tercera persona. Por lo tanto, la mayoría de las veces se desarrollan en un triángulo formado por tres protagonistas: 

  • la persona celosa
  • la persona amada (u objeto de amor) 
  • la persona rival (que puede ser real o imaginaria)

¿Por qué se siente celos de una persona? ¿Qué son los celos "sanos"? 

Los celos, como todas las demás emociones, no tienen porqué tener nada de malo o patológico. Experimentar sentimientos de celos es un problema cuando estos van seguidos de acciones que pueden poner en peligro la relación, como por ejemplo la posesividad.

De hecho, cuando los celos amorosos alcanzan determinados niveles pueden causar tal estrés emocional y relacional que pueden llegar a crear crisis de pareja o incluso a destruirla. Hay quienes ven que la falta de celos en la pareja en lugar de una relación sana y un vínculo en el que reina la confianza, la falta de amor.

celos en la pareja
Foto de Pexels

Los celos en el amor: ¿qué emociones desencadenan?

¿Cuáles son los signos de los celos? Pueden mezclarse emociones y sentimientos como la inseguridad, las fantasías intrusivas de traición, los miedos y las asociaciones irracionales, con lo que el foco de atención se desplaza hacia detalles que apuntan a conclusiones de posible infidelidad por parte de la pareja. 

La dinámica del sentimiento de celos en la pareja consta de tres elementos:

  • La creencia de que la relación adopta la forma de una posesión y, por tanto, da derecho a exigir o prohibir determinados comportamientos.
  • El miedo a que el rival quiera o pueda "llevarse" de algún modo a la persona amada.
  • La expectativa de que, si esto ocurriera, se experimentaría un sufrimiento importante debido a la pérdida del objeto de amor o de su exclusividad y se heriría la propia imagen de sí mismo (esto dependerá de si la persona sabe  cómo superar una infidelidad o tiene dificultades para adaptarse ala nueva situación).

Dada la vulnerabilidad y los sentimientos de inferioridad que a menudo están presentes, aunque ocultos, uno puede tender a volverse cada vez más obsesivo, continuamente ansioso por la relación y, a menudo, a pesar de recibir pruebas y ser tranquilizado por su pareja, uno sigue dando espacio a sus miedos. 

Experimentar este complejo estado emocional puede llevar a la necesidad de evitar de cualquier forma posible la temida pérdida del ser querido. En algunos casos, los celos amorosos pueden desembocar en una auténtica manía de control, alimentada por el miedo a la pérdida y, al mismo tiempo, por el deseo de acercamiento. 

¿Cuáles son las percepciones y experiencias comunes de los celos en la pareja? 

Aunque sentirse amado es importante en una relación de pareja, la pareja de la persona celosa puede tener la percepción de sentirse controlada, sofocada y de perder su libertad de expresión.

Ocurre con frecuencia que hay una fuerte ambivalencia y un componente destructivo por parte de la persona que experimenta los celos amorosos hacia la persona amada, a la que suele odiar conscientemente y, en algunos casos, agredir verbal y físicamente. El riesgo es que este tipo de relaciones se conviertan en las llamadas relaciones tóxicas

La actitud de la pareja celosa puede volverse impredecible, extrema e incoherente: se alternan ruegos y amenazas, interrogatorios y declaraciones de amor eterno. En un abrir y cerrar de ojos, la persona amada puede recibir insultos y acusaciones de mostrar síntomas de desamor para luego ser abrazada. 

Podemos afirmar que la intensidad de los celos es directamente proporcional al tamaño imaginario de la catástrofe de perder la relación, a la persona amada y la propia autoestima.

Amor y celos: las posibles causas

¿Qué hay detrás de los celos y por qué los sentimos? 

En la teoría psicoanalítica de S. Freud encontramos una explicación de los celos en el complejo de Edipo, que representa una etapa importante en el desarrollo de la personalidad durante la niñez y de la que pueden depender los celos y la baja autoestima en el amor adulto. 

Otra explicación interesante de por qué sentimos celos es la evolutiva, conocida como teoría de la inversión parental. Según esta teoría, en nuestro pasado evolutivo éramos más propensos a proteger a alguien con los mismos genes que nosotros que a un extraño. 

Por eso los hombres, que no están seguros de la paternidad, habrían desarrollado los celos para estar seguros de la fidelidad de su pareja. La presencia de celos en las mujeres, en cambio, estaría justificada por la necesidad de garantizar protección y recursos a su descendencia. 

Si hoy en día todos seguimos experimentando esta compleja emoción, es porque los celos tienen una base evolutiva y son una estrategia para protegernos, asegurando la supervivencia de nuestros genes.

Celos amorosos persistentes en la pareja

Cuando una pareja informa de un problema de celos persistentes, puede formar parte de un patrón de interacción activado inconscientemente por ambos miembros de la pareja. 

La experiencia de los celos amorosos suele producirse cuando el comportamiento de uno de los miembros de la pareja despierta en el otro el temor a la traición. Para gestionar el conjunto de emociones que siente, el miembro celoso de la pareja puede volverse gruñón, adoptar una actitud "detectivesca", retraerse o volverse agresivo. 

La persona amada también tendrá reacciones específicas, que pueden ir desde cerrarse hasta asumir un comportamiento hostil, desafiante y provocador. En función de las reacciones de cada miembro de la pareja, pueden establecerse diferentes dinámicas de pareja, entre ellas:

Más allá de la dinámica concreta, se observa cómo, con el tiempo, las personas asumen actitudes y comportamientos opuestos, por ejemplo:

  • La persona celosa adopta un comportamiento vigilante y desconfiado.
  • La persona de la que se tiene celos se siente "vigilada", se encierra en sí misma en el secreto y el resentimiento.‍
celos amorosos
Foto de Pexels

Cómo manejar los celos en la pareja

¿Es posible gestionar los celos en la pareja? Las parejas necesitan un equilibrio entre seguridad y libertad para mantener la intimidad y la conexión en la relación a largo plazo, tanto si están físicamente juntas como si hablamos de relaciones a distancia.

Para entender si es posible controlar los celos en el amor y cómo hacerlo, podemos partir de al menos dos elementos cruciales en la vida de pareja: 

  • la definición de los límites
  • el intercambio a través del diálogo

Definir los límites de la pareja

Los celos amorosos suelen ser inherentes a las parejas que no tienen unos límites coherentes, compartidos y mutuamente aceptados. Los límites que la pareja llega a establecer sobre su unión pueden renegociarse en diversas etapas del ciclo vital.

El proceso de poner límites se lleva a cabo mediante la adopción de normas sociales y culturales, así como mediante la identificación de parámetros que son exclusivos de cada pareja y que la diferencian de las demás.

Gestionar la incertidumbre y la fragilidad del amor

Cuando los miembros de la pareja son incapaces de gestionar sus sentimientos sobre lo que es bueno para la relación, los celos pueden pasar rápidamente de ser un miedo a perder a un ser querido a un esfuerzo perjudicial por recuperar el poder y el control dentro de la pareja. Si quieres una relación sentimental sana y duradera, tienes que llegar a comprender tus miedos y vulnerabilidades para que no sean perjudiciales para la relación. ¿Cómo hacerlo?

Para superar los celos en la pareja y hacer frente a las inseguridades que surgen de forma natural durante una relación duradera, se puede cuestionar este sentimiento para así comprenderlo. Los celos podrían ser un síntoma de una posible pérdida de conexión, o de que estáis experimentando algunos problemas en la relación, como dificultades en la sexualidad, o de que sentís la necesidad de reafirmar la importancia que tenéis el uno para el otro. 

Una actitud de apertura y comprensión del otro, fomentada por el diálogo entre los miembros de la pareja, puede dar lugar a comportamientos que no alimenten el conflicto, sino que estén orientados a la solución. Por ejemplo: 

  • El compañero celoso puede disculparse por haber exagerado sus celos o puede reestablecer la conexión mostrando su amor y prestando más atención y cuidado a la relación.
  • La persona que sufre los celos por parte del otro miembro puede intentar comprender las inseguridades de este.

Los celos en la pareja y el apoyo de la psicología 

En algunos casos, las parejas pueden tener dificultades para gestionar el equilibrio entre los sentimientos de celos y el amor. No siempre es fácil entender cómo superar los celos en la pareja. A menudo, nos preguntamos cómo no ser celoso en el amor, pero repetimos: no son los celos un problema, sino que el comportamiento celoso puede convertirse en uno.

¿Cómo superar los celos en la pareja? En estos casos, puede ser útil acudir a terapia de pareja. El objetivo de la terapia no es "erradicar" los celos, sino calmar la reactividad de la pareja para extraer significados tácitos y ansiedades trabajando la comunicación. 

Los sentimientos abrumadores y las fantasías tienden a perder su poder una vez que la pareja encuentra un espacio en el que puede hablar y escucharse con empatía, integrando múltiples aspectos de su vida, presentes y pasados. 

La terapia pretende transformar el impasse de la pareja facilitando la expresión de deseos y aspiraciones que permitan la comprensión y negociación entre las partes. En Buencoco contamos con profesionales especializados en relaciones de pareja que podrán ayudaros a recuperar la conexión y a superar los problemas.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Conociendo la psicología positiva

¿Qué es la vigorexia y por qué no se debe subestimar?

Cada cuánto ir al psicólogo y cuántas sesiones de psicología son necesarias

lee todos los artículos