Bienestar 360 grados

Celos, qué son y cómo se manifiestan

Celos, qué son y cómo se manifiestan
logo-buencocobuencoco- servicio del psicologia online
Buencoco
Servicio de psicología online
Publicado el
20/10/2022

¿Quién no ha sentido alguna vez la punzada de los celos, ese monstruo, como lo llamó Shakespeare, de los ojos verdes? Es normal ser celoso/a, es una reacción normal que desde la infancia se hace presente en nuestra vidas en diferentes situaciones. En el artículo de hoy hablamos de celos: qué son, cuáles son sus causas y qué tipos de celos podemos sufrir.

Qué son los celos: significado

Los celos son una respuesta emocional muy común y al mismo tiempo compleja. A veces, pueden ser difíciles de manejar, pudiendo llegar a la patología. 

Pero, ¿qué son los celos? Son la respuesta emocional que surge cuando una persona percibe la amenaza hacia algo que considera propio, como son los vínculos y las relaciones. Es decir, se producen cuando se experimenta un sentimiento de pérdida y/o abandono. 

La RAE nos da una definición muy clara del significado de celoso/a, “que tiene celos (sospecha de que la persona amada mude su cariño)”.

¿Es malo ser celoso/a? Reaccionar con celos ante una pérdida y/o un abandono entra dentro de la normalidad. Ahora bien, la intensidad de esa reacción, cómo la racionalizamos y qué hacemos con ella, es lo que distingue los celos normales de los celos obsesivos. 

Lidiar con los celos es cosa de hombres y de mujeres, así que podríamos decir que los celos son "unisex".  Si bien, hemos escuchado y leído mucho sobre los celos de pareja, los celos también están presentes en las relaciones familiares, en las de amistad e incluso en las laborales. Además, los celos se manifiestan tanto en personas adultas como en niños y adolescentes.

¿Por qué una persona es celosa?

Ya sea en niños o en adultos, el trasfondo de una persona celosa es común: experiencias de rechazo, relaciones poco satisfactorias, desengaños, poca autoestima, baja valoración de sí misma…  La diferencia está en cómo se procesa este sentimiento; en edad adulta lo habitual es tener más herramientas que permiten manejar los celos. 

Hay que hacer una distinción entre celos y envidia.  Ambas emociones parecen semejantes, pero las causas de los celos son diferentes a la envidia. Mientras que la envidia se caracteriza por el malestar que produce que otra persona consiga un objetivo o tenga algo, los celos se caracterizan más por el sentimiento de miedo a la pérdida y al abandono.

Celos, qué son y cómo se manifiestan
Fotografía de Pexels

Características de las personas celosas

Detrás de los celos, además de lo expuesto anteriormente, también está la inseguridad; podríamos decir que celos e inseguridad, muchas veces, van de la mano. Pero veamos algunas características comunes en las personas celosas: 

  • Dependencia emocional: personas dependientes que ponen todo su valor en la otra persona y sienten la necesidad de tenerlas a su lado. El miedo a la pérdida las hace vulnerables y celosas.  
  • Baja autoestima: tener baja autoestima va de la mano de la inseguridad por lo que eso hace no considerarse lo suficiente para otras personas y temer ser remplazado, por eso se sufren celos.
  • Introversión y carencia de habilidades sociales: los problemas para relacionarse con el resto causan inseguridades y puede ser otra de las razones para ser una persona celosa.

Además, otros rasgos de persona celosa son aquellos de personas narcisistas, paranoides o histriónicas, quienes tienden a tener mayor probabilidad de desarrollar la celotipia.

¿Los celos afectan a tus relaciones? Un psicólogo te puede ayudar

Pide ayuda

Celos en la mujer y celos en el hombre

¿Quiénes son más celosos, los hombres o las mujeres? Pregunta que se hacen muchas personas, pero no es el género lo que hace la diferencia sino la historia emocional de cada persona

No obstante, la revista Ciencias evolutivas del comportamiento publicó el estudio de la investigadora Alyssa M. Sucrese y su equipo sobre los celos románticos. El estudio muestra y explica cómo los hombres y las mujeres experimentan los celos de manera diferente. Los hombres tienden a estar más celosos por la infidelidad sexual; las mujeres por la infidelidad emocional.

Tipos de celos

Como decíamos al inicio, los celos pueden manifestarse a cualquier edad y en diferentes tipos de relaciones:  

  • Celos infantiles: a menudo, niños y niñas sufren celos hacia sus hermanos menores y manifiestan enfado, rabia o tristeza. También se dan los celos entre hermanos por diferentes motivos.
  • Celos en la pareja: en este caso se desencadena el sentimiento de posesión y el miedo a perder a la pareja por la presencia de una tercera persona. En ocasiones, hay personas que sienten celos de la ex pareja o incluso de alguien que no es su pareja.
  • Celos familiares: pueden ser celos entre hermanos, celos entre padres e hijos, en la relación madre-hija... es una reacción emocional que aparece cuando algún miembro de la familia siente una sensación de pérdida hacia otro familiar porque cree que dirige su atención más a otro etc.
  • Celos en amistad: hay amigos celosos, de los que nos echan en cara que hagamos ciertas cosas sin ellos, de los que nos demandan atención, tiempo y dedicación exclusiva.
  • Celos retroactivos: estar celoso de las relaciones anteriores de la pareja desencadena los celos retroactivos, que son responsables de las constantes peticiones de reafirmación y de las continuas dudas que pueden perjudicar a la relación.
  • Celos patológicos: este tipo de celos tiene un comportamiento obsesivo e irracional que puede llegar a ser peligroso. En psicología, los celos patológicos se atribuyen a la necesidad de control, la baja autoestima y el miedo al abandono.
rasgos de persona celosa
Fotografía de Pexels

Celos patológicos

Los celos son una emoción normal que quien más o quien menos ha sentido alguna vez. Cuando esta emoción se gestiona bien, el miedo a la pérdida puede hacer que nos esforcemos más para cuidar nuestras relaciones. 

Racionalizamos ese miedo y sacamos la parte positiva, pero cuando los ataques de celos se convierten en visitantes asiduos, desmesurados y son una tortura para quien los sufre, estamos hablando de celos patológicos o celotipia. 

Estos celos obsesivos se caracterizan por la desconfianza y pensamientos constantes cuando se siente un miedo irracional de posible pérdida de una persona que se considera importante.

Es ahí cuando empiezan las inquietudes y el malestar y se pasa a hacer preguntas constantes a la otra persona para ”comprobar” las sospechas que se tienen. Se busca en los bolsillos, se repasan facturas, se revisa el móvil de la otra persona… En los casos más graves, podríamos hablar del Síndrome de Otelo, el delirio de la persona que lo sufre y que está firmemente convencida de que su pareja le es infiel, por eso busca pruebas que lo demuestren.

Los celos enfermizos, al contrario de lo que muchas personas creen "una muestra de amor" o que "no ser celosos es malo" son perjudiciales para la relación. ¿Tiene el amor algo que ver con los celos? Con lo que generalmente están relacionados los celos es con la posesión. Hay quienes se creen con el derecho de la posesión de la otra persona, y cohíben su libertad para relacionarse, para expresarse y para comportarse. Esto acaba generando relaciones tóxicas y no sanas (incluso puede haber casos en los que se entre en un ciclo de violencia de género).

Los síntomas de la persona celosa 

 ¿Dónde está el límite entre los celos normales y los celos enfermizos y cómo saber si necesitas un psicólogo? Estas son algunas algunas claves:

  • Producen un excesivo malestar.
  • Interfieren en el día a día.
  • Modifican los planes de actuación.
  • Dañan las relaciones sociales, familiares, amorosas y laborales.
  • Causan dolor en las personas queridas.
  • Generan discusiones.
  • Se convierten en un pensamiento intrusivo.
  • Provocan reacciones desmesuradas, como los ataques de celos

Para gestionar los celos hay que madurar emocionalmente, aumentar la confianza y la seguridad en tu persona e incrementar la confianza, en el caso de las relaciones de pareja, en la otra parte. 

Cómo superar los celos

Como decíamos, los celos obsesivos crean un enorme sufrimiento en la persona que los padece y, si no se les pone remedio, además, acabarán arruinando sus relaciones. Llegados al punto de los celos patológicos, la ayuda psicológica resulta imprescindible.

Los celos son un claro indicador de baja autoestima e inseguridad en uno mismo. Por tanto, un psicólogo, por ejemplo, un psicólogo online Buencoco te ayudará a transformar una emoción tan dañina como los celos en amor propio y autoconfianza.

Con la terapia trabajarás la baja autoestima e inseguridad. Además, se trabajarán aquellas conductas inadecuadas, como la de la comprobación, que lo único que hace es que la persona celosa entre en un bucle de ansiedad. Con un psicólogo también descubrirás el origen de tus inseguridades y se tratarán todos esos pensamientos irracionales perjudiciales para tus relaciones. 

Libros sobre los celos

¿Te consideras una persona celosa? ¿Conoces a alguna persona muy celosa? ¿Son inevitables los celos? para responder a estas preguntas, te recomendamos unos libros que te pueden ayudar a comprender y superar los celos:

  • Celos. Una Pasión Inconfesable de Giulia Sissa 
  • Celos, claves para comprenderlos y superarlos de José María Martínez Selva.
  • Celos en la pareja: una emoción destructiva, un enfoque clínico de Enrique Echeburua Odriozola y Javier Fernández Montalvo. 
  • ¿Quién ha robado mi trono? de Gabriela Keselman (un cuento para niños sobre los celos entre hermanos).

Te pueden interesar

Ansiedad

Miedo a perder el control: cuando la ansiedad toma el mando

Crecimiento personal

Intuición, ¿hay que hacerle caso?

Relaciones y familia

El síndrome del hijo único, ¿existe?

lee todos los artículos