Relaciones de pareja

Relaciones a distancia: ¿funciona el amor cuando hay distancia de por medio?

Relaciones a distancia: ¿funciona el amor cuando hay distancia de por medio?
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
19.7.2023

A la llamada “vida moderna” parece que nadie ni nada puede escapar, ni siquiera el amor. La revolución tecnológica ha acabado con las cartas románticas de antaño y ha dado paso al e-dating, el sexting y a las relaciones a distancia por Whatsapp. La globalización y el cambio en el paradigma laboral, con la movilidad geográfica y los viajes de negocios, también afectan al amor. Sin embargo, ni kilómetros ni océanos de por medio parecen ser obstáculos infranqueables para empezar una relación a distancia, ¿o sí?

¿Funciona una relación a distancia? Es cierto que ahora algunas dificultades pueden ser menores, ¡las relaciones sin wifi ya son historia!  Además, la velocidad del transporte no tiene parangón con la de hace unas décadas, así que hay quienes, pese a las dudas sobre si una relación de distancia es buena o cómo poder llevarla, se animan y deciden aceptar el desafío. 

En este artículo veremos si una relación a distancia tiene futuro y trataremos de dar consejos para enfrentar los principales problemas que surgen debido a la distancia en la pareja. 

También veremos cómo mantener la chispa en una relación a distancia y por qué fracasan algunas de ellas. ¡Empezamos!

Las relaciones a distancia no gozan de buena prensa. De hecho, todo el mundo se cree con derecho a opinar sobre ellas: “No va a salir bien, estás perdiendo el tiempo, no sabes dónde te metes”… Comentarios de este tipo hacen sentirse solo o sola, pero no desesperes porque hay que decir que estas relaciones amorosas pueden ser viables y muchas llegan a buen puerto.

¿Cuánto tiempo puede durar una relación a distancia? Eso dependerá de las circunstancias y de la inteligencia emocional de los miembros de la pareja y de muchos otros factores. Para empezar, tenemos que hablar de tres tipos de relaciones a distancia:

  1. Relaciones a distancia por internet. Podríamos decir que nacen como parejas 2.0, relaciones a distancia sin conocerse físicamente.
  2. Relaciones incipientes que han empezado de forma física. Por ejemplo, los amores veraniegos y aquellos vínculos que nacen durante una estancia en otro lugar geográfico y tras ese período deciden que su historia no tiene un punto y final, sino un punto y seguido, así que llevan adelante la relación a distancia.
  3. Relaciones consolidadas. Las parejas que llevan tiempo juntas y que, por diferentes motivos, se ven en la tesitura de separarse físicamente.
etapas relaciones distancia
Fotografía de Cottonbro Studio (Pexels)

Etapas en la relación a distancia

Cuando te embarcas en una relación a distancia, debes reflexionar sobre el hecho de que te acabas de subir a una montaña rusa con sus subidas y bajadas. El viaje, dependiendo de si la distancia ha sido impuesta o si de si la unión nació bajo esa condición entre otros múltiples factores, es distinto para cada pareja. No obstante, podemos hablar de una serie de etapas en las relaciones a distancias bastante estandarizadas:

La primera etapa es la del comienzo, esa fase en la que todo es nuevo y emocionante (en especial cuando se ha iniciado una relación a distancia sin conocerse y se plantea un primer encuentro físico). La siguiente etapa es empezar a construir una confianza profunda y establecer las reglas y códigos del vínculo.

Después, es común que llegue una etapa de incertidumbre y desafíos que ponen a prueba la relación, cosas que pasan en una relación de pareja a distancia. La honestidad, la confianza y la comunicación constante son fundamentales para mantener viva la conexión y superar los obstáculos.

En algún momento habrá que tomar decisiones. Conforme pasa el tiempo, la relación a distancia se enfría y se provoca una ruptura, o bien se consolida y se busca la forma para poner fin a la separación.

¿Cuánto puede durar una relación a distancia?

Una relación a distancia puede funcionar. No es inviable, aunque es difícil saber si una relación a distancia tiene futuro. No es lo mismo vivir a 200 kms, que a 2.000 o 10.000 y con distintas zonas horarias. 

En un vínculo de pareja es importante cuidar y brindar apoyo emocional a la otra persona. ¿Hasta qué punto podemos apoyar a nuestra pareja a distancia? Debemos ser conscientes de que estas relaciones requieren un esfuerzo adicional para mantenerlas vivas.

A veces, nos preguntamos por qué las relaciones a distancia no funcionan, y puede estar relacionado con la falta de algunas reflexiones previas, como por ejemplo:

  • ¿Qué espero de esta relación?
  • ¿Qué espero de la otra persona? 
  • ¿Qué puedo ofrecer?
  • ¿Hasta qué punto estoy comprometido o comprometida con esta relación?
  • ¿Hacia dónde queremos que esto vaya?

Un buen punto de partida para hacer funcionar una relación a distancia es que ambas partes se planteen estas cuestiones y las compartan.

Ninguna relación viene con un sello de garantía, pero en estos casos, es normal que nos ronde por la cabeza la cuestión de cómo puede funcionar una relación a distancia como la nuestra. Los sentimientos de incertidumbre, confusión, frustración y añoranza aparecerán, y es posible preguntarse "¿Es normal esto que siento o mi relación a distancia no funciona?"

El porcentaje de relaciones a distancia que funcionan suele ser mayor en aquellas que han comenzado de forma física y ya llevan tiempo juntas. En las relaciones iniciales o que han nacido en internet, hay muchos factores que entran en juego en las probabilidades de éxito. Como mencionamos, no es lo mismo poder que una pareja pueda verse cada 15 días que cada tres meses.

funcionan las relaciones a distancia
Foto de Ketut Subiyanto (Pexels)


Cómo mantener una relación a distancia

¿Cómo mantener la chispa en una relación a distancia?¿Una relación a distancia se enfría inevitablemente o se puede evitar? A continuación, intentaremos responder a estas preguntas.

En primer lugar, es importante mencionar que la comunicación y la confianza son vitales para mantener una relación a distancia. Estos dos ingredientes son la base de cualquier vínculo sentimental. Sin ellos, y con el obstáculo adicional de la lejanía, la desconfianza o los celos, las inseguridades nos acompañarán y será más complicado salvar la relación. Pero no nos vamos a engañar, lidiar con una relación a distancia requiere tener en cuenta más elementos, así que vamos a dar algunas de las claves sobre cómo sobrellevar una relación a distancia de la mejor forma.

Cómo tener una relación a distancia: consejos

A continuación te damos claves para mantener una relación a distancia, aunque eso no quiere decir que tu vínculo vaya a estar a salvo de algunas crisis de pareja:

  • Establecer compromisos, códigos y límites

La honestidad es clave, por lo que es importante la sinceridad y poner las cartas sobre la mesa. Por ejemplo, las relaciones abiertas a distancia son una posibilidad si se ha establecido de común acuerdo (de lo contrario caeríamos en el engaño).

  • No ignorar lo que no te gusta 

Uno de los errores en una relación a distancia es evitar el conflicto. Al disfrutar de muchos menos encuentros, podemos creer que sacar a relucir aquello que no nos gusta puede arruinar el momento, y  preferimos centrarnos en lo positivo y compartir nuestros logros y alegrías dejando de lado los problemas cotidianos. Sin embargo, esto conlleva un riesgo, ya que la relación puede volverse superficial al no compartir una parte real de tu vida. 

  • Fortalecer la confianza mutua

Si la confianza en la pareja es importante, en este contexto cobra aún más relevancia, ya que la distancia puede jugar malas pasadas. Por ejemplo, una persona que esté lidiando con sus heridas de abandono o de rechazo puede revivirlas en estas circunstancias y que surja la desconfianza y los celos en la pareja. Es importante conocernos, exponer nuestros temores y confiar en la otra persona.

  • Calibrar la ilusión 

Mantener una relación a distancia por Whatsapp o redes sociales presenta grandes desafíos. Aquellas personas que llevan una relación a distancia sin conocerse personalmente deben prestar atención a no dejar volar demasiado la imaginación y atribuir características a la otra persona que quizás no tiene. El hecho de no estar cerca puede hacer que tu cabeza maquine e idealice a esa persona pudiendo dar de bruces con una realidad muy distinta.

  • Regular las emociones

Es importante tratar de gestionar bien nuestras emociones para no vivir en una montaña rusa en la que la ilusión te lleve a las nubes y las despedidas te hundan en el subsuelo. 

  • Compartir la cotidianidad

En una relación de larga distancia, es importante conocer a la persona en sus diferentes facetas. Por lo tanto, es fundamental mantener conversaciones profundas sobre diversos temas y saber cómo es su vida cotidiana.

  • Tener un plan de futuro

Aunque por circunstancias de la vida estéis separados, en algún momento es necesario hablar sobre la distancia y decidir qué hacer en el futuro.

problemas relaciones a distancia
Foto de Andrea Piacquadio (Pexels)

Problemas de la relación a distancia

Una relación a distancia es difícil de llevar y, como en todo vínculo, los problemas de pareja aparecerán. En el caso de este tipo de relaciones, los más comunes suelen ser los siguientes:

  • En general, la persona que, por el motivo que sea, debe marcharse a otro lugar es quien más cambios experimenta: conoce a gente nueva, costumbres, lugares… Esto puede entrañar cambios y que el otro miembro de la pareja sienta que esa persona ya no es la misma de quien se enamoró. Además, es normal que la persona que se tuvo que alejar durante un tiempo hable mucho sobre su experiencia y eso haga sentir a la otra que cada vez están más lejos.  
  • La distancia afecta a una relación y al bolsillo. Pueden resultar relaciones caras a nivel económico y, dependiendo de la vida profesional de cada parte, pueden ser difíciles de sostener.
  • Existe el riesgo de caer en una zona de confort y que una de las partes  no quiera cambiar la situación porque se siente cómoda con la distancia y los encuentros esporádicos.
  • Es común llegar a plantearse preguntas como "¿Mi relación a distancia se está enfriando?" o "¿Es tóxica una relación a distancia?" Esto suele estar relacionado con los celos, la incertidumbre y la ansiedad que pueden surgir en una relación a distancia.
  • La infidelidad en una relación a distancia puede surgir como consecuencia de la falta de actividades de ocio en la pareja y la falta de relaciones sexuales, lo cual genera frustración y lleva a buscar a otras personas para suplir estas carencias (saber cómo superar una infidelidad es clave para retomar la normalidad tras una ruptura). 
  • Otro de los problemas de las relaciones a distancia es la sensación de tener dos vidas: una con la pareja y otra que engloba el resto: familia,  trabajo, amistades, momentos cotidianos, de ocio…

En las relaciones afectivas pasa como en el circo que siempre hay un “más difícil todavía” y que, a los problemas que de por sí ya hemos enumerado, se añada alguno más como en el caso de las relaciones a distancia con hijos. Además del desafío de mantener la vida en pareja a distancia, hay que afrontar el reto de pese a estar lejos físicamente de los hijos no estarlo emocionalmente.  

Las relaciones son difíciles, no cabe duda, y hasta ahora solo hemos hablado de relaciones de pareja a distancia y problemas, lo cual puede dar la impresión de que no existen aspectos positivos en este tipo de vínculo y que todo sean desventajas. Sin embargo, hay personas que sí ven las ventajas de una relación a distancia. Por ejemplo, esos momentos que pueden parecer monótonos o comunes para aquellos que viven cerca, como ir al cine y compartir unas palomitas, son actividades especiales en una relación a distancia. Otro ejemplo es el de la independencia que otorga este tipo de vínculo y que es valorado por muchas personas que viven de forma menos convencional las relaciones amorosas.

Tips para una relación a distancia

Veamos algunas cosas que hacer en una relación a distancia para tratar de sobrellevar mejor los problemas comentados:

Una de las grandes desventajas de una relación a distancia es la falta de contacto físico. Esto hace que la forma de expresar cariño cambie y la sexualidad pase a un segundo plano, lo que conduce a no saber cómo mantener la llama de la relación.

Para mantener viva una relación a distancia se necesita más imaginación y creatividad respecto a los vínculos sentimentales tradicionales.

Por ejemplo, si no sabes qué hacer puedes enviar a tu pareja un desayuno sorpresa, podéis organizar una cena romántica por videollamada o quedar para ver una película juntos aunque vuestros sofás estén a kilómetros el uno del otro, ahora la tecnología lo permite y podéis ir comentando las escenas.

Incluso a distancia, es posible estar presente de alguna forma en la vida de la otra persona. Aunque no sea lo mismo, puedes compartir momentos de tu día a día. ¿Por qué no hacer una videollamada desde esa cafetería que te encanta o durante el camino de tu casa al trabajo? Es una forma de hacer que la otra persona participe y pueda ver cómo es tu vida diaria. ¡Pero cuidado! Estamos hablando de involucrar a la otra persona en nuestra vida, no de control ni caer en relaciones tóxicas o de dependencia emocional.

Si bien no existen reglas universales que sirvan para todos los casos, los consejos para llevar una relación a distancia que podemos darte son:

  • Aceptar el cambio de situación y crear nuevas reglas.
  • Confiar en la otra persona y darle su espacio psicológico.
  • Planificar las visitas de manera concreta (saber cuándo os volveréis a ver, evitar que el próximo encuentro quede en el aire).
  • No dejar en stand by el resto de tu vida. Si vives pendiente de la hora de la videollamada y de tachar días en el calendario, estás abandonando tus necesidades de ocio y en realidad estás perdiendo fuentes muy positivas que te ayuden a seguir adelante y aguantar una relación a distancia.

Romper una relación a distancia

Plantearse cuándo terminar una relación a distancia suele ser difícil, acomodarse en una rutina y dejar pasar el tiempo puede parecernos la solución más fácil aunque a largo plazo nos impida evolucionar. 

Pueden ocurrir dos cosas: que la relación se fortalezca y haya un proceso de crecimiento y madurez, consolidando el vínculo, o que este se enfríe y no se sepa cómo recuperar la chispa en la relación a distancia. 

Al igual que en una relación tradicional, es importante detectar la causa del problema y buscar soluciones. Darse un tiempo también es posible para recuperar oxígeno y evaluar el vínculo. Sin embargo, a veces se llega a la conclusión de que lo mejor es la ruptura de la relación a distancia.

¿Cómo terminar con una relación a distancia?

  • Lo primero es asumir la responsabilidad en lugar de optar por conductas ambiguas que vayan minando la relación para que sea la otra persona quien decida romper o permitir que el vínculo se vaya apagando poco a poco. ¡Evita el ghosting! Una relación a distancia no exime tener responsabilidad afectiva
  • Dejar una relación a distancia plantea muchos conflictos puesto que la lejanía nos hace dudar sobre la mejor forma de hacerlo. Cada caso es único y solo tú puedes evaluar si es factible hacerlo cara a cara o por una videollamada.
  • No culpes a la otra persona. Quizás aceptó una oferta laboral y se mudó a otro lugar del planeta, pero es importante afrontar que cuando eso ocurrió, decidiste continuar y probar las relaciones amorosas a distancia.
  • Dale espacio a esa persona para que, al igual que tú, pueda expresar sus sentimientos y emociones, quizá lo más difícil de una relación a distancia.

En definitiva, cómo llevar una relación a distancia sana entraña desafíos significativos, pero puede funcionar con dedicación y comunicación constante. La confianza, el establecimiento de metas compartidas y aprovechar la tecnología son herramientas que te ayudarán a vivir una relación a distancia con posibilidades de éxito.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos