Trastornos de la personalidad

Trastorno paranoide de la personalidad: qué es y cómo tratarlo

Trastorno paranoide de la personalidad: qué es y cómo tratarlo
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
8.9.2023

La palabra paranoia deriva del griego παράνοια, que significa ‘locura, insensatez’; indica un trastorno del pensamiento en el que la persona desarrolla ideas centradas en la creencia de que está siendo perseguida o se encuentra bajo una amenaza real. 

En este artículo tratamos el trastorno de personalidad paranoide y describiremos sus causas, sus síntomas y los métodos de intervención más utilizados.

¿Qué es el trastorno paranoide de la personalidad?

El trastorno de personalidad paranoide en el DSM-5 se incluye en el grupo A de trastornos de la personalidad, junto con el trastorno esquizoide y el trastorno esquizotípico. Se describe como un trastorno en el que la persona experimenta un profundo sentimiento de desconfianza hacia los demás.

Los criterios diagnósticos del trastorno de la personalidad paranoide según el DSM-5 son:

  • Pensamientos generalizados de desconfianza y sospecha hacia los demás en ausencia de amenazas reales, que llevan a interpretar los acontecimientos y el comportamiento de las personas de forma hostil, humillante y malévola.
  • El trastorno no puede atribuirse a la esquizofrenia, el trastorno bipolar o el trastorno depresivo con rasgos psicóticos, ni a otro trastorno psicótico o afección médica.

Diagnóstico diferencial del trastorno de personalidad paranoide 

Es posible que una persona sea diagnosticada de más de un trastorno de la personalidad al mismo tiempo, cumpliendo los criterios, por ejemplo, del trastorno histriónico de la personalidad y del trastorno narcisista. Por lo tanto, la persona narcisista podría tener al mismo tiempo un diagnóstico de personalidad paranoide.

El diagnóstico de trastorno de personalidad paranoide, sin embargo, debe distinguirse de otros trastornos de la personalidad y condiciones clínicas. De hecho, la paranoia está presente en varios trastornos como la esquizofrenia hereditaria, la toxicomanía, ciertas afecciones neurológicas y el trastorno bipolar. Los síntomas del trastorno paranoide también pueden parecerse a los de otros trastornos de la personalidad, de los que deben distinguirse, como el trastorno límite de la personalidad, el trastorno de la personalidad por evitación y el trastorno esquizotípico de la personalidad.

El trastorno de la personalidad paranoide y la esquizofrenia no pueden diagnosticarse en comorbilidad si los síntomas paranoides solo están presentes durante el inicio de la esquizofrenia y no antes. Lo mismo se aplica al trastorno paranoide y depresivo de la personalidad con rasgos psicóticos. Además, en el trastorno de personalidad paranoide las alucinaciones, a diferencia de la esquizofrenia, están ausentes.

Asimismo, hay que distinguir entre el trastorno delirante y el trastorno paranoide de la personalidad. La principal diferencia es que en el primero hay presencia de delirios, es decir, ideas fijas que indican distanciamiento de la realidad y que persisten durante al menos un mes. El trastorno delirante también puede ser el resultado de una personalidad paranoide.

Trastorno paranoide de la personalidad: síntomas y epidemiología

El trastorno de la personalidad paranoide afecta a entre el 2,3% y el 4,4% de la población general y es más frecuente en varones. 

Lo más habitual es que los síntomas del trastorno paranoide de la personalidad aparezcan en la adolescencia o en los primeros años de la edad adulta. Sin embargo, no es hasta alrededor de los 40-50 años cuando las personas requieren la intervención de un especialista.

trastorno de personalidad paranoide
Foto de Pixabay

Trastorno paranoide de la personalidad: ¿cómo reconocerlo?

La persona con trastorno paranoide de la personalidad (PPD, por sus siglas en inglés) teme ser engañada, explotada o perjudicada por las personas con las que entra en contacto. Las personas que padecen trastorno de la personalidad paranoide:

  • Sospechan, sin motivo real, que están siendo explotadas, perjudicadas o engañadas y dudan de la lealtad de amigos y colegas.
  • Son reacias a confiar en los demás por miedo injustificado a que la información pueda ser utilizada en su contra.
  • Guardan rencor constantemente.
  • Percibe ataques contra su propio prestigio o reputación que no son evidentes para los demás y están dispuestas a reaccionar con ira o contraatacando.

El trastorno de la personalidad paranoide y el amor

El individuo con personalidad paranoide en el amor sospecha de forma recurrente, sin justificación, de la fidelidad de su cónyuge o pareja sexual. Por ello, puede llegar a ser muy celoso, casi como si tuviera una manía de control sobre su pareja.

En el trastorno de la personalidad paranoide, hay dos dificultades principales que se refuerzan mutuamente:

  • La dificultad para ponerse en el lugar del otro.
  • La dificultad para distinguir entre los propios sentimientos, pensamientos (mundo interior) y la realidad objetiva (mundo exterior).

Los pensamientos típicos en las relaciones amorosas son: “No puedo bajar la guardia porque me traicionará”, “Se está burlando de mí”. Estos pensamientos pueden desarrollar sentimientos de hostilidad, pero también de tristeza y ansiedad. 

Cuando sienten tristeza o ansiedad pueden aislarse. Esto crea un círculo vicioso que confirma los pensamientos de desconfianza y recelo hacia el otro y también puede llevar a la depresión y a la ira hacia la pareja.

Cuando sienten ira pueden tener comportamientos provocadores y agresivos hacia los demás, por lo que algunas personas creen que los que padecen trastorno de la personalidad paranoide son violentos con los demás. 

trastorno de la personalidad paranoide
Foto de Pixabay

Trastorno paranoide de la personalidad: causas 

Las causas subyacentes del trastorno aún no están claras, pero hay varios factores que conducen a su aparición y mantenimiento.

La hipótesis más aceptada sobre la etiología del trastorno de la personalidad paranoide es una etiología multifactorial: en la manifestación del trastorno interviene una combinación de factores sociales, genéticos y psicológicos.

Se ha observado una mayor incidencia del trastorno en personas que tienen familiares que padecen trastornos esquizofrénicos y delirantes. Además, se ha observado una mayor presencia de síntomas del trastorno de la personalidad paranoide en personas que han sufrido traumas en la temprana infancia.

Esta época de la vida es realmente crucial en la vida de todo individuo. Si se sufre un trauma psíquico, las consecuencias serán profundamente impactantes en la relación con uno mismo y con los demás. La persona correrá el riesgo de disociación y fragmentación del yo.

Trastorno paranoide de la personalidad: cómo afrontarlo

¿Cómo relacionarse con eficacia con una personalidad paranoide? En primer lugar, hay que evitar la confrontación: defenderse de las acusaciones no es la estrategia más eficaz. 

Cuando la persona con personalidad paranoide nos expresa sus pensamientos, practicamos la escucha activa, mostrando haber comprendido sus preocupaciones y empatizando con su forma de sentir y pensar. Así evitamos confirmar el pensamiento predominante de que nadie puede comprenderla y que todo el mundo está en su contra.

Para saber cómo ayudar a una persona con trastorno paranoide de la personalidad, otra herramienta importante es animarle a buscar la ayuda de un profesional experimentado.

Trastorno de la personalidad paranoide: ¿puede curarse?

Para el trastorno paranoide de la personalidad, el tratamiento de primera elección es la psicoterapia, en particular la terapia cognitivo-conductual y metacognitiva.

En el trastorno de la personalidad paranoide, la medicación por sí sola no es un tratamiento recomendado para obtener resultados a largo plazo. La farmacoterapia puede introducirse en algunos casos como apoyo a la psicoterapia.

Los objetivos de la terapia en el trastorno paranoide de la personalidad son:

  • Reestructurar los pensamientos disfuncionales de sospecha y desconfianza hacia los demás; desarrollar creencias más funcionales.
  • Reducir la sensación percibida de amenaza propiciando una interpretación objetiva de los acontecimientos.
  • Mejorar las habilidades sociales.

Estos objetivos pretenden mejorar la calidad de vida de la persona con trastorno paranoide de la personalidad.

Pero, ¿cómo elegir a un psicólogo que pueda acompañarte en este camino? Buencoco tiene un sistema de matching que se encarga de emparejar a cada persona con el psicólogo más adecuado según sus necesidades. ¿Cómo funciona? Tú solo debes preocuparte por rellenar nuestro cuestionario, y nosotros nos encargamos de buscar el psicólogo o psicóloga más acorde a tu caso. Después, tendrás una primera consulta cognoscitiva gratis en la que comentar qué es aquello que te inquieta y resolver todas tus dudas. Tras esta primera sesión y, si decides continuar, empezarás tu terapia de pago.

Mejorar tu calidad de vida es posible, no dudes en contactar con nuestro equipo de especialistas en salud mental para afrontar mejor los obstáculos.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos