Salud mental

Terapia psicodinámica: qué es

Terapia psicodinámica: qué es
logo-buencoco
Buencoco
Servicio de psicología online

Artículo revisado por nuestra redacción clínica

Publicado el
13/10/2023

¿Qué es la psicoterapia psicodinámica? ¿Qué diferencia esta orientación de otros tipos de terapia psicológica? ¿Cómo es el psicoterapeuta y cómo es su relación con el paciente? ¿De qué hablar con el psicólogo en terapia psicodinámica? Estas son solo algunas de las preguntas que nos asaltan cuando pensamos en acudir a terapia. Procedente del psicoanálisis, la terapia psicodinámica se utiliza principalmente para el tratamiento del sufrimiento psíquico y la psicopatología. Pero sigue leyendo porque en este artículo te vamos a contar con mucho más detalle todo sobre esta orientación psicológica. 

Qué es la psicoterapia psicodinámica 

El enfoque psicodinámico, entre todos los tipos de psicoterapia, es una de las orientaciones que explora los "movimientos" de nuestro mundo interior, que se producen entre la conciencia y el inconsciente. Este último es un mundo oculto, donde se origina todo lo que no es racional, como nuestros deseos más profundos. Es una realidad interior muy difícil de explicar con palabras, pero con la que entramos en contacto, por ejemplo, a través de los sueños.

Precisamente sacando a la superficie nuestras partes inconscientes, por ejemplo, podemos aprender a captar las señales de una relación tóxica o de un estado que no nos hace sentir bien; podemos darnos cuenta de que no hay una comunicación profunda con la otra parte, tal vez  sentimos frustración, enfado, tristeza y  la falta de valoración y reconocimiento por nuestros afectos. En estos casos es necesario profundizar en nosotros mismos y en las relaciones que estamos viviendo.

El inicio de un proceso psicológico puede ser fundamental en este sentido, porque puede permitirnos "tomarnos" un momento solo para nosotros, un espacio y un tiempo en el que iniciar una búsqueda personal, con respecto a nuestra historia y a nuestras dimensiones más íntimas. Ser capaces de sentirnos a nosotros mismos, de comprender en profundidad lo que sentimos en diferentes momentos del día y con diferentes personas, puede ser un "sensor" y una guía fundamental para avanzar hacia lo que es importante para nosotros.

No siempre es obvio e inmediato darnos cuenta de si estamos enfadados, felices o eufóricos, tristes o confusos, ansiosos o angustiados. Tengamos siempre presente que sentirnos a nosotros mismos debe ser el punto de partida de toda relación que construyamos, siendo siempre honestos con nosotros mismos, en primer lugar, para poder serlo después con los demás.

Psicodinámica: significado 

El término psicodinámica procede de la unión de "psique", mente, y "dinámica", que se refiere a fuerzas en movimiento. Los pensamientos y las emociones pueden considerarse fuerzas mentales en constante movimiento y a menudo en conflicto entre sí.

Veamos la definición de psicodinámica de la RAE:  “Dicho de un sistema psicológico: Que trata de explicar la conducta por motivaciones o impulsos”.

La psicología psicodinámica es, por tanto, el estudio de los procesos mentales desde un punto de vista dinámico. Se refiere explícitamente a un enfoque específico de la teoría de la personalidad, entendida como el resultado de la interacción constante entre fuerzas que pueden interactuar o entrar en conflicto entre sí.

terapia psicodinámica
Foto de George Milton (Pexels)

La teoría psicodinámica

La base de la psicoterapia de orientación psicodinámica son las herramientas teóricas y técnicas de base psicoanalítica. La teoría psicodinámica explora aspectos del funcionamiento intrapsíquico y relacional del paciente que no son directamente accesibles a la conciencia, como los procesos y dinámicas inconscientes que influyen continuamente en la relación terapéutica.  

Una de las definiciones fundamentales de la psicoterapia psicodinámica fue propuesta por Gunderson y Gabbard (1999). Según los autores, la psicodinámica es un enfoque que "presta mucha atención a la interacción terapeuta-paciente, con interpretaciones de la transferencia y la resistencia realizadas dentro de marcos temporales cuidadosamente definidos y enmarcadas en una evaluación elaborada de la contribución del terapeuta a la relación interpersonal".

El enfoque psicodinámico engloba así numerosos modelos psicodinámicos de la personalidad y entre ellos mencionamos:

  • El modelo estructural freudiano y sus desarrollos, que se originan con S. Freud y evolucionan con los psicólogos del ego (H. Hartmann, A. Freud, J. Sandler, E. Erikson).
  • El enfoque interpersonal, que adopta una postura crítica frente al enfoque freudiano, dando especial importancia a las influencias que ejercen sobre la personalidad los factores sociales y culturales y las interacciones personales (E. Fromm, H.S. Sullivan, F. Fromm Reichmann).
  • La psicología del self hace referencia a la comprensión y percepción que una persona tiene de sí misma como ser único e individual, con una identidad y características distintivas.(H. Kohut).

Psicodinámica: herramientas

¿Cuáles son las herramientas del método psicodinámico? ¿Qué ejercicios pueden hacer juntos psicoterapeuta y paciente en terapia psicodinámica? La psicoterapia psicodinámica sostiene que la personalidad y el funcionamiento psíquico derivan de las primeras experiencias vitales y de las relaciones humanas que establecemos.

En este sentido, algunas de las herramientas de tratamiento son:

  • la interpretación de los sueños,
  • el análisis de la transferencia y la contratransferencia,
  • la exploración de la resistencia del paciente.

Los sueños

La interpretación de los sueños es una de las herramientas clave del método psicodinámico, quizá la más importante, precisamente porque permite al psicólogo o psicoterapeuta y al paciente "ir más allá" de los hechos cotidianos superficiales y concretos y explorar un lenguaje diferente, hecho de imágenes y sensaciones. Así pues, los sueños representan la capacidad de cada persona para procesar con la imaginación lo que ha vivido en la vida cotidiana y transformarlo en memoria.

Estas imágenes, de hecho, tienen tal significado y trascendencia que influyen en nuestro estado de ánimo y en el curso de nuestros días; en una relación de psicoterapia pueden explorarse en profundidad gracias a la competencia del profesional, que guía e interpreta los recuerdos y las percepciones a través del lenguaje verbal.

Cómo funciona la psicoterapia psicodinámica

La psicoterapia psicodinámica integrada, inspirada en el psicoanálisis, se centra en el inconsciente y lo reprimido. La orientación psicodinámica se centra en reconocer, comprender y superar las experiencias contradictorias para mejorar las vivencias del paciente y sus relaciones interpersonales. 

La terapia psicodinámica pretende ayudar al paciente a comprender cómo las experiencias y traumas del pasado influyen en la toma de decisiones, el comportamiento y las relaciones actuales. No es casualidad que también se la denomine psicología profunda, ya que el objetivo no es aliviar los síntomas superficiales, sino indagar en el interior, trabajando para comprender la causa del malestar psicológico que se ha ido forjando durante el desarrollo psicológico del individuo. 

El psicólogo psicodinámico también pretende ayudar a quienes son conscientes y comprenden los orígenes de sus dificultades sociales, pero no pueden superar los problemas por sí mismos. Los pacientes aprenden a analizar y resolver sus dificultades actuales y a cambiar su comportamiento en las relaciones actuales mediante la exploración y el análisis en profundidad de experiencias anteriores.

Terapia psicodinámica: cómo se realiza 

En primer lugar, es esencial destacar que el psicoterapeuta representa algo nuevo para el paciente en comparación con relaciones anteriores. No es un confidente, un consejero o alguien que resuelve mágicamente sus problemas, sino un profesional con una teoría y herramientas precisas.

En el núcleo de la relación psicoterapeuta-paciente hay una dimensión fundamental, que es la de la empatía, un término que se utiliza mucho en nuestras conversaciones pero sobre el que a menudo existe cierta confusión. Por empatía entendemos una situación en la que nos sentimos en contacto profundo con otro ser humano con el que estamos en relación.

Los encuentros de psicoterapia psicodinámica suelen ser semanales, pero la frecuencia se establece de común acuerdo entre paciente y terapeuta en la primera entrevista. La duración de la sesión de terapia es de una media de 50 minutos, mientras que el proceso terapéutico tiene una duración variable: acudir a un psicólogo es un recorrido complejo y no es posible establecer a priori la duración del mismo. Pero también es cierto que existen psicoterapias psicodinámicas breves que trabajan sobre objetivos más circunscritos.

‍Terapia psicodinámica breve

La psicoterapia psicodinámica breve trabaja, como el psicoanálisis, en lo profundo, pero se centra en el "aquí y ahora", concentrándose en lo que el paciente trae y en el patrón promulgado en sus relaciones actuales; esto permitirá centrar la atención, de forma más directa y rápida, en el problema a tratar.

Mientras que otros enfoques también trabajan sobre el síntoma, esta terapia se centra en la causa del problema que se trae a la sesión. Por término medio, una psicoterapia breve dura de cuatro a seis meses, con sesiones semanales.

Psicopatología y psicodinámica

A través de la psicoterapia psicodinámica, diversos problemas pueden encontrar una cura, tales como:

  • Ansiedad y ataques de pánico.
  • Depresión y baja autoestima.
  • Trastornos psicosomáticos.
  • Problemas relacionales.
  • Trastornos de la personalidad.

¿Psicoterapia psicodinámica, sistémico-relacional o cognitivo-conductual?

La terapia sistémico-relacional y la psicoterapia cognitivo-conductual son dos de las orientaciones más "abrazadas" por los clínicos, además de la psicodinámica de la que acabamos de hablar. 

Intentaremos describir brevemente ambos enfoques para destacar las diferencias en el tratamiento.

La terapia sistémico-relacional presta especial atención al funcionamiento y bienestar de la familia y al contexto social en el que se inserta. La intervención terapéutica puede referirse tanto al individuo como a la pareja, los padres o toda la familia. Esta orientación pretende, por tanto, reconocer y potenciar los puntos fuertes de la unidad familiar en un intento de construir nuevas formas de afrontar los problemas existentes, teniendo en cuenta a los individuos y sus experiencias emocionales.

La terapia cognitivo-conductual (de CBT, Cognitive-Behavioral Therapy) es, por otra parte, una forma de intervención centrada específicamente en el análisis de la relación entre pensamientos, emociones y comportamientos, con el objetivo de ayudar a la persona a adquirir conciencia de determinados procesos de pensamiento y comportamientos implicados en el desarrollo de trastornos psicopatológicos. Una intervención sobre la actividad cognitiva puede conducir a cambios emocionales y comportamentales y a transformaciones relacionadas con el contexto vital personal.

Buscar la ayuda de un especialista

Si deseas iniciar un tratamiento psicoterapéutico y atraviesas un momento de ansiedad y miedo, te recordamos que puedes buscar el apoyo de un psicoterapeuta online de Buencoco en cualquier momento. Nuestros profesionales están ahí para ayudarte y apoyarte. 

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Conociendo la psicología positiva

¿Qué es la vigorexia y por qué no se debe subestimar?

Cada cuánto ir al psicólogo y cuántas sesiones de psicología son necesarias

lee todos los artículos