Relaciones de pareja

Codependencia emocional: qué es y cómo superar esta dependencia tóxica

Codependencia emocional: qué es y cómo superar esta dependencia tóxica
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
10.7.2023

La codependencia es algo que muchos de nosotros hemos experimentado en algún momento de nuestras vidas. Es esa sensación de no poder vivir sin otra persona, de depender tanto de alguien que nuestra felicidad parece depender de su presencia en nuestro día a día. 

Pero, ¿qué sucede cuando esa dependencia se vuelve tan intensa que empieza a afectar nuestra salud mental? Ahí es donde entramos en el terreno de la codependencia emocional.

En este artículo, vamos a explicar con todo lujo de detalles qué es la codependencia emocional, cómo se manifiesta y qué podemos hacer para superarla, entre otros temas relevantes.

Qué es una codependencia

Si alguna vez te has preguntado qué es la codependencia, no te preocupes porque seguramente no eres la única persona. Vamos a ver cuál es la definición de codependencia y qué es ser codependiente emocional.

La codependencia, en términos psicológicos, es un tipo de relación en la que alguien se vuelve excesivamente dependiente de otro para su bienestar emocional y físico. 

En otras palabras, un codependiente es alguien que se apoya tanto en otra persona que su propia identidad y autoestima se ven afectadas. Es como si su sentido de valor y felicidad estuviera atado a otra persona, hasta tal punto que se sienten perdidos o incompletos sin esa persona en su vida.

Es importante entender lo que es una relación de codependencia. No es simplemente querer estar con alguien o disfrutar de su compañía. Todos tenemos personas en nuestras vidas de las que dependemos en cierta medida. Cuando hablamos de codependencia tóxica nos referimos a un tipo de dependencia que es tan intensa que empieza a ser perjudicial y nos genera un malestar significativo. Y esto ocurre cuando la necesidad de aprobación y validación de otra persona se vuelve tan abrumadora que empiezas a ignorar tus propias necesidades y deseos.

Ser un codependiente emocional te puede llevar a ignorar tus propias necesidades emocionales. Si la otra persona está feliz, tú también estás feliz. Si está triste, tú también te sientes así. Si no está presente, tú sientes soledad. Y así sucesivamente con otros sentimientos y situaciones.

En definitiva, la codependencia emocional es una forma de relación desequilibrada y perjudicial en la que una persona se vuelve excesivamente dependiente de otra. Es un patrón de conducta dañino que nos impide construir relaciones saludables basadas en el respeto por las necesidades y motivaciones de uno mismo. 

sintomas de codependencia
Foto de Cottonbro Studio (Pexels)

Síntomas de codependencia: ¿cómo saber si soy codependiente?

Identificar los síntomas y los patrones de codependencia es importante para entender y abordar este problema de comportamiento. Ahora bien, como siempre decimos, cada persona es única y puede experimentar la codependencia de manera diferente. No obstante, es cierto que existen determinados rasgos de codependencia que pueden ser útiles para identificar a este tipo de personas.

A continuación, te presentamos algunas de las señales de codependencia emocional que te ayudarán a saber si eres codependiente:

  • Baja autoestima: los codependientes a menudo luchan con sentimientos de inseguridad y dudan de su propio valor. Pueden depender de la aprobación de los demás para sentirse bien consigo mismos.

  • Miedo al abandono: un codependiente emocional suele tener un miedo intenso a ser abandonado. Este miedo puede llevarle a aferrarse a las relaciones, incluso cuando son tóxicas o insatisfactorias. Las personas con anuptafobia o el miedo a quedarse sin pareja también pueden sentir este temor a ser abandonado.

  • Negación de los problemas: las personas que experimentan relaciones de codependencia a menudo niegan o minimizan los problemas. Pueden hacer esto para evitar el conflicto o para mantener la ilusión de que todo está bien.

  • Comportamientos controladores: los codependientes suelen intentar controlar a los demás para obtener la seguridad y la estabilidad que anhelan. Esto puede manifestarse en comportamientos como la manipulación, la crítica constante o el intento de "arreglar" a los demás.

  • Dificultad para establecer límites: los codependientes tienen dificultades para establecer y mantener límites saludables en sus relaciones. Pueden sentirse responsables de los sentimientos y problemas de los demás, y pueden tener dificultades para saber decir no o para poner sus propias necesidades por delante.

Otra opción para saber si eres una persona codependiente es realizar algún cuestionario de codependencia emocional online. No obstante, es importante recordar que este tipo de pruebas no reemplazan la evaluación y el diagnóstico de los profesionales de la salud mental, como pueden ser los psicólogos especialistas en codependencia.

Diferencias entre codependencia y dependencia emocional

Codependencia y dependencia emocional son dos términos que a menudo se usan indistintamente en conversaciones sobre relaciones y salud mental. Aunque están relacionados, no son exactamente lo mismo.

Estas son algunas de las diferencias entre dependencia emocional y codependencia:

  • Enfoque de la dependencia: la dependencia emocional se centra principalmente en depender afectivamente del otro. Los individuos emocionalmente dependientes buscan aprobación, consuelo y validación de su pareja, lo que denota una falta de responsabilidad afectiva. Por otro lado, la codependencia va más allá de la dependencia emocional e incluye la asunción de responsabilidad por los problemas y emociones de la otra persona.
  • Comportamiento de control: los codependientes tienen tendencia a controlar a su pareja para mantener un sentido de seguridad y estabilidad. Este comportamiento de control no es tan prominente en las relaciones emocionalmente dependientes.
  • Autonegación: los codependientes a menudo se niegan a sí mismos, sus necesidades y sentimientos, en un intento de cuidar y complacer a su pareja. En las relaciones de pareja emocionalmente dependientes, aunque la persona puede estar muy centrada en su pareja, no siempre se da esta autonegación.
  • Límites: las personas con codependencia emocional tienen dificultades para establecer y mantener límites saludables en sus relaciones, mientras que las personas emocionalmente dependientes pueden no tener tantas dificultades en este aspecto.

Causas de la codependencia

La codependencia emocional es un patrón de comportamiento que surge principalmente en las relaciones interpersonales y se caracteriza por reproducir un tipo de apego insano. La persona se apoya en una necesidad excesiva de aprobación y una tendencia a poner las necesidades de los demás por encima de las propias.

En el origen de la codependencia puede haber diversas causas y a menudo están relacionadas con experiencias pasadas. Por ejemplo, la codependencia emocional puede surgir en personas que han crecido en entornos disfuncionales o abusivos, donde aprendieron a sobreadaptarse y a ignorar sus propias necesidades para mantener la paz o recibir amor condicional. También puede estar relacionada con experiencias traumáticas, como la pérdida de un ser querido o el abandono emocional.

Las consecuencias de la codependencia son significativas y pueden afectar negativamente la salud mental y el bienestar emocional. Los codependientes suelen experimentar altos niveles de ansiedad, baja autoestima, dificultad para establecer límites saludables y una constante sensación de insatisfacción en sus relaciones. Pueden caer en patrones de dependencia emocional y repetir relaciones tóxicas, perpetuando así el ciclo de codependencia.

causas codependencia
Foto Liza Summer (Pexels)

Codependencia emocional en la pareja

¿Te has planteado alguna vez cómo superar la codependencia en pareja? Es una buena pregunta. La codependencia emocional en la pareja es una realidad muy presente en muchas relaciones, aunque a veces se trate de ocultar o justificar. Cuando hablamos de codependencia emocional en la pareja, nos referimos a un patrón de comportamiento en el que uno o ambos miembros dependen afectivamente del otro, hasta el punto de que su bienestar psicológico y su felicidad están subordinadas al estado emocional de su pareja.

La codependencia y el amor pueden parecer similares en la superficie, pero hay una diferencia crucial. En una relación de amor saludable, cada persona mantiene su individualidad y puede disfrutar de ser quien es de manera independiente fuera de la relación. Sin embargo, en una relación de amor codependiente, uno o ambos miembros de la pareja pueden sentir que no pueden funcionar sin el otro. Esto puede llevar a una relación codependiente destructiva, en el que la persona codependiente se siente atrapada en la relación, a pesar de que puede estar causándole dolor y angustia.

En las relaciones codependientes de pareja es difícil establecer límites saludables y puede haber dificultades para comunicarse de manera asertiva. Un hombre o una mujer codependiente puede sentir que su identidad está atada a su pareja y que su valía depende de la aprobación de su pareja. Esto, además de ser un misil directo a la autoestima de la persona, hace que sea prácticamente inviable tener en cuenta las propias necesidades y anhelos, ya que se está constantemente tratando de complacer los deseos del otro miembro de la relación.

En ocasiones, esa codependencia se traduce en conductas de hoovering cuando la relación se ha roto. Esta práctica consiste en manipular y abusar emocionalmente de la otra persona para que vuelva a la relación.

Codependencia emocional en las adicciones

La codependencia emocional es un fenómeno que también puede darse en las relaciones donde una de las partes tiene una adicción. Ya sea a las drogas, alcoholismo, al juego o a cualquier otro comportamiento adictivo, la codependencia puede convertirse en un problema serio que agrava la situación de la persona adicta.

Cuando hablamos de codependencia en las adicciones, nos referimos a una situación en la que la persona codependiente desarrolla una dependencia emocional hacia el adicto. Esta dependencia puede llevar a la persona codependiente a asumir una serie de roles y comportamientos que, aunque bien intencionados, pueden terminar facilitando la adicción de su ser querido.

Esto puede incluir negar el problema, asumir responsabilidades que corresponden al adicto, o incluso encubrir las consecuencias negativas de la adicción. Es importante entender que la codependencia en las adicciones no ayuda a la persona adicta, que a su vez puede haber desarrollado una codependencia a las drogas o a cualquier otra actividad. Al contrario, puede retrasar su recuperación y perpetuar el ciclo de la adicción. 

Si sospechas que puedes estar en una relación codependiente con una persona que presenta una adicción, es recomendable buscar ayuda profesional. Existen recursos y grupos de apoyo disponibles para las personas que se encuentran en esta situación. 

Otros tipos de codependencia emocional

Ahora vamos a ver otros tipos de codependencia emocional. Este problema también puede manifestarse en otros ámbitos de la vida. Además, puede haber personalidades codependientes, esto es, personas con determinados rasgos de personalidad que son más proclives a desarrollar codependencia emocional.

  • Codependencia sexual: se caracteriza por una dependencia emocional y afectiva extrema hacia la pareja en el ámbito sexual. La persona puede sacrificar sus propias necesidades y valores con tal de mantener la relación sexualmente activa.
  • Codependencia narcisista: ocurre cuando una persona se involucra en una relación con un narcisista, cediendo constantemente a sus demandas y sacrificando su propia identidad para satisfacer al otro. La codependencia y el narcisismo se entrelazan en un ciclo destructivo, donde el codependiente busca constantemente la aprobación y la atención del narcisista.
  • Codependencia familiar: se desarrolla en contextos familiares disfuncionales donde los roles y las dinámicas se vuelven tóxicas. Los miembros de la familia se vuelven emocionalmente dependientes entre sí, perpetuando un ciclo de comportamientos codependientes de generación en generación.
  • Codependencia en la amistad: la codependencia emocional en la amistad se manifiesta cuando una persona depende emocionalmente de sus amigos, sacrificando sus propias necesidades y prioridades para mantener la relación. Pueden estar constantemente buscando la aprobación y validación de sus amigos, poniendo sus propias vidas en segundo plano y descuidando su bienestar emocional. 

Estos ejemplos de codependencia ilustran cómo, con sus distintas características, esta puede afectar diferentes áreas de la vida y resaltan la importancia de buscar ayuda y trabajar en la recuperación para sanar la codependencia.

como salir de la codepencia
Foto de Rdne Stock Project (Pexels)

Cómo salir de la codependencia

¿Cómo curar la codependencia? Si has llegado hasta aquí, seguro que estás deseoso de saber si es posible dejar de ser codependiente.

Salir de la codependencia, sobre todo cuando llevas tiempo en una relación, puede parecer complicado al principio, pero con el apoyo adecuado y las herramientas necesarias, es absolutamente posible. A continuación, comentaremos cuáles son los pasos para superar la codependencia

  1. Lo primero y más importante es reconocer que estás en una relación codependiente. Este puede ser el paso más difícil, pero también es el más necesario. Aceptar que estás en una relación de codependencia es el primer paso para poder superarla.

  2. Una vez que has reconocido tu codependencia, el siguiente paso es buscar ayuda. El tratamiento de la codependencia puede implicar encontrar un psicólogo especialista en codependencia o unirte a un grupo de ayuda para personas codependientes. También existe la opción de iniciar terapia. Estos recursos pueden proporcionarte las herramientas y el apoyo que necesitas para superar tu codependencia.

  3. Además de buscar ayuda, también es importante trabajar en ti mismo. Esto puede implicar aprender a establecer límites saludables, desarrollar habilidades de autoafirmación y trabajar en tu autoestima. Ten presente que el objetivo no es simplemente dejar de ser codependiente, sino aprender a tener relaciones saludables y que te llenen.

  4. Finalmente, es importante tener en cuenta que superar la codependencia es un proceso, no un destino. Puede llevar tiempo y requerir mucho trabajo, pero cada paso que tomes hacia la superación de tu codependencia es un paso hacia una vida más saludable y feliz. No te desesperes si el progreso parece lento. Cada pequeño paso cuenta.

Otra opción son los grupos de codependencia: espacios seguros y grupos de autoayuda donde las personas pueden compartir sus experiencias, recibir apoyo mutuo y aprender estrategias para establecer límites saludables y fomentar relaciones más equilibradas con el objetivo de sanar la codependencia. 

Libros sobre la codependencia emocional

Hay muchos libros sobre codependencia que pueden proporcionarte una visión diferente y un apoyo adicional para hacer frente a este problema. 

Aquí van algunos ejemplos: 

  • Codependencia y amor de Isabel Verde: este libro aborda los problemas de codependencia desde un punto de vista psicológico. Enseña a establecer límites saludables y a alejarse de relaciones tóxicas, creando reglas de desapego.
  • Más allá de la codependencia de Melody Beattie: esta obra aborda con una gran capacidad analítica e intuitiva varios casos de personas con codependencia. Además, nos da algunos consejos esenciales para crecer como personas y mejorar nuestras relaciones y convivencia con los demás.
  • De la codependencia a la libertad: cara a cara con el miedo de Krishnananda: en este libro, el autor proporciona una especie de “mapa de carreteras” con una guía y actividades para trabajar la codependencia, desde el amor y la meditación. 

La codependencia emocional es un problema psicológico serio que puede afectar a todas las áreas de la vida de una persona. Sin embargo, con la ayuda adecuada y el compromiso de cambio, es posible superarla y disfrutar de relaciones saludables y satisfactorias.

Recuerda que contamos con un equipo de profesionales de la salud mental que pueden ayudarte a conseguir ese cambio que anhelas. Para dar el primer paso, solo tienes que completar el cuestionario personalizado para que podamos conocerte mejor y comenzar con tu proceso terapéutico.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos