Salud mental

Pensamiento lateral: cómo entrenarlo

Pensamiento lateral: cómo entrenarlo
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
11.10.2023

El pensamiento lateral es una habilidad que suele ser propia de los niños, pero que también es muy útil en los adultos.

El escritor Antoine de Saint-Exupéry, en El Principito, con su dibujo del elefante en la boa y la oveja en la caja, da a la literatura dos ejemplos magistrales de una habilidad que los niños poseen de forma natural, pero que algunos adultos necesitan entrenar: la capacidad de pensar de forma lateral o divergente.

“Los adultos nunca entienden nada por sí solos y los niños se cansan de explicárselo todo cada vez. [...] He conocido a mucha gente importante en mi vida, he vivido entre adultos durante mucho tiempo. Los he conocido íntimamente, los he observado de cerca. Pero la opinión que tenía de ellos no ha mejorado mucho".

A. de Saint-Exupéry

¿Qué es el pensamiento lateral?

¿Qué significa "pensamiento lateral"? Una definición de pensamiento lateral puede ser: la capacidad de resolver problemas siguiendo un camino no convencional y no basado en la lógica racional.

Este "pensar fuera de la caja" y de forma no convencional tiene su origen en la curiosidad y el inconformismo, y es el modo de pensar más común durante el desarrollo psicológico en la infancia. Los niños, maestros de la imaginación y la naturalidad, hacen uso de innumerables grados de libertad en la búsqueda de soluciones alternativas y nuevos puntos de vista ante un determinado problema. Cabe señalar que no hace falta tener superdotación intelectual ni ser especialmente inteligente para desarrollar el pensamiento lateral, ya que todos podemos lograrlo.

A continuación, te dejamos uno de los ejemplos más famosos para entrenar el pensamiento lateral: el acertijo de la naranja envenenada.

En una recepción, los invitados beben una naranjada envenenada de una jarra con hielo. Todos mueren excepto una persona. ¿Por qué se salva esta persona?

Elementos a tener en cuenta:

  • la persona no es inmune al veneno,
  • la naranjada es la misma para todos los asistentes,
  • el veneno ya estaba en la jarra cuando la persona que se salva bebe, pero no estaba disuelto.
  • el veneno no fue introducido en forma de pastilla.
entrenar pensamiento lateral
Foto de Pixabay

Pensamiento lateral y divergente

En términos prácticos, hay poca diferencia entre el pensamiento divergente y el pensamiento lateral. De hecho, el pensamiento divergente apela a la creatividad, la imaginación y la fantasía para resolver un problema.

El pensamiento lateral y el pensamiento divergente son formas de pensar poco convencionales e innovadoras, pueden fomentar la capacidad de resolver problemas y ser útiles en la gestión de conflictos (pensemos, por ejemplo, en problemas con compañeros de trabajo, conflictos familiares o conflictos entre hermanos…).

El psicólogo Joy Paul Guilford define 4 parámetros para evaluar el pensamiento lateral

  • Fluidez: elemento cuantitativo que se refiere al número de ideas. 
  • Flexibilidad: la aptitud para adoptar distintos enfoques de pensamiento ante un problema que hay que abordar.
  • Originalidad: capacidad de formular pensamientos únicos que no siguen necesariamente los de la mayoría.
  • Elaboración: la forma en que se ponen en práctica estas ideas y pensamientos. 

Estos elementos, que forman parte de las técnicas creativas del pensamiento lateral, darán lugar más fácilmente a lo que podemos llamar el "acto creativo". Al ser original, el pensamiento lateral puede desviarse y superar los obstáculos de posibles sesgos cognitivos que no permiten que el pensamiento fluya de forma diferente.

Pensamiento lateral y vertical

El pensamiento divergente se contrapone al pensamiento convergente, que se basa en la capacidad de realizar razonamientos lógicos y lineales basados en soluciones y respuestas que ya son firmes y conocidas por nosotros.

El pensamiento lateral y el pensamiento vertical se diferencian porque este último es un pensamiento lógico, racional y analítico. En resumen, supera los caminos conocidos y actúa exactamente al revés que el pensamiento lateral.

Los mecanismos del pensamiento lateral 

El término pensamiento lateral fue acuñado por el psicólogo Edward De Bono, considerado uno de los mayores expertos en pensamiento y, en particular, en pensamiento creativo. Pero, ¿qué es en la práctica el pensamiento lateral del que habla Edward De Bono? 

En su libro The Use of Lateral Thinking, De Bono parte de un análisis del pensamiento vertical y sus limitaciones, para llegar a la conclusión de que el pensamiento alternativo y lateral puede ayudar a encontrar nuevas soluciones a un problema, estimulando la búsqueda de nuevas interpretaciones de la realidad.

Pero, ¿cómo se desarrolla el pensamiento lateral según De Bono? Uno de los ejercicios más conocidos para desarrollar el pensamiento lateral es la metodología de los seis sombreros, muy utilizada también en actividades dirigidas al bienestar laboral en las empresas.

‍¿Qué es la metodología de los seis sombreros?

Para abordar un problema de forma alternativa no basta con decir "piensa fuera de la caja", sino que hay que poner en práctica esta habilidad utilizando técnicas específicas de pensamiento lateral como la que Del Bono explica en el libro Seis sombreros para pensar.

"Pensar no es una excusa para no actuar, sino una forma de actuar mejor. Así que pasa a la acción". E. De Bono

Un resumen del método de pensamiento lateral propuesto por De Bono podría ser el siguiente: cada uno de los seis sombreros tiene un color específico y representa un único punto de vista y, en consecuencia, de pensamiento:

  • Sombrero blanco: es el pensamiento imparcial, objetivo y basado en hechos
  • Sombrero rojo: representa la emocionalidad y la intuición.
  • Sombrero amarillo: es el punto de vista que destaca las posibles ventajas de una circunstancia, basado en el razonamiento lógico.
  • Sombrero negro: en contraste con el amarillo, pone de manifiesto las desventajas de una situación, sacando el lado crítico.
  • Sombrero azul: representa el pensamiento reflexivo basado en la calma.
  • Sombrero verde: representa el pensamiento libre y creativo, lleno de imaginación.

Llevar los distintos sombreros y adoptar diferentes formas de pensar conducirá a soluciones creativas, inesperadas y estimulantes. 

Otras técnicas de pensamiento lateral

Se pueden utilizar varias técnicas y ejercicios para entrenar el pensamiento lateral, como los seis sombreros que hemos visto. El brainstorming, por ejemplo, es una técnica de pensamiento lateral muy utilizada en diversos contextos.

En el proceso de brainstorming, la mente es libre de aportar ideas que incluso son totalmente diferentes entre sí. En este tipo de actividad, como escribe el publicista A.F. Osborn en su libro Applied imagination, es fundamental lo siguiente:

  • la recopilación de ideas: la actitud de los participantes debe ser acogedora y sin prejuicios con respecto a las ideas propuestas;
  • la cantidad: cuantas más ideas, mejor;
  • la no convencionalidad: la originalidad es la base del estímulo creativo;
  • la búsqueda de nuevas combinaciones: toda idea puede ser fuente de inspiración y dar lugar a soluciones nuevas, incluso inesperadas.

pensamiento lateral
Foto de pixabay

Tres estrategias y ejercicios para entrenar la habilidad blanda del pensamiento lateral

La capacidad de aportar creatividad, innovación y nuevos retos, en un entorno laboral cada vez más dinámico y competitivo como el actual, es una habilidad blanda (soft skill, en inglés) muy valorada. Echemos un vistazo a tres estrategias para redescubrir y desarrollar esta habilidad tan útil en el entorno laboral y no laboral.‍‍

La sinéctica

La sinéctica es una técnica ideada por el psicólogo William J.J. Gordon, y resulta útil para resolver problemas de carácter técnico. Lo que aparentemente no parece tener conexión puede, mediante el ejercicio de la sinéctica, dar lugar a una solución innovadora a un problema determinado.

Las sesiones de sinéctica se desarrollan en 9 etapas diferentes. Brevemente, se propone el problema que hay que abordar y, tras una primera lluvia de ideas o brainstorming, se invita a las personas que participan en la sesión a pensar en diferentes analogías:

  • la analogía directa, mediante la cual se razona por similitud,
  • la analogía simbólica, útil para encontrar analogías novedosas,
  • la analogía fantástica, en la que se expresa al máximo la creatividad.

Este proceso ayuda a ir más allá de las soluciones obvias e inmediatas y a encontrar soluciones innovadoras.

El método SCAMPER

El término es el acrónimo de las siguientes palabras: sustituir, combinar, adaptar, modificar, proponer, eliminar y reordenar.

Es una estrategia para desarrollar ideas creativas útiles para crear algo innovador y para entrenar nuestro pensamiento. Cada idea se filtra a través de estos pasos:

  • sustituir algunos elementos de esta idea por otras ideas,
  • combinar todas las ideas,
  • adaptarlas,
  • modificarlas,
  • proponer otros usos,
  • eliminar algunas,
  • reordenar o reformular. 

Redescubrir a nuestro niño o niña interior

En su libro Playfulness: Its Relationship to Imagination and Creativity, Nina Lieberman afirmaba que, según sus estudios, ciertos elementos potencian la capacidad de pensar lateralmente: 

  • tener buenas relaciones sociales
  • disfrutar de un buen descanso
  • experimentar alegría y bienestar interior
  • sentirse libre de presión, estrés y ansiedad

Pensamiento lateral: adivinanzas

Como hemos visto, el pensamiento lateral se puede entrenar con ciertas técnicas, pero también con pruebas, tests y acertijos que estimulan diferentes tipos de pensamiento lateral. ¿Recuerdas el ejemplo de pensamiento lateral de la adivinanza de la naranja envenenada del principio de nuestro artículo?

Aquí tienes la solución: el veneno estaba en el hielo, la persona bebió cuando el hielo aún no se había derretido y por eso se salvó.

Para desarrollar el pensamiento divergente, dejamos fluir nuestra creatividad, devolviéndole el poder de cambiar (positivamente) nuestra mentalidad ante la vida, haciéndonos sentir de nuevo como niños: optimistas, libres, inconformistas.

¿Qué significa en la práctica el pensamiento lateral? 

Utilizar el pensamiento lateral de forma instrumental significa empezar a pensar de nuevo, no solo como artistas y creativos, sino también como el niño que llevamos dentro.

Ser capaces de imaginar múltiples soluciones y perspectivas innovadoras nos permite no solo volver a conectar con nuestra creatividad, sino también dejar de lado, al menos por un momento, la dicotomía correcto-incorrecto con la que está impregnada nuestra sociedad. 

Pensar de forma divergente significa abrazar la complejidad matizada de la vida social, rechazando el concepto de soluciones únicas y formas estereotipadas de resolver problemas complejos.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos