Bienestar laboral: qué es y cómo aplicarlo

Bienestar laboral: qué es y cómo aplicarlo
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
6.10.2023

Un entorno de trabajo feliz afecta a la vida del empleado, a las relaciones en el equipo de trabajo y al resultado de la empresa. La psicología del trabajo y el bienestar en las organizaciones han demostrado que estar en un entorno laboral feliz lleva a las personas a producir más, a estar más motivadas y a estar más centradas en los objetivos laborales, logrando mejores resultados y rentabilidad. 

¿Cómo mejorar el bienestar en las organizaciones? ¿Cuáles son los factores que influyen en él? Lo averiguamos en este artículo.

Bienestar organizacional: definición

El bienestar organizacional o laboral engloba la salud física, emocional y mental de los colaboradores en una compañía. Comprende acciones destinadas a asegurar un entorno laboral seguro y saludable, oportunidades para el crecimiento personal y profesional, así como respaldo emocional. Asimismo, implica la promoción de un equilibrio adecuado entre la vida laboral y personal de los empleados, junto con el acceso a recursos para la gestión del estrés y las demandas laborales.

Cada vez son más las empresas que incorporan nuevas estrategias para aumentar los beneficios que pueden fomentar el bienestar del entorno laboral y de las relaciones, sabiendo que si se pone a los trabajadores en una situación en la que puedan trabajar tranquilamente, se sienten a gusto y completan sus tareas con mayor naturalidad.

Cuando el bienestar está presente en los contextos de trabajo y formación, la productividad y la creatividad aumentan en beneficio del éxito del trabajo y de unos resultados óptimos para ambas partes.

Algunos indicadores del bienestar organizativo:

  • sentido de pertenencia a la organización;
  • sentimiento de autorrealización;
  • compartir los valores de la organización;
  • equilibrio entre trabajo y vida privada;
  • relaciones interpersonales positivas con los compañeros.

Por el contrario, entre los indicadores negativos del bienestar laboral y empresarial encontramos:

  • deseo de cambiar de trabajo;
  • pensamientos de inutilidad y miedo de no estar a la altura;
  • resentimiento hacia la organización;
  • presencia de mobbing y patologías relacionales;
  • confusión de funciones, tareas y responsabilidades.

Bienestar laboral y riesgos psicosociales

¿Cómo puede fomentarse el bienestar en el lugar de trabajo? La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo ha identificado 10 factores de riesgo para el bienestar en el trabajo a los que hay que prestar atención:

  1. Entornos y equipos de trabajo, como herramientas inadecuadas o no disponibles.
  2. Planificación de tareas deficiente o monótona.
  3. Carga de trabajo excesiva o reducida.
  4. Horarios de trabajo inflexibles, imprevisibles o prolongados.
  5. Cultura organizativa caracterizada por una comunicación deficiente y dificultades para resolver problemas.
  6. Rol organizativo (dificultad para identificar las responsabilidades y funciones de cada uno).
  7. Progresión profesional incierta, baja remuneración o escaso reconocimiento social del trabajo.
  8. Autonomía de decisión reducida o inexistente.
  9. Relaciones interpersonales conflictivas entre compañeros, aislamiento, falta de apoyo social.
  10. Conflictos entre el hogar y el trabajo, dificultad para conciliar la vida privada y laboral.
bienestar organizacional
Foto de Pixabay

Bienestar y trabajo: historia del bienestar organizativo

La atención al bienestar de los trabajadores se planteó por primera vez en la década de los años treinta debido a la relevancia de la cuestión de la seguridad en el lugar de trabajo. La cuestión principal era cómo mejorar el entorno de trabajo e identificar los riesgos para prevenir accidentes y enfermedades. 

Posteriormente, con el nacimiento del movimiento de las relaciones humanas, se da más importancia al factor humano y a variables como la motivación, los fenómenos de grupo y la alienación, vinculadas a las rutinas de trabajo. De este modo se impuso una nueva cultura de la salud en el trabajo, en la que el bienestar es también mental y no solo físico. No fue hasta la década de los ochenta cuando se tuvo en cuenta el bienestar, con la introducción del concepto de wellness, que ya no indicaba la salud como ausencia de enfermedad, sino que se centraba en el concepto de bienestar.

Los estudios sobre la relación entre el bienestar organizacional y el estrés laboral dieron origen en los noventa a la Occupational Health Psychology (OHP), cuyo objetivo es aplicar los conocimientos de la psicología para:

  • mejorar la vida de los trabajadores, fomentando su empowerment;
  • mantener unas condiciones de trabajo seguras;
  • promover la salud en el lugar de trabajo.

Desde entonces, el concepto de bienestar en el trabajo ha evolucionado considerablemente: de centrarse en la preservación de la salud del individuo, se ha pasado al bienestar organizativo y a la preservación del bienestar físico y mental. Según esta perspectiva, una empresa que promueve el bienestar de sus trabajadores debe aspirar a:

  • alta productividad y satisfacción de los trabajadores;
  • una buena seguridad en el lugar de trabajo;
  • bajo absentismo y rotación;
  • ausencia de violencia.

Bienestar laboral y seguridad en el trabajo en España y Europa

A lo largo de los años, la legislación europea también ha prestado cada vez más atención al bienestar en el trabajo. Recordemos, por ejemplo:

  • La declaración de Luxemburgo (1997) para la promoción de la salud en el lugar de trabajo.
  • La Comisión de las Comunidades Europeas (Bruselas, 11/03/2002): presentación de una nueva estrategia para la salud y la seguridad 2002-2006.
  • Acuerdo Interconfederal (09/06/2008): hace referencia a la transposición del Acuerdo Europeo sobre el Estrés Relacionado con el Trabajo.

En 2008-2009, la Unión Europea definió el bienestar en el trabajo como "el estado mental y físico de los trabajadores resultante de un equilibrio equilibrado entre el trabajo, el contexto medioambiental y el tiempo libre". La tendencia más reciente es, por tanto, investigar el bienestar global de la organización, para entender cuándo una empresa es capaz de garantizar condiciones de bienestar a quienes viven en ella.

‍En España la Ley 54/2003 regula la prevención de riesgos laborales y la promoción de la salud en el trabajo.

¿Cómo medir el bienestar organizacional?

Medir el bienestar laboral no es sencillo, pero las reuniones individuales de seguimiento con cada miembro del equipo puede ayudar a entender cuál es el grado de satisfacción de los integrantes de un equipo.

Otras opciones son evaluar el rendimiento de cada persona para comprobar que no disminuye y utilizar herramientas para gestionar las opiniones de los empleados como encuestas en las que puedan dar feedback. Ahora bien, después de ese feedback la empresa tiene que comunicar los resultados e informar de las medidas que tomará, de lo contrario los equipos sentirán que esas acciones no sirven para nada. 

¿Por qué es importante medir el grado de bienestar laboral? Porque uno de los efectos negativos en la salud de tus equipos puede ser el síndrome de burnout y agotamiento laboral. Según un informe de Deloitte, el 77% de los encuestados experimentó agotamiento laboral. Esto ocurre cuando las personas sufren de estrés laboral crónico y se manifiesta en fatiga física y mental, y no solo impacta en su desempeño, sino que también conlleva niveles elevados de ansiedad.

Bienestar corporativo: cómo implantarlo

Muchas empresas se preguntan por dónde empezar a la hora de implantar un proyecto de bienestar corporativo. El lugar de trabajo es, de hecho, el principal contexto en el que buscar oportunidades que promuevan el bienestar físico, psicológico y social del trabajador. Veamos qué factores influyen en el bienestar corporativo. Un entorno empresarial saludable se caracteriza por:

  • dinamismo
  • flexibilidad
  • retos estimulantes
  • realización de los propios deseos.

Gestión del bienestar laboral: acciones empresariales

¿Cómo lograr el bienestar organizacional? A continuación, te recomendamos poner en práctica una serie de iniciativas como por ejemplo:

  • Identificar las necesidades y requerimientos de los trabajadores adoptando políticas flexibles.
  • Cuidar la atmósfera del entorno, posibilitando la creatividad y la productividad.
  • Adoptar estrategias corporativas de coaching psicológico orientadas al desarrollo del potencial.
  • Impartir cursos sobre gestión del tiempo y del estrés.
  • Formar al equipo de trabajo, para que los trabajadores se sientan parte de él y mejoren su rendimiento.
  • Fomentar la confianza mutua entre los miembros del equipo, creando un entorno de trabajo seguro, libre de cotilleos y prejuicios.
  • Valorar los resultados para generar autoestima y autoeficacia y fomentar el buen rendimiento.
bienestar laboral
Foto de Pixabay

Bienestar organizacional y ambiente laboral

Las personas pasan gran parte de su jornada en entornos de trabajo, así que la calidad de las relaciones que se establecen y que afectan a la consecución de objetivos y al equilibrio psicofísico depende, por tanto, del ambiente laboral. El clima de una organización es "el aire que se respira" dentro de ella y hace referencia a cómo se sienten las personas mientras realizan su trabajo. 

Lo que las personas trabajadoras experimentan en el clima de una organización se convierte en la clave para interpretar las situaciones, los acontecimientos y los cambios que se producen en el lugar de trabajo, aumentando el sentimiento de pertenencia y la acción compartida. ¿Cómo puede mejorarse el ambiente laboral de forma que también promueva el bienestar en el trabajo? El clima y el bienestar en la empresa deben mejorarse mediante programas de intervención que puedan:

  • aumentar y mantener la motivación;
  • aumentar el sentimiento de pertenencia a la organización;
  • mejorar la cohesión de los equipos, incluso mediante reuniones de creación de equipos;
  • proporcionar a los trabajadores una formación profesional adecuada;
  • crear un liderazgo carismático, capaz de impulsar la consecución de objetivos comunes.

Promoción del bienestar organizacional y satisfacción laboral

La satisfacción en el trabajo es la evaluación que hace el trabajador de su experiencia laboral. ¿Qué medidas deben adoptarse para promover el bienestar en la organización y aumentar la satisfacción de los trabajadores?

El bienestar laboral y la pirámide de Maslow

La teoría de Maslow sobre las necesidades humanas ha encontrado aplicación en los estudios de psicología laboral sobre el bienestar de los empleados, proporcionando algunas herramientas interesantes para mejorar el bienestar empresarial. 

La pirámide de Maslow nos hace ver que para producir satisfacción laboral no basta con satisfacer las llamadas necesidades "fisiológicas" (por ejemplo, tener un horario de trabajo definido y sostenible). Para que el bienestar de los empleados en la empresa esté protegido, también es necesario darles oportunidades de reconocimiento y autorrealización. 

La satisfacción con el propio puesto de trabajo también puede mejorarse interviniendo directamente en las características del mismo, fomentando la autonomía y el sentido de la responsabilidad del individuo, proporcionando una retroalimentación constante sobre los resultados y mostrando la importancia de la tarea, a fin de dar sentido al trabajo a realizar.

Bienestar laboral: los trabajadores también pueden aportar su granito de arena

Las medidas organizativas también fomentan el bienestar en el lugar de trabajo. Las personas pueden enfrentarse a fases difíciles o momentos de ansiedad y tensión, por lo que los empleados deben ser capaces de utilizar estrategias para por ejemplo:

  • minimizar el estrés para evitar el agotamiento;
  • buscar nuevas soluciones para afrontar una situación;
  • gestionar mejor el uso de recursos personales, tiempo y energía.

Las situaciones incómodas, dentro de unos niveles aceptables, generan eustrés, es decir, una reacción de estrés laboral que resulta útil para desencadenar la motivación y el cambio. Cuando, por el contrario, la persona se queda sin energía, generando distrés, las consecuencias son negativas porque

  • se encuentra en situaciones potencialmente amenazadoras
  • percibe los estímulos del contexto laboral como negativos
  • uno se encuentra gastando energía por encima de su capacidad.

Para preservar el bienestar psicofísico del trabajador, este debe, en primer lugar, encontrar la manera de pedir ayuda. Es esencial reconstruir ese equilibrio entre las dimensiones cognitiva, afectiva y conductual para armonizar y equilibrar la vida laboral y privada, restaurando la autoeficacia y el bienestar.

Recuerda que si en este momento de tu vida sientes que las demandas de tu trabajo te abruman hasta generar niveles de estrés que afectan a tu vida cotidiana, estamos aquí para brindarte apoyo. Nuestro equipo de psicólogos y psicólogas está listo para ofrecerte el respaldo y las herramientas que necesitas para superar el agotamiento. Simplemente completa nuestro cuestionario, y a partir de ahí, analizaremos tu situación y desarrollaremos un tratamiento adaptado a ti.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos