Salud mental

Cómo mejorar la autoestima: 10 claves para potenciar tu confianza y bienestar

Cómo mejorar la autoestima: 10 claves para potenciar tu confianza y bienestar
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
13.5.2024

Una autoestima saludable es clave para nuestro bienestar psicológico, ya que puede afectar a muchos ámbitos de nuestra vida. Desde cómo nos enfrentamos a las dificultades del día a día, hasta cómo nos relacionamos con nosotros mismos y con otras personas.

En el artículo de hoy te explicamos por qué tener una autoestima alta y estable es beneficioso, y te proporcionamos varios ejercicios y actividades para que puedas trabajar la autoestima en casa y mejorar tu salud mental.

¿Qué es la autoestima y por qué es importante?

En psicología, la autoestima es un constructo que se refiere a la percepción que cada persona tiene de sí misma y de su propio valor. Esta evaluación puede ser positiva o negativa y tiende a influir profundamente en nuestra manera de pensar, sentir y actuar. Mantener un nivel saludable de autoestima es crucial, ya que nos capacita para enfrentar los eventos de la vida con mayor seguridad y confianza. Además, una autoestima adecuada juega un papel determinante en la toma de decisiones y en la calidad de nuestras relaciones interpersonales, ya que facilita adoptar una actitud más positiva frente a las adversidades.

Desde una perspectiva científica, la importancia de la autoestima ha sido respaldada por numerosos estudios. Un metanálisis llevado a cabo por Orth y colaboradores en 2012 mostró que una autoestima equilibrada no solo se asocia con mejores indicadores de salud mental, como niveles reducidos de depresión y ansiedad, sino que también contribuye significativamente a la salud física. 

Este estudio reveló que las personas con altos niveles de autoestima tienden a experimentar una mayor satisfacción en sus relaciones personales y profesionales y muestran un mejor desempeño laboral. Estos resultados muestran que la autoestima es un factor clave en la mejora de la calidad de vida, destacando su influencia en diversos aspectos de nuestro día a día. Por todo ello es tan importante trabajar la autoestima.

En este artículo te contamos como trabajar la autoestima
Foto de Andrea Piacquadio (Pexels)

Tipos de autoestima

La autoestima se manifiesta en distintos tipos que pueden influir de varias maneras en nuestro comportamiento y en la percepción de nosotros mismos. Cada tipo de autoestima tiene características particulares y efectos específicos sobre el bienestar psicológico y las relaciones interpersonales. 

Autoestima alta y estable

Este tipo de autoestima se caracteriza por una valoración positiva y constante de uno mismo. Según Nathaniel Branden (1994), las personas con esta forma de autoestima suelen tener una percepción clara de sus capacidades y limitaciones, pero mantienen una actitud de aceptación y respeto hacia sí mismos independientemente de las circunstancias externas. Esta estabilidad proporciona una base sólida para manejar las dificultades y para tomar decisiones personales de forma coherente y autónoma.

Autoestima baja y estable

Las personas con este tipo de autoestima mantienen una visión negativa y persistente de sí mismas. Rosenberg (1965) sugiere que estas personas experimentan una constante autocrítica y dudas sobre su valor, lo que frecuentemente conduce a problemas como depresión y ansiedad. La estabilidad de esta percepción negativa hace difícil para ellos ver mejoras posibles, creando un ciclo de auto-desvalorización que puede ser difícil de romper.

Autoestima alta e inestable

Este grupo incluye a individuos que generalmente se valoran positivamente, pero cuya autoestima es susceptible a los cambios debido a factores externos. Baumeister y cols. (2003) argumentan que este tipo de autoestima puede llevar a comportamientos de riesgo cuando estas personas se sienten amenazadas, pues la necesidad de mantener una imagen positiva puede provocar reacciones defensivas ante críticas o fracasos.

Autoestima baja e inestable

En este caso, las personas no solo tienen una percepción negativa de sí mismas, sino que también experimentan fluctuaciones significativas en cómo se sienten respecto a sí mismas. El psicólogo Michael Kernis, quien ha estudiado el factor de estabilidad en la autoestima, postula que esta variabilidad puede resultar en mayor vulnerabilidad a trastornos emocionales, como la depresión. Las personas con este tipo de autoestima pueden tener momentos de sentirse competentes, pero estos son generalmente temporales y fácilmente desestabilizados por contratiempos.

Causas y síntomas de la falta de autoestima

Existen diversos factores que pueden impactar negativamente en la construcción de una autoestima saludable:

  • Experiencias traumáticas: incidentes como el bullying, abuso físico, psicológico o sexual, y la pérdida de seres queridos son eventos traumáticos que pueden debilitar profundamente la autoestima. Estudios como los de Gibb et al. (2007) han mostrado que las experiencias adversas en la infancia están significativamente correlacionadas con la formación de una autoestima baja en la adultez, manifestándose en sentimientos de culpa e indefensión.
  • Vínculos desadaptativos y estilos de crianza: un entorno familiar donde prevalecen vínculos inseguros o estilos de crianza autoritarios o sobreprotectores puede afectar negativamente la autoestima. El desarrollo de un apego seguro influye positivamente en la salud emocional y la autoestima; por el contrario, la falta de este apego puede llevar a sentimientos de soledad y dependencia.
  • Entorno crítico e invalidante: crecer en un ambiente donde predominan las críticas y no se valoran los logros personales puede deteriorar la autoestima. Este tipo de entornos contribuye a la formación de una autoestima frágil, propensa a fluctuaciones y a la vulnerabilidad frente a las adversidades de la vida.
  • Interiorización de expectativas ajenas: asumir las expectativas que otras personas establecen para nosotros puede generar una autoestima que depende de cumplir con esos estándares externos, lo que resulta en una percepción de uno mismo frágil y condicionada. Leon Festinger, autor de la teoría de la disonancia cognitiva, ya describió cómo adaptar estas expectativas que no son propias puede crear conflictos internos profundos, alterando negativamente cómo nos vemos a nosotros mismos.

En lo que respecta a los síntomas de una baja autoestima, estos pueden ser variados y pueden incluir:

  • Inseguridad y dudas constantes
  • Ansiedad y temor al fracaso
  • Diálogo interno crítico y pesimismo
  • Dependencia y necesidad excesiva de aprobación externa
  • Dificultades para expresar opiniones y poner límites
  • Sensación de inferioridad y culpabilidad
  • Alteraciones en el comportamiento como el aislamiento social, abuso de sustancias, o problemas en la alimentación y el sueño.
Muchas mujeres se preguntan: ¿cómo mejorar mi autoestima?
Foto de nappy (Pexels)

10 consejos para aumentar la autoestima

Seguro que te has planteado: ¿cómo mejorar mi autoestima? Aquí te dejamos diez consejos basados en técnicas avaladas científicamente para mejorar la autoestima:

  • Identifica tus fortalezas y debilidades. Empieza por hacer una lista de tus fortalezas y áreas de mejora. Reconoce tus talentos y habilidades, y establece objetivos para desarrollar aquellos aspectos donde necesites mejorar o practicas cierto autosabotaje. Conocerse a uno mismo, tanto lo bueno como lo malo, es crucial para subir la autoestima.
  • Sal de tu “zona de seguridad”. Desafíate a ti mismo probando cosas nuevas que amplíen tus horizontes y refuercen tu capacidad para manejar adversidades. Comienza con pequeños desafíos y de forma gradual ve asumiendo mayores riesgos para ganar autoestima.
  • Practica una comunicación asertiva. Utilizar un lenguaje asertivo para expresar lo que piensa y sientes puede influir positivamente en cómo te sientes contigo mismo, y esto es clave para reforzar la autoestima. Aprender a decir no, expresar lo que uno necesita, aceptar las críticas sin sentirse mal, etc. son aspectos clave para fortalecer la autoestima.
  • Identifica y desafía los pensamientos negativos. Una autocrítica excesiva puede ser la peor enemiga de tu confianza. Sé consciente de estos pensamientos y trata de reemplazarlos por pensamientos más realistas y agradables. Reemplaza las dudas internas con diálogos internos que fomenten la confianza y el autoaprecio para que así puedas fortalecer la autoestima. Puedes utilizar algunas frases para levantar la autoestima como “soy capaz de superar esto” o “valoro y respeto mis necesidades y decisiones”.
  • Rodéate de personas agradables. Para saber cómo aumentar la autoestima a veces solo hay que tomar decisiones de sentido común, como limitar el tiempo con las personas que te hacen sentir inseguro y priorizar relaciones que te aportan bienestar. Es una realidad que las personas que te apoyan y animan pueden tener un impacto significativo en ti y recuperar la autoestima.
  • Trata de aprender de los errores. Aceptar el riesgo y aprender de los fallos construye resiliencia y confianza. Empieza con riesgos de bajo impacto y avanza hacia retos más significativos, siempre tratando de aprender de cada experiencia. Cada paso hacia el reconocimiento y aceptación de tus fallos va a fortalecer la seguridad en ti mismo y tu amor propio.
  • Establece y alcanza metas menores. Lograr objetivos proporciona una poderosa mejora de la autoconfianza. Fija metas alcanzables a corto plazo y celebra cada logro, acumulando pruebas de tus capacidades. Que el miedo a no estar a la altura no te paralice para seguir creciendo como persona.

  • Enfócate en tu crecimiento personal en lugar de la perfección. Esforzarte por progresar y desarrollar habilidades es más beneficioso para la confianza que perseguir la perfección en cada cosa que haces. Celebra cada paso de crecimiento y practica la autocompasión en el proceso. No olvides que cuidarse a uno mismo es la prioridad.
  • Busca y desarrolla tus pasiones. Realizar actividades que disfrutas y te apasionan puede incrementar la confianza a través de la autoexpresión y el aprendizaje. Dedica tiempo a prácticas que refuercen tus habilidades y te brinden alegría.
  • Considera la confianza como algo cambiante, no fijo. Entender que la confianza en uno mismo puede desarrollarse con esfuerzo y práctica te motivará a seguir trabajando en ella. Cuando dudes de ti mismo, recuerda tus éxitos pasados y utiliza estrategias que hayas aprendido para sentirte seguro.

Esperamos que estos consejos para mejorar la autoestima te sean útiles. Con todo, recuerda que cada persona y su contexto son diferentes, y lo que le sirve a una quizás no le sirva a otra. En caso de duda, consulta siempre con un profesional de la salud mental.

Trabaja en tu autoestima y mejora tu bienestar mental?

Inicia el cuestionario

Ejercicios para mejorar la autoestima 

Aquí te presentamos algunos ejercicios y actividades para trabajar la autoestima que tú mismo puedes hacer en casa.

El árbol de los logros

Este ejercicio te ayuda a visualizar tus cualidades y logros de forma gráfica. Comienza haciendo una lista de tus valores y logros, no importa qué tan grandes o pequeños sean. Luego, dibuja un árbol en una hoja de papel: en las raíces escribe tus valores y en los frutos, tus logros. Esta representación te permitirá apreciar visualmente los aspectos positivos de tu vida y reforzará tu autoestima al ver todo lo que has conseguido.

Ejercicio de autoevaluación

Este ejercicio implica hacer un inventario honesto de tus características personales, incluyendo aspectos físicos, relaciones, personalidad y rendimiento. Marca con un '+' los aspectos positivos y con un '-' los negativos. Esto te ayudará a obtener una visión realista de ti mismo, reconociendo tanto tus fortalezas como áreas de mejora. Al final, haz una lista de tus cualidades admirables comparándolas con aquellas que valoras en otros, lo que aumentará tu apreciación por ti mismo.

Elaboración de un proyecto de superación personal

Esta actividad para trabajar la autoestima es muy sencilla. Define una meta clara y concreta que desees alcanzar, divídela en metas más pequeñas y organiza las tareas necesarias para lograrla. 

Este plan te ayudará a ver tus objetivos más claramente y te motivará a avanzar paso a paso. Al evaluar tus progresos y ver tus logros, tu autoestima se fortalecerá.

Elaboración de retroalimentación constructiva

Esta dinámica para trabajar la autoestima está diseñada para ayudarte a conocer mejor cómo te perciben los demás y obtener una perspectiva más amplia y realista de ti mismo. A través de la retroalimentación constructiva de un amigo cercano, podrás identificar aspectos de tu personalidad y comportamiento que quizás no habías considerado, fortaleciendo así tu autoestima.

Pasos del ejercicio:

  • Selección del amigo. Elige a un amigo cercano que te conozca bien y en quien confíes para que te dé una opinión honesta y constructiva. Es importante que esta persona pueda proporcionarte comentarios sinceros sin miedo a herir tus sentimientos.

  • Cuestionario de retroalimentación. Prepara un cuestionario breve basado en la imagen que te inspira este ejercicio. Las preguntas deben incluir: ¿Qué cualidades mías aprecias más?, ¿Hay algo de mi comportamiento que te moleste o te gustaría que cambiara?, ¿Qué consejos me darías para mejorar personal o profesionalmente?, ¿Qué errores crees que no debería repetir?, ¿Qué has aprendido sobre ti mismo a través de nuestra amistad?, ¿Cómo ves nuestra amistad dentro de 5 y 10 años?.
  • Encuentro para la retroalimentación. Organiza un encuentro tranquilo y cómodo con tu amigo para discutir las respuestas. Puede ser una conversación cara a cara, una videollamada o cualquier formato en el que ambos os sintáis cómodos compartiendo abiertamente.

  • Reflexión personal. Después de recibir la retroalimentación, tómate un tiempo para reflexionar sobre lo que has aprendido. Piensa en cómo puedes usar esta información para mejorar y crecer como persona.

  • Plan de acción. Teniendo en cuenta los comentarios, crea un plan de acción que aborde los aspectos que quieres mejorar. Establece metas específicas y alcanzables que te permitan trabajar en tus áreas de mejora.

Aparte de estas actividades y dinámicas para trabajar la autoestima, también puedes echar mano de algún cuaderno de ejercicios para aumentar la autoestima para sacar nuevas ideas y ejercicios. También existen otros materiales como las fichas de autoestima, los talleres de autoestima que suelen ser muy útiles y prácticos para trabajar estas habilidades.

Libros para mejorar la autoestima

A continuación, te presentamos algunos libros sobre autoestima que pueden ayudarte a entender mejor este constructo y su importancia en nuestro bienestar psicológico.

  • Los seis pilares de la autoestima” de Nathaniel Branden. Este libro es una obra esencial para saber cómo se construye una autoestima saludable. Branden explora seis prácticas clave que son fundamentales para el desarrollo de una autoestima saludable. A través de teoría detallada y ejercicios prácticos, el libro ofrece herramientas efectivas para aumentar autoestima y bienestar psicológico.
  • Me quiero, te quiero: una guía para desarrollar relaciones sanas (y mejorar las que ya tienes)” de María Esclapez. La autora ofrece en este libro estrategias y reflexiones sobre cómo tener autoestima saludable mediante el desarrollo de relaciones más satisfactorias. A través de consejos prácticos y ejercicios de autoconocimiento, el libro es ideal para quienes buscan como reforzar la autoestima y como tener más autoestima en el contexto de sus relaciones personales. 
  • Autoestima punk: cómo acabar con la autoestima happy flower” de Víctor Amat. Este libro es ideal si te planteas: “cómo subir mi autoestima sin chorradas de autoayuda que no sirven para nada”. El autor propone un enfoque único y disruptivo, y desafía los métodos tradicionales, ofreciendo una perspectiva fresca y directa para quienes buscan ganar autoestima de manera auténtica y sin clichés.

Para los más peques de la casa también puedes utilizar algún cuento para trabajar la autoestima. Y si necesitas ayuda, no dudes en buscar apoyo de un profesional de la salud mental. La terapia psicológica ha demostrado ser eficaz para mejorar la autoestima y te puede proporcionar las herramientas que necesitas para seguir mejorando y creciendo a nivel personal.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos