Bienestar 360 grados

Vértigo por estrés: ¿es posible?

 Vértigo por estrés: ¿es posible?
logo-buencocobuencoco- servicio del psicologia online
Buencoco
Servicio de psicología online
Publicado el
11/11/2022

Que sientas como las cosas giran a tu alrededor y que puedas caerte por falta de equilibrio es una sensación horrible. Quienes alguna vez han sufrido de vértigo lo saben muy bien. Algunas personas llegan a la consulta de su psicólogo o psicóloga, tras varias visitas a especialistas y que no les hayan encontrado causas subyacentes, diciendo que sufren de vértigo por estrés, mareos por nervios o vértigo por ansiedad.

Sabemos que el estrés impacta y se manifiesta en nuestro cuerpo de diferentes formas y desencadena muchos síntomas. Como recaba un informe de Medical News Today, el estrés afecta a todos los sistemas de nuestro cuerpo:

  • el nervioso central;
  • el inmune;
  • el digestivo;
  • el cardiovascular;
  • el reproductivo;
  • el muscular y esquelético;
  • el endocrino;
  • el respiratorio. 

Pero, ¿el vértigo puede ser causado por el estrés y por los nervios? En este artículo, tratamos de dar un poco de luz a este tema…

¿Qué es el vértigo?

El vértigo es una sensación ilusoria de rotación del cuerpo, de la cabeza o de los objetos del entorno. Es un síntoma, no un diagnóstico, desagradable y que provoca náuseas, vómitos e incluso taquicardia. El origen del vértigo suele ser vestibular, es decir, está relacionado con el oído interno y otros sistemas del cerebro que controlan el sentido del equilibrio y la orientación espacial.

Muchas veces asociamos ciertos mareos al calor, a no haber comido mucho, al agobio de las multitudes…pero lo cierto es que mareos y nerviosismo pueden tener una conexión, como veremos más adelante.

Síntomas del vértigo

Las personas que sufren vértigo pueden experimentar:

  • aturdimiento;
  • sensación de desequilibrio;
  • náuseas y vómitos;
  • dolores de cabeza;
  • sudoración;
  • pitidos en los oídos.

¿Necesitas ayuda?

Habla con Buencoco

Vértigos psicógenos

El vértigo psicógeno es aquel del que no se encuentra un desencadenante directo y produce una sensación de pérdida de la estabilidad como resultado de la ansiedad, la depresión y el estrés

Los síntomas del vértigo psicógeno son como los del vértigo fisiológico: mareos, dolor de cabeza, náuseas, sudor frío, dolor de cabeza, además de la pérdida de equilibrio.

Síntomas del vértigo por estrés

Los síntomas del vértigo por estrés o del vértigo por ansiedad son iguales a cualquier otro tipo de mareo y comparten la sensación de aturdimiento, de desequilibrio y de que la habitación o las cosas den vueltas.

¿Cúanto tiempo dura el vértigo por estrés?

Los vértigos por estrés o los vértigos psicógenos, de los que hablaremos más adelante, pueden durar unos minutos o varias horas. Además, pueden darse con intermitencias.

vértigos por ansiedad
Fotografía Sora Shimazaki (Pexels)

Vértigo por estrés: causas 

En primer lugar, hay que diferenciar dos términos que se usan como sinónimos pero no lo son: mareo y vértigo.

El mareo hace referencia a aquel estado en el que la persona se siente aturdida y pierde el equilibrio, mientras que el vértigo implica la sensación de un movimiento ficticio de las cosas o de la propia persona. El mareo trae consigo un amplio abanico de sensaciones, entre las que puede estar el vértigo.

Hecha esta diferencia, veamos, ¿el estrés provoca mareos y/o vértigo? El estrés puede favorecer los síntomas de vértigo, desencadenarlos o empeorarlos, pero no parece ser la causa de este

¿Cuál es la relación entre estrés y vértigo?

Vértigo y estrés sí pueden estar relacionados como apunta una investigación realizada en Japón. En ella se descubrió que los síntomas de vértigo en quienes padecían la enfermedad de Ménière disminuían notablemente cuando se reducía la producción de la hormona del estrés, la vasopresina, en sus organismos.

Según los resultados de otro estudio, parece que existe una fuerte correlación entre el vértigo y el estrés para aquellas personas con problemas de ansiedad, trastornos del estado de ánimo y de la personalidad.

Otra explicación de los mareos por estrés es que cuando ante una situación amenazante o de peligro liberamos hormonas como el cortisol y la adrenalina, esto puede tener un impacto directo en nuestro sistema vestibular (la parte del oído interno que ayuda a modular el equilibrio y proporciona al cerebro información sobre los movimientos) y provocar una sensación de mareo. Un estudio sugiere que estas hormonas pueden impedir el funcionamiento de este sistema e influir en los mensajes que envía al cerebro.

Además, la liberación de adrenalina y cortisol puede inducir la constricción de los vasos sanguíneos que sumado a un aumento de la frecuencia cardíaca, puede provocar mareo.

Así que la causa principal del vértigo por estrés parece radicar en la segregación de cortisol y adrenalina como consecuencia de la respuesta que tiene el organismo ante una situación de peligro.

Encuentra psicólogo a golpe de clic

Rellena el cuestionario

Vértigo y ansiedad: ¿se pueden sufrir mareos por ansiedad?

El estrés y la ansiedad son diferentes. Mientras el primero suele estar relacionado con factores externos, a la ansiedad se la relaciona con aquellas preocupaciones que persisten incluso en ausencia de factores estresantes externos. Al igual que el estrés, la ansiedad también provoca la liberación de cortisol y adrenalina que, como hemos explicado antes, pueden desencadenar mareos y nerviosismo. Algunos estudios que muestran esta relación:

Vértigo por estrés: tratamiento

Los síntomas de mareo deben leerse como problemas secundarios a un problema psicológico. Por tanto, y teniendo en cuenta que hablamos de estrés y ansiedad, debería abordarse con una buena terapia cognitiva y conductual, que se sabe que es eficaz en los trastornos por ansiedad y estrés. 

Si tienes dudas sobre cómo encontrar un psicólogo, te recordamos que en Buencoco puedes encontrar ayuda psicológica online.

Cómo eliminar los mareos por estrés

Si quieres lidiar con los mareos por estrés, una vida saludable deberá estar entre tus principales prioridades para así rebajar el nivel de ansiedad y de estrés. Algunos consejos a seguir:

  • Descansa y duerme lo suficiente para que no afecte a tu bienestar mental y emocional.
  • Practica técnicas de relajación como el entrenamiento autógeno y busca formas de controlar los nervios
  • Busca tratamiento: un psicólogo te ayudará a afrontar mejor esta situación.

Descansar y tomarte tiempo para ti, así como la relajación puede aliviar el estrés y la ansiedad y por tanto los mareos, ya que el cortisol y adrenalina (las llamadas hormonas del estrés) volverán a niveles normales.

Remedios para el vértigo por estrés

Como decíamos anteriormente, lo que puedes probar es descansar y probar técnicas de relajación. Esto puede ayudarte, pero tanto la ansiedad como el estrés pueden generar problemas de insomnio y que te sea más difícil mantener a raya los síntomas. 

En estos casos, lo mejor será acudir a un psicólogo para que te de las herramientas necesarias para gestionar el estrés y la ansiedad.

Te pueden interesar

Ansiedad

Miedo a perder el control: cuando la ansiedad toma el mando

Crecimiento personal

Intuición, ¿hay que hacerle caso?

Relaciones y familia

El síndrome del hijo único, ¿existe?

lee todos los artículos