El modelo de Masters y Johnson en terapia sexual

El modelo de Masters y Johnson en terapia sexual
logo-buencoco
Buencoco
Servicio de psicología online

Artículo revisado por nuestra redacción clínica

Publicado el
29/1/2024

El estudio científico de la sexualidad humana es ahora aceptado como una práctica convencional, pero los primeros investigadores en este campo a menudo recibieron críticas considerables.

Masters y Johnson fueron pioneros en observar y describir la función sexual normal y, en consecuencia, proporcionaron un enfoque único para ayudar a comprender la disfunción sexual. 

En este artículo explicamos quiénes fueron Masters y Johnson y cuáles fueron sus contribuciones a la sexología y la terapia sexual.

¿Quiénes son William Masters y Virginia Johnson? Breve biografía

William Masters y Virginia Johnson formaron un dúo destacado de investigación estadounidense, particularmente reconocidos por sus estudios en sexualidad humana. Masters, médico nacido en 1915, y Johnson, terapeuta sexual nacida en 1925, fundaron el Instituto Masters & Johnson (originalmente Fundación de Investigación en Biología Reproductiva) en 1964, dedicado a ayudar a parejas con disfunciones sexuales. 

La colaboración de Virginia Johnson y William Masters, que se extendió durante casi dos décadas, revolucionó el estudio de la sexualidad humana. Comenzaron su investigación en los años 60, observando y filmando más de 10.000 actos sexuales, lo que les permitió describir la "curva de la respuesta sexual humana", con sus cuatro fases: excitación, meseta, orgasmo y resolución. Sus hallazgos fueron publicados en "Human Sexual Response" (1966), un libro técnico que, sorprendentemente, se convirtió en un best seller. En 1970, publicaron "Human Sexual Inadequacy", detallando sus métodos de terapia sexual, lo que los llevó a la portada de la revista Time.

La pareja se casó en 1971 y en 1973 abrieron una clínica en Saint Louis para ayudar a parejas con problemas sexuales, enfocándose en mejorar la comunicación y el conocimiento sexual. Publicaron "The Pleasure Bond" (1974), un libro más accesible al público general, y "Homosexuality in Perspective" (1979), donde presentaron la homosexualidad como un "comportamiento aprendido", desafiando las concepciones de la época.

Los últimos libros de Masters y Johnson, "Masters and Johnson on Sex and Human Loving" (1988) y "Heterosexuality" (1994), escritos con Robert C. Kolodny, ofrecieron una visión integral de la sexualidad humana, desde la anatomía hasta las disfunciones sexuales (como la disfunción eréctil, la eyaculación precoz, la anorgasmia femenina, etc.). Estos trabajos consolidaron a Masters y Johnson como figuras clave en la revolución del conocimiento y la percepción de la sexualidad humana

Sin embargo, también fueron criticados por su libro "Crisis: Heterosexual Behaviour in the Age of AIDS", por promover miedos infundados sobre el VIH/SIDA. De hecho, estudiaron las prácticas sexuales de individuos homosexuales, realizando un programa entre 1968 y 1977, y fueron criticados severamente por su enfoque en la terapia de conversión, una práctica hoy considerada aberrante e ineficaz.

Después del cierre del instituto en 1994, Johnson fundó el Virginia Johnson Masters Learning Center en Missouri, ofreciendo recursos para personas con disfunciones sexuales. En 2013, año en el que falleció Johnson, se creó la serie de televisión "Masters of Sex” basada en sus vidas y trabajos.

Masters y Johnson y la sexología
Foto de cottonbro studio (Pexels)

¿En qué consiste el modelo de Masters y Johnson en terapia sexual?

El modelo de terapia sexual desarrollado por Masters y Johnson en la década de 1970 revolucionó el campo de la sexología y el tratamiento de las disfunciones sexuales. Este modelo se basa en la comprensión detallada del ciclo de la respuesta sexual humana, que se divide en cuatro fases: excitación, meseta, orgasmo y resolución. Este enfoque permitió a Masters y Johnson desarrollar técnicas sexuales específicas para abordar diferentes tipos de disfunciones sexuales.

Una de las técnicas clave en su enfoque terapéutico es la focalización sensorial. Esta técnica implica guiar a las parejas a través de ejercicios que les ayudan a concentrarse en las sensaciones físicas y emocionales durante la actividad sexual, reduciendo así la ansiedad y las distracciones que pueden afectar negativamente la experiencia sexual. Esta técnica es especialmente útil para tratar problemas como la anorgasmia o la baja respuesta sexual.

Otra técnica importante introducida por Masters y Johnson es la técnica de compresión, que se utiliza principalmente para tratar la eyaculación precoz. Esta técnica implica aplicar presión en el pene para disminuir la urgencia de eyacular, ayudando así a prolongar la actividad sexual y mejorar el control sobre la eyaculación.

El modelo de Masters y Johnson también destacó la importancia de abordar los aspectos psicológicos de las disfunciones sexuales. Estos autores reconocieron que factores como la ansiedad, el estrés y las actitudes culturales hacia el sexo pueden tener un impacto significativo en la sexualidad. Su enfoque integrador combinó terapia psicológica con educación sexual para ayudar a las parejas a mejorar su comunicación, comprensión y disfrute de la actividad sexual.

Fases de la respuesta sexual según Masters y Johnson 

Masters y Johnson identificaron y describieron con detalle las 4 fases de la respuesta sexual humana: excitación, meseta, fase orgásmica y resolución. A continuación, veamos cuál es el modelo de respuesta sexual de Masters y Johnson, tal y como lo describieron ellos:

  • Fase de excitación: esta es la primera fase del ciclo sexual y se caracteriza por un aumento en la tensión sexual. En esta etapa, hay una serie de respuestas físicas como el incremento del flujo sanguíneo hacia los genitales, lo que resulta en la erección en los hombres y la lubricación y expansión vaginal en las mujeres. Además, se observan cambios como el endurecimiento de los pezones y el aumento de la frecuencia cardíaca y la respiración. La excitación puede ser desencadenada por estímulos físicos, psicológicos o una combinación de ambos.
  • Fase de meseta: en esta fase, las reacciones físicas y emocionales iniciadas en la fase de excitación se intensifican. La tensión sexual se acumula a un nivel más alto. En los hombres, la erección se vuelve más firme y en las mujeres, la lubricación vaginal aumenta y el clítoris se vuelve más sensible. Es una etapa de preparación para el orgasmo, donde la excitación se mantiene en un nivel elevado y constante.
  • Fase orgásmica: esta fase es el clímax del ciclo de respuesta sexual. Se caracteriza por contracciones rítmicas involuntarias en los músculos pélvicos, que ocurren tanto en hombres como en mujeres. En los hombres, estas contracciones están generalmente acompañadas de la eyaculación. En las mujeres, el orgasmo incluye contracciones rítmicas de los músculos de la vagina y el útero. Esta fase suele experimentarse como un pico de placer intenso y puede ir acompañada de varias reacciones emocionales y físicas, como un aumento en la frecuencia cardíaca y la respiración.
  • Fase de resolución: en esta última fase, el cuerpo vuelve gradualmente a su estado normal no excitado. Hay una disminución en la tensión sexual y los cambios físicos experimentados en las fases anteriores se revierten. En los hombres, esto incluye la pérdida de la erección. En las mujeres, la disminución de la hinchazón y la inversión de los cambios en el útero y la vagina. Esta fase puede ir acompañada de una sensación de relajación y bienestar. También es durante esta fase donde se experimenta el periodo refractario en los hombres, un intervalo de tiempo durante el cual es fisiológicamente imposible para ellos experimentar otro orgasmo.

La fase de deseo fue después propuesta por Helen Singer Kaplan, otra destacada sexóloga, quien más tarde amplió el modelo de Masters y Johnson al agregar esta otra fase al principio del ciclo.

Masters y Johnson fueron pioneros en la ciencia del sexo
Foto de Dainis Graveris (Pexels)

Programa de tratamiento de Masters y Johnson

El programa de tratamiento desarrollado por Masters y Johnson se enfocaba en abordar disfunciones sexuales mediante un enfoque terapéutico directo e intensivo. Este programa incluía:

  • Focalización sensorial: ejercicios destinados a reducir la ansiedad de rendimiento en la sexualidad, fomentando que haya una mayor conciencia y disfrute de las sensaciones físicas durante la intimidad.
  • Terapia de pareja: sesiones de terapia conjuntas para mejorar la comunicación y resolver problemas en la relación que pudieran estar afectando la vida sexual.
  • Intervenciones educativas: proporcionar información y orientación sobre la función sexual normal y saludable, como la masturbación y otras prácticas.
  • Técnicas específicas: para problemas como la eyaculación precoz o la anorgasmia, se utilizaban técnicas como la técnica de compresión y ejercicios específicos.

Este programa era conocido por su enfoque pragmático y su duración relativamente corta, pero intensiva. Se centraba tanto en los aspectos físicos como psicológicos de la disfunción sexual.

Mejora tu sexualidad con ayuda terapéutica

Inicia el cuestionario

Contribuciones de Masters y Johnson a la sexología 

A pesar de las críticas, es indudable que el trabajo de Masters y Johnson fue crucial para ayudar a comprender la respuesta sexual de una manera natural y saludable, y sus contribuciones a la psicología sexual son evidentes. Sus investigaciones sexuales y publicaciones han contribuido significativamente a cambios importantes en la educación y la terapia sexual, mejorando así la vida sexual de muchas personas. Médicos, educadores, terapeutas sexuales y pacientes se han beneficiado de sus observaciones e intervenciones valientes, aunque a menudo cuestionadas.

Los libros de Masters y Johnson siguen siendo una lectura valiosa e importante para terapeutas psicosexuales y de parejas, así como para aquellos en formación. Su enfoque holístico y su comprensión profunda de la sexualidad humana han proporcionado un marco de referencia para abordar una variedad de problemas sexuales. Su trabajo no solo arrojó luz sobre los aspectos fisiológicos y psicológicos de la sexualidad, sino que también impulsó una mayor apertura y aceptación social de temas sexuales, contribuyendo a la desestigmatización de las disfunciones sexuales.

En 2005, en reconocimiento a su excelencia y su carrera de toda una vida en el campo de la sexología, la Asociación Mundial para la Salud Sexual otorgó a Masters y Johnson la Medalla de Oro por su “influencia perdurable y el legado significativo en el campo de la salud y la terapia sexual”. Su trabajo no solo ha formado la base de muchas prácticas terapéuticas modernas, sino que también ha fomentado un enfoque más informado y compasivo hacia la sexualidad en la sociedad en general.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Conociendo la psicología positiva

¿Qué es la vigorexia y por qué no se debe subestimar?

Cada cuánto ir al psicólogo y cuántas sesiones de psicología son necesarias

lee todos los artículos