Sexología

Anorgasmia femenina: ¿por qué no tengo orgasmos?

Anorgasmia femenina: ¿por qué no tengo orgasmos?
logo-buencocobuencoco- servicio del psicologia online
Buencoco
Servicio de psicología online
Publicado el
21/11/2022

¿Tienes problemas para llegar al orgasmo durante la relación sexual? Quizás sufras de anorgasmia, es decir, la ausencia de orgasmo. Aunque la anorgasmia se da tanto en hombres como en las mujeres, es más frecuente en ellas y por eso en el artículo de hoy nos centraremos en la anorgasmia femenina, sus causas y tratamiento

¿Qué es la anorgasmia?

Al contrario de lo que muchas personas creen, la anorgasmia no es la ausencia de placer, sino la ausencia de orgasmo durante las relaciones sexuales a pesar de tener estimulación y excitación sexual. Se habla de anorgasmia cuando se presenta una dificultad persistente en el tiempo que impide experimentar un orgasmo después de una fase normal de excitación sexual.

Anorgasmia primaria y secundaria

Existen distintos tipos de anorgasmia: 

  • anorgasmia primaria, si el trastorno ha estado siempre presente, desde el inicio de la vida sexual de la mujer;
  • anorgasmia secundaria o adquirida, la que afecta a quienes que algún momento de su vida tuvieron orgasmos, pero después dejaron de tenerlos.

Anorgasmia generalizada y situacional

La anorgasmia también se puede clasificar de esta otra forma: 

  • anorgasmia generalizada: limita absolutamente la consecución del orgasmo coital y clitoriano; hay casos en los que una mujer no ha experimentado nunca un orgasmo, ni siquiera con la masturbación.
  • anorgasmia situacional: dificultad para alcanzar el orgasmo en situaciones específicas o con determinados tipos de estimulación, sin que ello impida su consecución.

Si hay algo sobre tu sexualidad que te inquieta, consúltanos

Encuentra psicólogo

anorgasmia femenina
Fotografía de Alex Green (Pexels)

Causas de la anorgasmia femenina

La anorgasmia parece ser una reacción compleja a diversos factores físicos, emocionales y psicológicos. Las dificultades en cualquiera de estas áreas pueden afectar a la capacidad de alcanzar el orgasmo. Veamos con más detalle cuáles pueden ser las causas físicas y psicológicas.

Anorgasmia femenina: las causas físicas

Las principales causas físicas de la anorgasmia femenina son:

  • Enfermedades como la esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson, cuyos efectos pueden dificultar el orgasmo.
  • Problemas ginecológicos: la cirugía ginecológica (histerectomía y cirugía del cáncer) puede afectar al orgasmo y acompañarse de relaciones sexuales dolorosas.
  • Tomar fármacos que inhiben el orgasmo, como la medicación para la presión arterial, los antipsicóticos, los antihistamínicos y los antidepresivos, especialmente los inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS).
  • Alcohol y tabaco: la ingesta de alcohol o cigarrillos puede dificultar la capacidad de alcanzar el orgasmo al restringir el suministro de sangre a los órganos sexuales;
  • Envejecimiento: con el avance natural de la edad y los cambios anatómicos, hormonales, neurológicos y del sistema circulatorio normales, se pueden experimentar dificultades en la esfera sexual. El descenso de los estrógenos durante la transición a la menopausia y los síntomas menopáusicos, como los sudores nocturnos y los cambios de humor, pueden repercutir en la sexualidad femenina.

Anorgasmia femenina: causas psicológicas

A continuación, encuentras las principales causas psicológicas de la anorgasmia femenina:

  • Ataques de ansiedad: la ansiedad puede ser la causa de la dificultad para alcanzar un orgasmo, en particular los pensamientos recurrentes sobre la propia actuación en la cama, las preocupaciones por divertirse y excitarse.
  • Depresión reactiva o endógena: puede ser un motivo de bajos niveles de libido y problemas para alcanzar el orgasmo.
  • La difícil aceptación de la propia imagen corporal (body shaming).
  • El estrés y las presiones laborales.
  • Creencias culturales y religiosas: los factores culturales y religiosos desempeñan un papel crucial. Por ejemplo, algunas religiones inducen la idea de que el sexo es solo un deber marital relacionado exclusivamente con la reproducción y que obtener placer fuera de este propósito es un pecado.
  • Culpa por experimentar placer durante el sexo.
  • Abuso sexual y/o violencia de pareja.
  • Falta de conexión con la pareja y mala comunicación de las propias necesidades. La falta de armonía en la pareja, de compañerismo y de respeto mutuo es una de las principales causas de la anorgasmia femenina.

¿Qué hacer para superar la anorgasmia femenina?

El método electivo más utilizado para tratar la anorgasmia femenina es la terapia. Cada vez es más frecuente que se realice terapia de pareja, de esta forma, al involucrar también a la pareja, se mejora la comunicación y se resuelven posibles conflictos.

Ir al psicólogo no solo permite a la mujer aprender más sobre sí misma y tratar temas como el miedo al orgasmo y la excitación, sino que también permite a su pareja una vía de conocimiento y exploración de la sexualidad femenina, poniendo de manifiesto las peculiaridades en la sexualidad de ambos. El tratamiento puede ser un proceso largo, pero no debe ser desmoralizante. A través de un acceso gradual a la propia experiencia emocional, la persona se sentirá gradualmente liberada de las restricciones internas que se aferraban a los sentimientos de impotencia y desequilibrio.

Te pueden interesar

Ansiedad

Miedo a perder el control: cuando la ansiedad toma el mando

Crecimiento personal

Intuición, ¿hay que hacerle caso?

Relaciones y familia

El síndrome del hijo único, ¿existe?

lee todos los artículos