Sexualidad y trastornos sexuales

Demisexualidad: qué es y qué significa ser demisexual

Demisexualidad: qué es y qué significa ser demisexual
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
18.1.2024

Si estás leyendo este contenido, posiblemente te interese saber más sobre el sexo, la atracción y las diferentes formas de experimentar estos aspectos. En el extenso diccionario relacionado con la sexualidad, un término aún poco conocido se refiere a quienes son demisexuales

Aunque esta orientación siempre ha existido, solo en los últimos años se le ha dado una definición explícita.

El significado de demisexual

En 2006, la Red de Visibilidad y Educación Asexual (AVEN) dio una definición de demisexual describiendo a quien tiene esta orientación como "una persona que siente atracción sexual sólo por individuos con los que ha establecido un vínculo emocional significativo, por los que siente una implicación emocional significativa".

Ser demisexual, por tanto, no es una elección ligada a convicciones personales, morales, sociales o religiosas; para quien tiene una orientación demisexual, es a partir de la conexión emocional con la otra persona cuando surge el deseo sexual. 

Orientación sexual y orientación sentimental: relaciones y diferencias

Para entender mejor lo que significa ser demisexual, puede ser útil hacer una distinción entre orientación sexual y orientación sentimental.

La American Psychological Association define la orientación sexual como "un patrón estable de atracción emocional, romántica y/o sexual hacia hombres, mujeres o ambos sexos".

Desde los años 50, Kinsey, biólogo y sexólogo estadounidense, ha demostrado cómo la orientación sexual se extiende a lo largo de un continuo en el que en los dos extremos opuestos se encuentran la homosexualidad y la heterosexualidad exclusivas. Sin embargo, entre estos dos polos existen múltiples matices en los que puede expresarse la orientación sexual.

Además de la orientación sexual, nuestra identidad también se define por la orientación sentimental. 

Esta última es descrita por Asexuality.org como "una reacción emocional que se traduce en el deseo de una relación romántica con la persona que provoca esta atracción".

Así pues, podemos decir que la demisexualidad no es una orientación sexual en sentido estricto, sino una orientación sentimental: la persona experimenta atracción y deseo de mantener relaciones sexuales con una pareja solo si se establece un vínculo emocional profundo con esta última. 

Por otra parte, ser demisexual es independiente de ser homosexual, heterosexual, bisexual o de cualquier otra orientación.

demisexualidad
Fotografía de Pixabay

¿En qué consiste la orientación demisexual? 

Lucas (nombre ficticio) es un hombre de 37 años que me cuenta que nunca ha estado tan implicado en una relación como para que él y su pareja hayan mantenido relaciones sexuales. Tiene muchas amigas con las que dice tener una relación especial, pero con ninguna de ellas se ha generado una complicidad que le lleve a iniciar una relación sentimental.

Me habla de Elena (nombre ficticio), la última mujer con la que salió, diciendo que se sentía bastante atraído por ella. Parece triste porque dice que, aunque la chica era interesante y muy guapa, no sentía por ella un apego emocional tan profundo como para querer tener relaciones sexuales con ella. 

Al cabo de unos meses, Elena, que deseaba mantener relaciones físicas con Lucas, decide romper la relación. Lucas se pregunta qué le pasa, qué es lo que no le permite sentirse libre para vivir una vida sexual satisfactoria.

Ahora que sabemos más sobre el tema, podemos decir que Lucas tiene una orientación demisexual. En el caso de la demisexualidad, como hemos visto, el deseo físico sólo se genera después de que se haya establecido un vínculo romántico y si existe un sentimiento fuerte subyacente a la relación. 

Cómo saber si eres demisexual

Siguiendo la web demisexuality.org, es posible identificar ciertas características y signos que tienen en común las personas demisexuales:

  1. Tienes sentimientos discordantes respecto al sexo: puedes sentir repulsión o indiferencia hacia el sexo. Si la conversación versa sobre ello, puedes sentirte incómodo, avergonzado, confundido sobre cómo responder o participar. Cuando piensas en el sexo puede que lo veas como una expresión de amor e intimidad, y necesites una conexión emocional con tu pareja para disfrutarlo: sexo y amor, para el hombre y la mujer demisexuales, son inseparables.
  2. Tardas en sentir atracción sexual: esta experiencia parece ser especialmente común entre los demisexuales. Aunque te exciten las escenas de sexo o te masturbes, no encuentras inmediatamente importante compartir esta experiencia con otra persona.
  3. Tus citas suelen empezar después de haber establecido una relación amistosa con tu pareja: puede que te resulte más fácil imaginar que tienes fantasías sexuales o que encuentras a alguien sexualmente atractivo sólo después de haber establecido una buena intimidad emocional con esa persona. Esto también ocurre, por ejemplo, en el individuo demiromántico que, a diferencia del demisexual, define la orientación en términos románticos y no en términos de atracción.

Es importante destacar que estos ejemplos no pretenden ser una definición ni una etiqueta, sino condiciones que pueden ayudarte a conocer mejor tu sexualidad.

Al elegir la definición de demisexual y salir del armario, una persona puede formar parte de una comunidad más amplia en la que puede encontrar apoyo y respaldo, una dimensión en la que puede reconocerse y aceptarse a sí misma.

El orgullo demisexual se representa con una bandera formada por tres franjas horizontales y un triángulo a la izquierda. Los diferentes matices están representados bajo la bandera con los colores negro, gris, blanco y morado.

Entiende mejor tu sexualidad con la ayuda psicológica

Inicia el cuestionario

Diferencia y relación entre pansexual y demisexual

A menudo es fácil confundir la orientación de las personas demisexuales con otras, como es el caso de la orientación sexual pansexual. Una persona pansexual se siente atraída por personas más allá del género, es decir, siente atracción independientemente de la expresión biológica del género o de la orientación sexual. 

Los pansexuales, por tanto, pueden enamorarse o sentirse atraídos sexualmente por hombres cisgénero, mujeres cisgénero, bigénero, transgénero, gender queer, intersexuales o agénero (sin género o no identificados con un género concreto).

Otra diferencia que hay que especificar es la que existe entre panromántico (que siente atracción romántica por todos los grupos de género) y birromántico (que la siente por algunos, pero no por todos).

La diferencia entre pansexualidad y demisexualidad se refiere a la importancia, para estos últimos, de establecer un conocimiento o vínculo emocional antes de experimentar atracción física. 

Diferencia y relación entre sapiosexual y demisexual

¿Y si, por el contrario, sientes atracción por parejas principalmente inteligentes? Pues bien, en ese caso podrías ser sapiosexual. La raíz del término deriva de la palabra latina sapiens que significa sabio, inteligente, e indica a aquellas personas que se sienten atraídas sexualmente por quienes poseen esta virtud, más que por las características físicas externas.

En este caso, la inteligencia de la pareja es una característica fundamental para sentir atracción sexual. Los sapisexuales pueden ser, como los demisexuales, heterosexuales, homosexuales, bisexuales, pansexuales.

‍Diferencia y relación entre asexual y demisexual

Al principio, es fácil para los demisexuales definirse a sí mismos como asexuales. La asexualidad se ha definido de muchas formas diferentes a lo largo de los siglos. La conceptualización más reciente la explica como una orientación sexual única, caracterizada por la falta de atracción sexual, independientemente del sexo. 

Las personas asexuales, en diversos grados según la subjetividad de cada persona, experimentan deseo sexual. La asexualidad, por lo tanto, toma la forma de una ausencia de "atracción", no de "deseo", entendiendo por deseo esa pulsión, ese impulso que puede existir en sí mismo y que no está necesariamente dirigido hacia alguien (algunas personas asexuales pueden sentir la necesidad de descargar el impulso sexual a través de la masturbación). 

Por atracción, en cambio, nos referimos a esa pulsión de ir hacia una persona concreta. Una vía intermedia entre la asexualidad verdadera y las demás orientaciones sexuales es la asexualidad gris.

Se trata de un interés ocasional y no constante por el acto sexual. 

Los asexuales grises no sienten ninguna necesidad particular de experimentar la intimidad como sexualidad y rara vez experimentan atracción sexual hacia los demás.

Transexualidad, transgenerismo y demisexualidad

¿Puede una persona demisexual ser transexual o transgénero? Empecemos por establecer la diferencia entre estos términos, que a menudo se utilizan indistintamente. 

Con el término transexual indicamos a una persona que ha transitado de un género a otro con respecto a su sexo de nacimiento (de hombre a mujer o de mujer a hombre). Con el término transgénero, en cambio, identificamos a toda persona que no se reconoce en el estereotipo masculino/femenino. En términos psicológicos, médicos y jurídicos, nos referimos a un transexual que no se ha sometido a cirugía genital.

La respuesta a la pregunta inicial es sí, una persona puede ser transexual demisexual, transgénero demisexual o cisgénero (es decir, una persona cuya identidad de género coincide con su sexo biológico) demisexual.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Independientemente de la identidad sexual, como hemos visto, la persona demisexual sólo experimenta atracción sexual en presencia de atracción romántica o de un fuerte vínculo emocional. Por lo tanto, se puede ser demisexual heterosexual, demisexual homosexual, demisexual bisexual.

Demisexual, pansexual, sapiosexual y otros términos no deben entenderse como palabras discriminatorias, sino como una característica de la propia identidad, que siempre debe respetarse en su singularidad.

que es demisexual

Testimonios de personas demisexuales

En la web demisexuality.org, creada por una persona demisexual para suplir la falta de información específica sobre el tema, se pueden encontrar testimonios de personas demisexuales y una gran cantidad de información para profundizar en el tema. 

Además, se pueden leer artículos, traducidos a varios idiomas, e intercambiar opiniones con otros usuarios. 

Otro foro muy interesante es Asexual Visibility and Education Network (AVEN), creada en 2001 para debatir sobre la asexualidad y facilitar el crecimiento de una comunidad asexual. 

La comunidad AVEN ofrece un espacio seguro donde encontrar respuestas a las dudas sobre la propia sexualidad y un entorno protegido para debatir con otros usuarios. En su rico foro también se pueden leer testimonios de demisexuales italianos.

Test sobre demisexualidad: ¿existen test diagnósticos que sean científicamente válidos?

Desde el 7 de mayo de 1990, cualquier definición de homosexualidad ha sido definitivamente eliminada de las categorías diagnósticas del DSM-5, por lo que no tiene sentido hablar de pruebas diagnósticas sobre demisexualidad, ya que no se trata de una psicopatología. 

Sin embargo, se han desarrollado varios modelos que se utilizan para determinar la orientación sexual, en general, o la bisexualidad, en particular. Las escalas más utilizadas son:

Ayuda psicológica en temas de sexualidad y orientación sexual

Etiquetar una identidad sexual específica puede ayudar a las personas a sentirse incluidas, a darse cuenta de que no están solas. Sin embargo, algunos demisexuales pueden experimentar dificultades psicológicas, por ejemplo en sus relaciones románticas. 

Si, con frecuencia, las relaciones comienzan con una atracción, que puede ser mental y/o física, seguida de comprensión sexual y, sólo más tarde, sentimiento real, en el caso de la demisexualidad, la dirección parece invertirse.   

En cualquier caso, ninguna etapa está necesariamente excluida. Amar a un demisexual puede significar comprender un comportamiento diferente del que cabría esperar e incluso esperar largos periodos antes de consumar la relación sexual.

Los demisexuales, contrariamente a lo que podría pensarse, no son los paladines de los sentimientos nobles ni los execradores del sexo fácil, son personas que tienen necesidades sexuales diferentes.

Además, puede ocurrir que las minorías sexuales y de género sufran discriminación (pensemos en la transofobia, debido a la cual las personas transexuales pueden sufrir actos de agresión y violencia sólo por su identidad de género), lo que puede provocar el llamado estrés de minoría.

¿Qué pueden hacer la terapia psicológica y la sexología para apoyar a la persona demisexual y favorecer su bienestar psicológico?

El trabajo realizado por los psicólogos, que reconocen las orientaciones sexuales y sentimentales como variantes naturales y positivas de la afectividad y la sexualidad humanas, promueve una cultura orientada a valorar las diferencias. 

El asesoramiento psicológico, también realizado con un psicólogo online especializado en sexología, representa un espacio de libertad en el que sentirse cómodo para contar la propia historia sin miedo a ser juzgado o estigmatizado. Los profesionales están capacitados para acompañar a la persona en la exploración de su identidad sexual, apoyándola en la construcción de una vida afectiva y relacional satisfactoria.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos