Sexología

Asexualidad, la orientación sexual “invisible”

Asexualidad, la orientación sexual “invisible”
logo-buencocobuencoco- servicio del psicologia online
Buencoco
Servicio de psicología online
Publicado el
5/10/2022

Que has oído hablar de asexualidad, seguro. Que te surgen dudas sobre el significado de asexual y qué tipos de asexualidad hay, casi que seguro también. En este artículo, hablamos de asexualidad, la orientación sexual más desconocida

Sigue leyendo para saber qué significa ser asexual, para desterrar la idea de que la asexualidad es una enfermedad y para profundizar en los distintos matices de las personas que se identifican con ella.

Definición de asexualidad y su historia

¿Qué quiere decir la palabra asexual (en inglés, las personas asexuales también usan la abreviación ace para describir su orientación sexual)? Según la RAE: "Sin sexo, ambiguo, indeterminado." 

Pero profundicemos en la definición de asexual en psicología: "Persona con una orientación sexual propia que no experimenta atracción sexual por otras personas y no tiene interés en el sexo". 

Con el término asexualidad no estamos describiendo el comportamiento de una persona, sino lo que siente. La falta de conocimiento y la poca información sobre la asexualidad ha hecho que numerosas personas se hayan sentido y se sientan incomprendidas. Muchas han llegado a ser diagnosticadas con un trastorno mental, cuando realmente la asexualidad es una orientación.

Historia de la asexualidad

El origen de la asexualidad es bastante difuso, pese a estar presente en el ser humano desde... ni se sabe. Pero no es hasta cerca de los años 50 cuando el biólogo y sexólogo Alfred Kinsey publicó Sexual Behaviour in the Human Male, un informe sobre los hábitos sexuales humanos y su escala. En esta escala, situó la categoría X, que incluye a las personas que no experimentan deseo sexual. 

En 1980, Michael D. Storms modificó la escala de Kinsey poniendo toda la atención en los temas de las fantasías sexuales y el erotismo y estableció la distinción entre bisexualidad y asexualidad. 

Unos años más tarde, Paola Nurius publicó el estudio Mental Health Implications of Sexual Orientation, que investigaba la relación entre las diferentes orientaciones sexuales y problemas psicológicos como la depresión y la baja autoestima.

En el año 2000 nació Haven for the Human Amoeba (HHA), un grupo de Yahoo que pretende dar un sentido más completo a la asexualidad. Este es el periodo en el que florecen otros foros asexuales, páginas web y sitios dedicados a las personas asexuales y a la asexualidad, como The Asexual Visibility and Education Network (AVEN), que informa de los testimonios de personas asexuales y tiene una página bastante completa para resolver dudas. Trata de responder a preguntas como por ejemplo:

⦁ ¿Qué significa ser una persona asexual?

⦁ ¿Cómo saber si eres asexual?

⦁ ¿Por qué es necesaria una comunidad asexual?

⦁ ¿Los asexuales se masturban?

Avanzamos un poco más y nos situamos en 2015 y Anthony Bogaert. En su investigación, Toward a Conceptual Understanding of Asexuality, hace énfasis en la definición de asexual en relación con la orientación sexual y señala que, pese a no esperimentar deseo sexual, las personas asexuales pueden identificarse de la siguiente forma:

Asexual homorromántico (persona que se siente románticamente atraída hacia personas del mismo género).

Asexual heterorromántico (persona que se siente atraída románticamente hacia personas del género opuesto).

Asexual birromántico (persona que se siente atraída románticamente hacia dos géneros).

Asexual panrromántico (experimenta atracción independientemente del sexo y la identidad de género).

Asexual arromántico (no experimenta ni busca una forma de amor romántico como el enamoramiento y las sensaciones que se tienen cuando alguien te gusta). 

Todas estas clases de personas asexuales pueden buscar pareja y relaciones por diferentes razones, pero no sienten atracción sexual.

El trabajo de Bogaert es muy importante porque permite distinguir la asexualidad de la falta de libido (los aspectos biológicos de la asexualidad no afectan a las funciones fisiológicas sexuales) y dejar de interpretar que ser asexual es una patología. 

Preguntas sobre la asexualidad

Ante la orientación sexual más invisibilizada de todas, es normal que surjan preguntas y dudas. A continuación, vemos algunas de las más populares.

personas asexuales
Fotografía de Pixabay

¿Es la asexualidad una enfermedad o un trastorno?

Aunque ya hemos respondido a esa cuestión, vamos a entrar en más detalle en este asunto ya que es algo de lo que durante mucho tiempo se ha debatido. Desde 2013, en el DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), la asexualidad se diferencia de los trastornos que afectan a la esfera sexual, como el trastorno del deseo sexual hipoactivo (TDSH). 

El manual dice:

"Si la falta de deseo sexual de toda la vida se explica mejor por la autoidentificación como asexual, entonces no se haría un diagnóstico de interés/trastorno de excitación sexual femenino. [...] Si el bajo deseo de un hombre se explica por la autoidentificación como asexual, entonces no se haría un diagnóstico de trastorno de deseo sexual hipoactivo masculino".

¿Qué causas y síntomas tiene la asexualidad?

La asexualidad es una orientación sexual, la de aquellas personas que no experimentan atracción sexual, pero no es una patología. Por lo tanto no se puede hablar de síntomas o causas de la asexualidad. Las personas asexuales no tienen una historia de trauma, repulsión o miedo al sexo y amor, y tampoco quiere decir que sufran anorgasmia por lo tanto tampoco cabe la posibilidad de hablar de tratamiento.

¿Cuál es la diferencia entre asexual y asexuado?

Hay que señalar que hay una diferencia entre asexual y asexuado, ya que a veces se usan como sinónimos y no es correcto. Asexuado es que carece de sexo o de caracteres sexuales bien definidos.

Cuida de tu bienestar emocional

¡Quiero empezar ya!

Algunas características de la asexualidad

La asexualidad, como hemos mencionado antes, no es sinónimo de baja libido ni tampoco es la represión de los deseos sexuales de una persona. La falta de atracción sexual no implica la falta de experiencias de excitación sexual, ya que la lubricación vaginal y la capacidad de erección están presentes. 

Algunas características de las personas asexuales:

  • No experimentan atracción sexual.
  • Tienen necesidades emocionales.
  • Pueden sentir atracción por otros.
  • Pueden excitarse.
  • Pueden tener un comportamiento sexual (algunas personas asexuales tienen relaciones sexuales y otros asexuales se masturban).

¿Pueden las personas asexuales experimentar el deseo sexual?

Aunque hay una falta de atracción sexual, las personas asexuales pueden experimentar: 

  • Deseo sexual primario: el deseo de mantener una actividad sexual por placer
  • Deseo sexual secundario: el deseo de mantener relaciones sexuales por curiosidad, para crear un vínculo emocional, para tener hijos.

¿Las personas asexuales se enamoran?, ¿tienen pareja?

Hay tanto hombres como mujeres asexuales y sí se enamoran y tienen pareja. Las personas asexuales tienen relaciones, se enamoran, sienten emociones, se besan y pueden vivir en parejas sexuales-asexuales.

Puede parecer que buscar personas con esta misma orientación resulte complicado, pero existen apps para asexuales en las que puedan encontrar el tipo de relación que desean. 

¿Las personas asexuales se excitan?

Algunas persona asexuales practican la masturbación, por lo tanto la excitación física existe, pero no tienen un impulso sexual hacia otra persona. 

¿Una persona se puede volver asexual?

Lo que sucede es que hay personas que desconocen la orientación de la asexualidad, y por tanto han estado manteniendo relaciones (quizás durante años) con otras personas pese a no sentir deseo y probablemente ni disfrutar. Simplemente “cumplían” con su pareja.   

demisexuales tipos de asexualidad
Fotografía de Pixabay

Las subidentidades de la orientación asexual

Todas las personas somos diferentes, por eso muchas personas asexuales no se identifican con lo que se engloba dentro del paraguas del término asexual y prefieren hablar del espectro de la asexualidad

Hay personas que se definen de las siguientes maneras:

Gris-asexuales: solo experimentan atracción sexual en determinados momentos y pueden tener una pareja asexual.

Alosexuales (allosexual en inglés): tienen relaciones sexuales y también pueden tener relaciones con personas asexuales.

Demisexuales: experimentan atracción sexual solo con personas con las que tienen una fuerte conexión emocional y atracción mental. Sin vínculo emocional no hay atracción sexual.

Arrománticos: no tienen interés en los vínculos románticos.

Autosexuales: sienten atracción solo por ellos mismos y prefieren practicar únicamente la masturbación.

¿Es necesario buscar apoyo psicológico si soy asexual?

La sexualidad es un aspecto muy importante en la vida de cada persona y, con independencia de cómo se viva y de las elecciones que se hagan, acudir a un psicólogo puede ser útil por muchas razones: 

  • Explorar las propias emociones para comprender mejor, por ejemplo, qué se siente al ser asexual en una sociedad en la que todavía están arraigados muchos prejuicios sobre la asexualidad.
  • Expresar y aclarar las dudas sobre la asexualidad y la vida sexual.
  • Afrontar la propia asexualidad decidiendo salir del armario y recibiendo apoyo.
  • Tratar las consecuencias psicológicas que pueden causar los estereotipos sobre la asexualidad y los estereotipos de género.
  • Aprender a manejar la ansiedad, los problemas de autoestima, los problemas de pareja (en referencia a la sexualidad u otras causas como, por ejemplo, las relaciones tóxicas).

Si bien cuándo acudir a un psicólogo es una decisión que no es fácil para muchas personas, un psicólogo experto en temas relacionados con la sexualidad, la identidad sexual y de género (como la disforia de género) puede guiar a la persona a través de un proceso que tenga en cuenta sus necesidades, su singularidad y la fase de la vida en la que se encuentra en ese preciso momento, pero repetimos: la asexualidad no es una enfermedad o patología.

El objetivo es conseguir que la experiencia sexual, sea cual sea la forma en que se decida vivir, pueda ser vivida de forma satisfactoria y serena. Si crees que tienes necesidad de tratar tu orientación sexual con un profesional, un psicólogo online Buencoco puede serte de ayuda.

Buscar ayuda psicológica es responsabilizarse de las propias emociones

Quiero ayuda para mejorar

La asexualidad en cifras 

En 2004, el sexólogo Anthony F. Bogaert publicó un estudio en el que estimaba que el porcentaje de personas asexuales en el mundo es de alrededor del 1% . No hay datos oficiales, pero esta es la cifra que se toma como referencia para esta orientación sexual. 

Con estos datos se calcula que unos 76 millones de personas en todo el mundo son asexuales, y en España hay cerca de medio millón de asexuales. Pero, ¿qué ocurre? pues que al ser la asexualidad una gran desconocida y, además, un tema del que no se habla habitualmente, muchas personas asexuales no saben que lo son.

Asexual Community España, asociación para personas asexuales, publicó un informe sobre el censo de la comunidad asexual en nuestro país y arrojó datos preocupantes: tan solo el 27,8% de los encuestados mantiene relaciones sexuales por placer propio; el 20% lo hace por diversión; el 39,5% acepta tener sexo por complacer a otra persona y el 16,3%, por mantener a su pareja.

Las personas asexuales, las menos representadas en la diversidad sexual

Con una búsqueda rápida en internet se pueden encontrar diferentes test sobre la asexualidad, como el test IDR-6MAT y diversos quiz. Pero reducir la orientación sexual de una persona a las puntuaciones de un test por internet es simplificar mucho este tema. 

Lo importante es que la orientación asexual existe y no debería ser motivo de mofa ni de discriminación. El 6 de abril se celebra el Día Internacional de la Asexualidad, una jornada para sensibilizar y visibilizar el espectro asexual en su totalidad, incluye a demisexuales, grisexuales, asexuales y otras identidades ace. Se reivindican los derechos humanos como personas de orientaciones diversas y se denuncia la desigualdad de trato que existe en todo el mundo.

Una de las peticiones del activismo asexual español es que sus reivindicaciones sean asumidas por parte del colectivo LGTBIQ+ y se añada la 'A'. ¿Por qué de esta petición? pues porque el colectivo LGTBIQ+ agrupa a todas aquellas orientaciones e identidades que están fuera de la heteronorma. 

Libros sobre la asexualidad 

Para finalizar, te compartimos algunos libros que pueden arrojar más luz sobre la orientación sexual más invisible de todas: 

  • La revolución (a)sexual de Celia Gutiérrez: una guía introductoria para entender mejor la asexualidad. 
  • The Invisible Orientation de Julie Sondra Decker: sobre las definiciones existentes de esta orientación, rebate las asunciones erróneas más frecuentes y ofrece consejo sobre cómo salir del armario y enfrentarse a la incomprensión de heterosexuales y personas LGTBI. 
  • Understanding Asexuality de Anthony F. Bogaert: uno de los primeros libros escritos con rigor por un experto. El libro define qué es y qué no es asexualidad, si hay factores biológicos, cómo se ha entendido a lo largo de la historia y a qué prejuicios se enfrentan las personas asexuales.

Te pueden interesar

Ansiedad

Miedo a perder el control: cuando la ansiedad toma el mando

Crecimiento personal

Intuición, ¿hay que hacerle caso?

Relaciones y familia

El síndrome del hijo único, ¿existe?

lee todos los artículos