Cómo superar la pérdida de un perro

Cómo superar la pérdida de un perro
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
14.8.2023

Hasta que no has amado a un animal, no entiendes el vínculo que se establece y las emociones que se desencadenan. Tener un perro es más que tener una mascota, es tener un compañero fiel con el que tejer recuerdos día a día. Cuando llegas a casa, te recibe con una alegría desbordante, y cuando estás triste te muestra su apoyo tumbándose a tu lado o sentándose frente a ti, porque los perros tienen la capacidad de captar las emociones básicas humanas. Y no, no es una impresión de sus dueños por el amor que les profesan, así se plasma en un estudio publicado en la revista Learning & Behavior. Así que, ¿cómo no establecer esa relación especial con esos peludos si se ganan cada día tu cariño? Es por eso que, aunque muchas personas no lo entiendan, se les llega a considerar un miembro importante del núcleo familiar.

Es cierto que cuando decides integrar a un perro en tu vida sabes que su esperanza de vida es menor a la tuya, pero aun así nadie cuenta con la preparación para enfrentarse a su pérdida, y esta conlleva sentimientos de profunda tristeza. Además, en nuestra cultura no está extendido el duelo por un perro, por eso afrontar su pérdida puede ser incomprendido por parte de tu entorno o de la sociedad, lo cual lo hace más difícil. No obstante, tu dolor es legítimo y es normal que te preguntes cómo superar la muerte de una mascota o por qué duele tanto la muerte de un perro. 

Sabemos que no es fácil asumir que tu amigo perruno ya no volverá a regalarte momentos de alegría, juegos y cariño. Te invitamos a la lectura de este artículo en el que te damos algunos consejos para que sepas cómo superar la muerte de un perro y arrojar un poco de luz a por qué duele tanto la muerte de una mascota.

No supero la muerte de mi perro 

“No puedo vivir sin mi perro”. Probablemente, sea una de las primeras sensaciones cuando la vida de nuestro animal toca a su fin. Y es que la muerte de una mascota deja un gran vacío y mucho dolor.  Dolor que a veces se lleva en silencio por el temor al juicio de quienes ridiculizan los sentimientos y comentan: “Solo era un animal” o “siempre puedes adoptar o comprar otro”.

Cada persona vive el duelo por la muerte de un perro de una forma distinta, aunque las etapas del duelo que experimentamos suelen contemplar la negación, la culpa, el enfado y la tristeza. 

¿Y cuándo se pasa el dolor? ¿Cuánto dura el duelo por la muerte de un perro? Si bien no hay tiempos exactos, se calcula que unos seis meses. Esto no significa que ya no eches de menos a tu perro o que lo vayas a olvidar, tan solo que el dolor ya no es tan intenso y, aunque puedes estar triste, estos sentimientos no te impiden continuar con tu vida con normalidad.

No puedo superar la muerte de mi perro

¿Qué hacer cuando muere tu perro? Una de las reacciones más frecuentes al enfrentarse al duelo por una mascota es la de reaccionar pensando “se ha muerto mi perro y no quiero volver a tener otro”. En un primer momento, es lógico reflexionar así, después hay quienes cambian de opinión y quienes lo llevan a cabo por miedo a volver a sufrir, aunque con ello también se privan de los beneficios y del amor incondicional que los perros ofrecen. 

Por otro lado, hay quienes tratan de superar la muerte de un perro cogiendo otro. Algunas personas incluso adquieren un perro de la misma raza y color, una forma de hacer como si nada hubiese sucedido, pero ¿hasta qué punto es sano para la persona y justo para el nuevo animal? Superar la pérdida de un perro lleva un tiempo y lo aconsejable sería no tomar decisiones precipitadas que puedan llevarnos a comparativas indeseadas y que no nos ayuden en el proceso de recuperación. 

Si de por sí el duelo por la pérdida de un animal por causa natural o  vejez ya es duro, no es difícil imaginar qué ocurre con la muerte repentina de una mascota o cuando hay que recurrir a la eutanasia. En el primer caso, no hay una preparación previa y se entra en estado de shock. En el segundo, el momento es muy amargo y puede aparecer la sensación de culpabilidad, de creer que quizás se podría haber hecho algo más si se hubiera actuado antes, si nos hubiéramos fijado más en aquella reacción del animal, en aquellos síntomas… Porque un veterinario es quien plantea como último recurso la eutanasia, pero la decisión final es siempre del dueño o dueña. En esta situación, lo mejor previamente es que el profesional de la clínica veterinaria te informe bien del proceso y aclare todas las dudas que tengas. 

En cualquier caso, es importante saber que pasarás por un duelo y transitarás diferentes etapas en las que aflorarán muchos sentimientos y que, si lo necesitas, siempre puedes pedir ayuda psicológica. Un duelo puede conducir a una depresión reactiva, pero si además no se gestiona bien puede ocasionar otros problemas como la ansiedad.

como superar la perdida de un perro
Foto de Pixabay

"Mi perro ha muerto" Un golpe emocional en el núcleo familiar

Entre seres humanos y mascotas se establecen vínculos afectivos y recíprocos que implican amor, cuidado, cariño y afecto. Además, se crean hábitos y rutinas: la hora del paseo, llevarle a la montaña a correr, el baño y cepillado… Por eso cuando se produce la muerte de un perro, el impacto emocional sacude a todos los miembros de la familia, y puede que especialmente a los más pequeños de la casa.  

Puede que te surja la duda de cómo explicar la muerte a un niño cuando acaba de perder a una mascota. Aquí te dejamos algunos consejos:

  • En primer lugar, hay que informar a la niña o niño de lo sucedido, teniendo en cuenta que su comprensión de la muerte variará dependiendo de la edad.
  • Evita frases hechas. A veces, pensamos que con explicaciones del tipo “se ha ido”, “ya no está”, “lo hemos puesto a dormir para siempre” (en el caso de la muerte de un perro por eutanasia) les vamos a evitar dolor y sufrimiento, pero lo que en realidad haremos será crear confusión y frustración. 
  • Permítele que aclare sus dudas y exprese sus emociones. Ten en cuenta que durante la infancia es normal alternar los diferentes estados emocionales, por eso los niños pueden pasar de la tristeza al juego y volver de nuevo a la tristeza. 
  • Los rituales de despedida pueden ayudar: desde poner flores en el lugar que pasaba más tiempo con su mascota hasta hacer un dibujo, por ejemplo.
  • Recordar al perro. En lugar de evitar hablar del tema, recordar al animal hará ver al niño o niña que, aunque ya no esté físicamente, sigue teniendo su sitio en nuestro corazón.

Consejos para afrontar la muerte de un perro

A continuación, algunas recomendaciones para superar la muerte de un perro muy querido:

  • Permítete tus sentimientos. Por la falta de comprensión del duelo animal, puede que sientas la obligación de actuar como si nada hubiera sucedido, pero hay que darle salida al dolor, aun a riesgo del juicio de los demás. Hay libros para superar la pérdida de un perro, como por ejemplo, Cuando ya no estás: cómo superar la muerte de tu animal de compañía, de Laura Vidal.
  • Rodéate de quienes sí te entienden, bien sea porque han tenido o tienen un animal en casa.
  • Despídete de tu perro. Puedes hacerlo con algún ritual o plasmando tus sentimientos sobre el papel (se dice que la escritura tiene poder terapéutico). 
  • Enfócate en tu autocuidado. Si bien siempre es importante, en momentos como estos cobra mayor importancia.
  • Espera tener superado el duelo antes de adquirir otra mascota. Tu perro es insustituible, por eso duele perderlo, no es un objeto que se repone cuando el anterior se ha roto. 

Entendemos tu dolor, por eso sabemos que es mejor no enfrentarlo en soledad. Si lo necesitas, pide ayuda. En Buencoco tenemos psicólogos online que pueden acompañarte en este duro proceso por el que ahora transitas. 

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Síndrome de Noé: la acumulación compulsiva de animales

Esquizofrenia: qué es, síntomas, causas y tratamientos

Mujeres y sexo: la sexualidad femenina

lee todos los artículos