Cómo explicar la muerte a un niño

Cómo explicar la muerte a un niño
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
9.2.2023

Puede sorprendernos lo mucho que durante la niñez ya se sabe sobre la muerte. Pero si te paras a pensar y a recordar, te darás cuenta de que durante tu infancia viste películas de dibujos animados y te leyeron cuentos en los que la muerte estaba presente. Además de, posiblemente, experimentar en primera persona la muerte de una mascota o de un ser querido.

Abordar este tema es difícil, por eso en esta entrada del blog encontrarás algunos consejos  para saber cómo explicar a un niño la muerte de alguien querido

Cómo explicar a un niño la muerte: consejos

La reacción de la niña o niño ante la pérdida de un ser querido, dependerá de varios factores: edad, tipo de vínculo que tuviera con la persona, su carácter, cómo ve gestionar en su entorno el duelo… Pero hay una serie de consejos a la hora de saber cómo explicar la muerte a un niño que siempre serán de ayuda para evitar que el niño experimente miedo a la muerte y esto suponga un problema a la larga.

Sinceridad 

Aunque a veces asusta, la sinceridad suele ser el camino más fácil. Mentir para que el tema dé menos miedo puede dar una sensación de inseguridad e inquietud. Si no se cuenta con la seguridad de una respuesta, no hay nada malo en responder: "No tengo respuesta a tu pregunta". Siempre es mejor que mentir.

Claridad

Cuanto más pequeños son los niños, más necesitan ejemplos concretos y explicaciones sencillas y breves

Por ejemplo, se puede hablar de la muerte como la ausencia de funciones vitales. Puede ser necesario repetir los conceptos varias veces, porque los niños aprenden por repetición. En base a sus reacciones habrá que modular la comunicación. Habrá niños que de seguida empiezan a hacer muchas preguntas, mientras que otros pueden permanecer en silencio y retomar el tema más tarde.

Preparación

Reflexionar con otras personas sobre las posibles preguntas que te hará, te prepara para saber cómo explicar a un niño la muerte de alguien, y mayor claridad al hablar de este tema.

Precisión

Llamar a las cosas por su nombre es muy importante cuando se habla con niños y niñas, porque ayuda a evitar confusiones y malentendidos. Utilizar expresiones como por ejemplo: "Se ha ido", puede crear miedo en el niño a separarse de sus seres queridos. Es importante evitar eufemismos que puedan generar confusión. Cuando te planteas cómo explicar la muerte a un niño puede resultar más fácil utilizar expresiones con verbos como "descansar", "dormir"... Pero así no se está preparando a la niña o niño para la realidad a la que se enfrenta: la muerte de alguien que formaba parte de su vida. 

Tranquilidad

Es muy importante mostrar serenidad y calma ante las dudas y preguntas que puedan plantear los niños, sobre todo cuando esconden miedos o ansiedades.

Por ejemplo, ante la pregunta "¿tú también morirás?" ya se intuye la preocupación subyacente que existe. Es importante dar una respuesta que tranquilice y decir que probablemente para que eso ocurra falta mucho tiempo y que, además, si lo necesitara  habría alguien a su cuidado.

Dar tiempo

Una posible reacción, tras darle la noticia de la muerte de alguien a un niño, es que se marche y siga jugando o con aquello que estaba haciendo, como si no hubiera pasado nada. En este caso, es importante no insistir y dar tiempo, así como tener disponibilidad para volver a abordar el tema más adelante. Por ejemplo, con preguntas sobre qué ha entendido y si tiene algo que preguntar.

como explicar la muerte a un niño
Fotografía de Pixabay

Cómo explicar la muerte a un niño según su edad

Cómo explicar a un niño la muerte según su etapa de desarrollo es un factor clave.

Hay tres etapas de desarrollo en las que la comprensión de la muerte es diferente:

  • La edad preescolar. Los niños tienden a ver la muerte como algo reversible e impersonal, hasta cierta edad esta idea es apropiada.
  • Entre 5 y 9 años. A esta edad, la mayoría se da cuenta de que la muerte es definitiva y que todos los seres vivos pueden morir. Sin embargo, no suelen relacionar la muerte con ellos mismos.
  • De los 9 años a la adolescencia. En esta etapa del desarrollo, además de ver la muerte irreversible, se empieza a tener claro que algún día también les afectará a ellos.

Conclusiones

La muerte es una parte inevitable de nuestras vidas y es responsabilidad de las personas adultas asegurarse de que niñas y niños sean conscientes de ello y sepan que es posible hablar sobre el tema.

También es importante entender que los niños son sensibles a todo tipo de muertes, incluidas las de sus mascotas. Saber cómo superar la muerte de un perro, por ejemplo, no siempre es fácil para un niño que ya tiene conciencia de la muerte.

En resumen, para saber cómo explicar la muerte a un niño hay que dar la información necesaria, ser de ayuda cuando lo necesite, fomentar la comunicación y el respeto por lo que tenga que decir, mostrar honestidad y apertura con nuestros sentimientos.

Todas las personas necesitamos llorar para curar nuestras penas y avanzar en la vida. Exteriorizar nuestras emociones mostrando también nuestro dolor y nuestras lágrimas ayuda a los más pequeños a entender que está bien que ellos también sientan tristeza y lloren. Al hacerlo, no debemos olvidar su necesidad de seguridad, atención y amor. Si necesitas ayuda para afrontar las etapas de un duelo, no dudes en ir al psicólogo para tener las herramientas necesarias.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos