Trastornos mentales

Síndrome de Noé: la acumulación compulsiva de animales

Síndrome de Noé: la acumulación compulsiva de animales
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
20.3.2024

¿Quién no recuerda al famoso personaje de la serie Los Simpson llamado Eleanor Abernathy? A priori, puede que el nombre no te suene, pero si añadimos que su apodo es "la señora de los gatos", enseguida nos viene a la mente la anciana de pelo despeinado, excéntrica, estrafalaria y rodeada de gatos.

El personaje de Eleanor podría ser el retrato perfecto de un acumulador o acumuladora de animales en serie. Pero, ¿puede el amor desmedido por los animales convertirse en una patología? Cuando la acumulación se vuelve obsesiva, puede hablarse de síndrome de Noé o de acumulación de animales patológica. Averigüemos más sobre el tema.

Qué es el síndrome de Noé

El síndrome de Noé, también conocido como acumulación de animales o animal hoarding, es un trastorno mental caracterizado por la acumulación de animales de compañía a menudo experimentada sin la capacidad de proporcionarles los cuidados adecuados. 

Es una forma de disposofobia o trastorno de acumulación compulsivo, que en el DSM-5 pasa de estar clasificado como trastorno obsesivo compulsivo a una categoría autónoma. El acaparamiento de animales, sin embargo, no tiene otra clasificación específica en el DSM-5, ya que se incluye en la categoría de trastorno de acumulación compulsiva.

Perfil del acumulador de animales patológico

Los acumuladores compulsivos de animales sienten una fuerte necesidad de acaparar un gran número de animales, pero a menudo pueden tener dificultades para reconocer que su situación es problemática. 

Al contrario, pueden percibirse a sí mismos como salvadores de animales, aunque las condiciones en las que viven los animales sean a menudo degradantes y perjudiciales para su bienestar: creen que están cuidando amorosamente de sus animales, pero en realidad su entorno se convierte rápidamente en superpoblado e insalubre.

Estos entornos pueden estar sucios y carecer de recursos básicos como comida, agua y atención veterinaria. Los animales en estos entornos pueden sufrir desnutrición, enfermedades no tratadas, parásitos y estrés por hacinamiento.

El síndrome de Noe puede hacer que la persona se sienta una "salvadora" de animales
Foto de Nikki Villanueva (Pexels)

Síndrome de Noé y maltrato de animales

En 2014, un estudio realizado por investigadores españoles abordó el fenómeno del acaparamiento de animales en España, centrándose en las implicaciones para el bienestar animal. Este análisis retrospectivo se basó en 24 casos documentados de acaparamiento de animales que involucraron a un total de 1.218 perros y gatos, y a 27 acaparadores, todos ellos descubiertos gracias a la intervención legal de una sociedad protectora de animales en España durante el período de 2002 a 2011.

Los casos analizados revelaron situaciones de:

  • Tenencia incompatible de animales, por haber mantenido numerosos perros y gatos en condiciones incompatibles con su naturaleza. (Artículo 337 bis del Código Penal)
  • Maltrato de animales, reflejado en el pobre estado de bienestar de los animales, incluyendo malas condiciones corporales, presencia de heridas, y enfermedades parasitarias e infecciosas. (Artículo 337 del Código Penal)
  • Abandono de animales, no solo por el abandono físico, sino también por mantenerlos en condiciones de vida incompatibles con su naturaleza.
  • Violaciones de la ley, aunque el estudio no especifica casos de violación de precintos o incumplimiento de órdenes judiciales, la intervención legal en estos casos sugiere la presencia de infracciones legales relacionadas con el cuidado y bienestar animal. 
  • Amenazas o conflictos con funcionarios públicos, como veterinarios o miembros de sociedades protectoras de animales, aunque no se detallan específicamente, son situaciones probables dada la intervención legal y la resistencia comúnmente asociada a los casos de acaparamiento. (Artículo 550 y siguientes del Código Penal, referentes a atentados contra la autoridad, sus agentes y los funcionarios públicos, y desobediencia y resistencia).

Este estudio es significativo porque, además de evidenciar la falta de coordinación entre las distintas entidades involucradas y las figuras jurídicas y sanitarias para la gestión de los casos de acaparamiento de animales en España, ilumina sobre la psicopatología del acaparamiento de animales. Según los investigadores:

"Las características de los acaparadores analizados en este estudio concuerdan con las características típicas del acaparador de animales descritas en la literatura: la edad avanzada, el aislamiento social, y las malas condiciones higiénicas en las que vivían tanto los acaparadores como sus animales, fueron rasgos comunes encontrados en estos casos.”

¿Quieres empezar ya la terapia con Buencoco?

Inicia el cuestionario

Arrojemos algo de luz sobre el trastorno de acumulación de animales

Muchas veces, como hemos mencionado, los acumuladores de animales también pueden presentar síntomas de negación y minimización de las condiciones en las que viven los animales. Esto puede causar vergüenza y empujarlos al aislamiento social.

La investigación Una perspectiva teórica para informar las estrategias de evaluación y tratamiento para los acaparadores de animales intenta aplicar la teoría del apego a la acumulación de animales. De hecho, los investigadores sostienen que:

“A lo largo de la vida, existe una lucha persistente por formar un estilo de apego funcional y lograr una integración social positiva. Para algunas personas, particularmente aquellas con una experiencia de apego primario disfuncional en la infancia, una relación protectora y reconfortante con los animales puede dejar una impresión indeleble.

En la edad adulta, cuando el apego humano es crónicamente problemático, el cuidado compulsivo de los animales puede convertirse en el medio principal para mantener o construir un sentido de uno mismo”.

Por lo tanto, según esta teoría, los acaparadores de animales en serie pueden estar motivados por la necesidad de llenar un profundo vacío emocional y una gran soledad a través de la compañía de animales. Además, este trastorno puede presentarse en comorbilidad con trastornos depresivos y trastornos de ansiedad.

Los acaparadores de animales pueden sentir un gran vacío emocional
Foto de umit ozbek (Pexels)

Síndrome de Noé: ¿qué hacer ante la presencia de este trastorno?

El llamado síndrome de Noé es una condición compleja que requiere mayores estudios en diferentes frentes.

De hecho, este trastorno, además de afectar a la salud mental de la persona, representa un problema de salud y protección de los animales, así como un problema de salud pública. Los entornos superpoblados pueden crear problemas de higiene que pueden afectar la salud de las comunidades circundantes.

Además, la falta de una atención adecuada puede provocar la propagación de enfermedades que pueden transmitirse a los humanos, como la rabia. Por tanto, el tratamiento de este trastorno debe realizarse con una combinación de intervenciones psicológicas, apoyo y asistencia social, tanto para la persona como para los animales afectados.

Abordar el problema de la acumulación compulsiva de animales requiere un enfoque compasivo y colaborativo, en el que el ejercicio de la empatía es importante. Es importante involucrar a profesionales de la salud mental para brindar apoyo a los afectados y ayudar a tratar las causas subyacentes del comportamiento.

Las autoridades locales y las organizaciones de protección animal pueden entonces intervenir para sacar a los animales de condiciones dañinas y brindar asistencia y recursos para su recuperación y reubicación en entornos seguros.

Este texto es una adaptación en español del artículo Animal hoarding: l’accumulo compulsivo di animali publicado en versión original en el blog de Unobravo.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Esquizofrenia: qué es, síntomas, causas y tratamientos

Mujeres y sexo: la sexualidad femenina

La adicción a internet: síntomas y causas

lee todos los artículos