Salud mental

Psicología social: definición, autores y experimentos más conocidos

Psicología social: definición, autores y experimentos más conocidos
logo-buencoco
Buencoco
Servicio de psicología online

Artículo revisado por nuestra redacción clínica

Publicado el
27/11/2023

La psicología social es una rama de la psicología que estudia cómo los pensamientos, sentimientos y comportamientos de las personas son influenciados por el contexto y las interacciones sociales.

En este artículo, te explicamos en qué consiste la psicología social, cuáles son sus objetivos y características, sus autores más destacados y algunos de los experimentos más conocidos de esta rama social de la psicología.

¿Qué es la psicología social?

La psicología social es un campo de estudio que se sitúa entre la psicología y la sociología, y aborda todo lo relacionado con las interacciones humanas en el contexto social. La definición de psicología social ha evolucionado a lo largo de los años, pero en esencia, se centra en los procesos psicológicos que subyacen a nuestras interacciones con otros en sociedad.

Los conceptos de psicología social abarcan desde el estudio de la conformidad hasta la agresión, pasando por la ayuda y la atracción interpersonal. Esta disciplina estudia cómo las personas construyen su sentido de la realidad social y cómo este sentido influye en su comportamiento, pensamientos y emociones. En este sentido, comparte algunos criterios con la psicología del desarrollo, disciplina que estudia los cambios individuales a lo largo de la vida; la psicología social se centra principalmente en la influencia del entorno, aunque ambas se entrelazan al examinar cómo las personas se adaptan socialmente con el tiempo.

Los principios de la psicología social se fundamentan en la idea de que somos seres sociales por naturaleza y que nuestro entorno social afecta profundamente a nuestra manera de pensar y actuar. Las características de la psicología social incluyen su enfoque en situaciones reales mediante la observación y el seguimiento, así como el uso de métodos experimentales para estudiar comportamientos en contextos controlados.

El objeto de estudio de la psicología social es, por tanto, el individuo en su interacción con el entorno social. Por ejemplo, un psicólogo social puede investigar cómo la presión de grupo puede llevar a una persona a conformarse con opiniones que en privado no compartiría, cómo los estereotipos pueden influir en el rendimiento de una persona en su trabajo o de qué manera una persona desarrolla su identidad social.

Diferencia entre psicología social y sociología

La psicología social se enfoca en cómo los individuos son influenciados por y actúan dentro de los contextos sociales, mientras que la sociología estudia las estructuras y dinámicas de las sociedades y sus instituciones. Psicología social vs sociología es una comparación de micro frente a macro en el enfoque de los fenómenos sociales.

Diferencia entre psicología clínica y social

La psicología clínica trata trastornos mentales y promueve el bienestar psicológico a nivel individual, mientras que la psicología social investiga cómo las interacciones sociales afectan el comportamiento y los procesos mentales de las personas.

Diferencia entre psicología social y trabajo social

La psicología social, como ya hemos comentado, se centra en la investigación de las interacciones sociales y el comportamiento grupal, mientras que el trabajo social es una práctica aplicada dirigida a mejorar el bienestar humano y social, con un enfoque en la intervención y el cambio social.

¿En qué consiste la psicología social?
Foto de Creative Vix (Pexels)

¿Para qué sirve la psicología social?

La psicología social es una herramienta esencial que no solo sirve para comprender las interacciones humanas, tanto a nivel individual como colectivo, sino también para optimizar el bienestar colectivo y la calidad de vida de las comunidades. La psicología social se orienta hacia varios objetivos clave, que incluyen:

  • Analizar y comprender las motivaciones subyacentes a las acciones de individuos y grupos, con el fin de mejorar las interacciones y la dinámica social.

  • Proporcionar una base empírica para el desarrollo de políticas públicas que promuevan el bienestar general de la sociedad.

  • Identificar estrategias efectivas para la resolución de conflictos y la prevención de futuros desacuerdos en las comunidades, fomentando así la armonía y la colaboración.

  • Diseñar e implementar programas sociales que aborden la vulnerabilidad y la desprotección, contribuyendo a la cohesión y al fortalecimiento del tejido social.

Psicología social: historia y origen

Ahora que ya sabemos qué es y para qué sirve la psicología social, vamos a explicar cuál es la historia y el origen de la psicología social. Ha habido distintas etapas de la psicología social especialmente destacadas. El nacimiento de la psicología social como disciplina científica puede establecerse a finales del siglo XIX, con experimentos y textos fundacionales que surgieron en 1908. Una de las figuras más importantes fue Kurt Lewin, conocido como el "padre de la psicología social", y Leon Festinger. 

Estos autores fueron muy importantes en el desarrollo de un enfoque experimental riguroso. La psicología social ganó interés cuando comenzó a estudiar la influencia de la autoridad y la conformidad grupal, especialmente en el contexto de la Segunda Guerra Mundial con los trabajos de Sheriff, Asch y Milgram de los que hablaremos más adelante.

A medida que avanzaba, la psicología social exploró áreas como el altruismo, la agresión y la toma de decisiones en grupo, y tuvo un impacto significativo en casos judiciales históricos, incluyendo el fin de la segregación escolar en EE. UU. Con el tiempo, se centró en las actitudes y la cognición, con teorías como la disonancia cognitiva y modelos de persuasión que explican cómo se forman y cambian las opiniones.

En el siglo XXI, la psicología social continuó expandiéndose, abordando cómo los contextos sociales influyen en la salud y la felicidad, y cómo la cultura y la evolución afectan el comportamiento. Hoy en día hay campos innovadores como la neurociencia social, junto con metodologías para el análisis del comportamiento social, que están impulsando un progreso continuo y significativo en la psicología social. 

Con todo, actualmente sigue habiendo problemas de la psicología social que deben resolverse, como los retos éticos en la investigación, las dificultades para generalizar los hallazgos a poblaciones diversas y la necesidad de adaptarse al impacto de las nuevas tecnologías en las interacciones sociales.

Corrientes de la psicología social

La psicología social es un campo diverso que abarca distintas corrientes, cada una con su propio enfoque y metodología. Aunque los fundamentos de la psicología social no han variado, a lo largo de los años han ido surgiendo distintos tipos de psicología social para responder a diferentes preguntas sobre el comportamiento humano en contextos sociales.

Psicología social cognitiva

La psicología social cognitiva estudia la interacción entre los procesos de pensamiento y el comportamiento social, investigando cómo las personas comprenden y reaccionan a su entorno social. Se enfoca en cómo formamos impresiones, actitudes y cómo estas influyen en la manera en que interactuamos con los demás. Además, analiza el papel de la identidad y el autoconcepto en la conducta social y cómo las influencias grupales modelan nuestras creencias y acciones. 

Psicología social comunitaria

La psicología comunitaria se centra en el bienestar de las personas dentro de sus comunidades y el poder de la colectividad para promover el cambio social. Esta rama pone énfasis en la prevención de problemas sociales y el empoderamiento de los grupos para mejorar su calidad de vida, a través de la participación activa y el desarrollo de recursos comunitarios.

Psicología social construccionista

El construccionismo social o la psicología social constructivista explora cómo los individuos y los grupos construyen su realidad social. Esta corriente se interesa por las formas en que las percepciones sociales son creadas, mantenidas y transformadas a través de las interacciones humanas, y cómo estas percepciones influyen en nuestra comprensión del mundo y en nuestras acciones.

Psicología social experimental

La psicología social experimental utiliza métodos científicos rigurosos para estudiar cómo los individuos piensan, sienten y se comportan en situaciones sociales. A través de experimentos controlados, esta rama busca comprender las causas y efectos de los fenómenos sociales, proporcionando una base empírica para teorías y aplicaciones prácticas.

Psicología social aplicada

La psicología social aplicada es la utilización práctica de teorías y métodos de la psicología social para resolver problemas reales y mejorar la calidad de vida de las personas en contextos como la salud, la educación, las organizaciones y la intervención comunitaria. Se enfoca en aplicar el conocimiento sobre las dinámicas sociales para generar cambios positivos en la sociedad.

Otras ramas de la psicología social

Además de las corrientes principales, la psicología social se extiende a especializaciones que abordan aspectos específicos de la vida social:

  • La psicología social de las organizaciones se enfoca en cómo las estructuras y dinámicas organizacionales afectan y son afectadas por el comportamiento individual y grupal.

  • La psicología social del deporte se encarga de estudiar los factores sociales que influyen en la actividad deportiva, incluyendo la motivación, el rendimiento de equipo y el comportamiento de los aficionados, entre otros aspectos.

  • La psicología social del trabajo estudia las interacciones dentro del ámbito laboral, buscando mejorar la satisfacción laboral y la eficiencia organizacional, principalmente.

  • La psicología social en la educación se ocupa de cómo los procesos grupales y las estructuras sociales afectan los sistemas educativos, el aprendizaje y el desarrollo académico.

  • La psicología social de la familia analiza cómo las interacciones y la comunicación dentro del hogar son influenciadas por y a su vez afectan el contexto social. Aborda temas como roles de género y crianza, y trata de ofrecer estrategias para mejorar el bienestar familiar en diversos contextos sociales.
La psicología social estudia grupos humanos
Foto de Nout Gons (Pexels)

Principales autores de la psicología social

Muchos autores de la psicología social han dejado su huella en la disciplina. A continuación, vamos a reseñar a los autores más importantes. 

  • Kurt Lewin: es considerado como el "padre de la psicología social moderna". Lewin aportó sus teorías sobre la dinámica de grupo y el liderazgo, y su modelo de cambio que explica las transiciones en individuos y grupos.
  • Stanley Milgram: este autor dejó una huella profunda en la psicología social con su experimento [3] sobre la obediencia a la autoridad que puso de manifiesto la disposición de las personas a seguir órdenes contrarias a su conciencia.
  • Solomon Asch: es famoso por sus estudios sobre la conformidad [1], que ilustraron cómo la presión social puede hacer que una persona vaya en contra de su propio juicio e incluso que recordemos falsamente determinados hechos por la presión de nuestro contexto social y cultural (como ocurre en el efecto Mandela)
  • William McDougall: fue uno de los pioneros en psicología social. McDougall se centró en el instinto y la motivación social.
  • Floyd Allport: este autor es reconocido como uno de los fundadores de la psicología social experimental. Allport destacó, sobre todo, por su análisis de los procesos individuales en contextos sociales.
  • Serge Moscovici: introdujo la teoría de las representaciones sociales, esencial para comprender cómo los grupos forman y comparten creencias.
  • Edwin Hollander: este autor aportó a la psicología social su teoría de la idiosincrasia, que describe la influencia recíproca entre los miembros de un grupo y sus normas.
  • Harold Kelley: este autor es conocido por su trabajo en la teoría de la atribución, principalmente. Kelley investigó cómo las personas interpretan las causas de los comportamientos propios y ajenos.

  • Robert Baron: este autor es reconocido por su investigación relacionada con la percepción social, la influencia social y el comportamiento grupal.

5 experimentos de psicología social

La psicología social ha producido algunos de los experimentos más fascinantes y reveladores en el campo de la psicología. Estos estudios han arrojado luz sobre la complejidad del comportamiento humano y las influencias sociales. A continuación, se presentan cinco de los experimentos más famosos:

  • El experimento de la prisión de Stanford: dirigido por Philip Zimbardo en 1971 [5], pretendía investigar los efectos psicológicos de convertirse en prisionero o guardia de prisión. Los participantes se metieron en su papel tan rápidamente que las conductas de abuso y estrés surgieron enseguida y fueron la norma, lo que obligó a terminar el experimento antes de lo previsto.
  • El experimento de la muñeca Bobo: este experimento, conducido por Albert Bandura en 1961 [2], estudió la agresión en los niños y cómo aprenden a través de la observación del comportamiento de los adultos. Los resultados mostraron que los niños imitaban la agresión de los adultos hacia la muñeca Bobo, lo que sugirió que el comportamiento agresivo puede ser aprendido por observación.

  • El experimento de conformidad de Asch: Solomon Asch, en la década de 1950, llevó a cabo una serie de experimentos [1] que demostraron el poder de la conformidad en grupos. Los participantes estaban dispuestos a ignorar la evidencia de sus propios ojos y a dar respuestas incorrectas para coincidir con las respuestas del grupo.
  • El experimento de obediencia de Milgram: Stanley Milgram realizó un experimento en 1963 para medir la disposición de los participantes a obedecer una autoridad, incluso cuando se les pedía que realizaran actos que entraban en conflicto con su conciencia personal. Los resultados fueron sorprendentes y revelaron que una gran mayoría estaba dispuesta a administrar lo que creían que eran dolorosas descargas eléctricas a un extraño.
  • El Experimento del falso consenso de Ross: este experimento, llevado a cabo por Lee Ross en la década de 1970 [4] , exploró la tendencia de las personas a asumir que sus propias opiniones, creencias, preferencias y valores son más comunes entre los demás de lo que realmente son. El estudio destacó cómo las personas proyectan sus propias creencias en los demás.

Estos experimentos han sido importantes para entender cómo las personas se influencian mutuamente y cómo el contexto social puede moldear el comportamiento. También han abierto debates éticos y metodológicos que continúan influyendo en los métodos de investigación de la psicología social actual. 

En la actualidad, se adoptan prácticas más rigurosas y humanas en la investigación, asegurando que los estudios no solo sean científicamente válidos, sino también éticamente responsables.

Psicología social: ejemplos de la vida cotidiana 

Lo cierto es que la psicología social se manifiesta en nuestra vida cotidiana de maneras a menudo imperceptibles, pero significativas. Por ejemplo, cuando nos reímos más fuerte de un chiste mientras estamos en grupo, estamos experimentando la influencia social de la conformidad y la facilitación social. O considera la obediencia a las normas de tráfico, que no solo se basa en el miedo a que te pongan una multa, sino también en seguir normas sociales y en el deseo de mantener una imagen positiva ante los demás conductores. 

En el trabajo, la psicología social se refleja en cómo la presencia de colegas puede motivar a una persona a mejorar su rendimiento, un fenómeno conocido como efecto del espectador. Incluso la forma en que las opiniones se forman y cambian a través de las redes sociales es un claro ejemplo de la influencia de los grupos y la difusión de actitudes, un área de estudio de la psicología social.

Estos ejemplos cotidianos demuestran cómo los procesos psicosociales guían y moldean nuestro comportamiento en una variedad de contextos sociales.

Referencias bibliográficas

  • [1] Asch, S. E. (1951). Effects of group pressure upon the modification and distortion of judgments. In H. Guetzkow (Ed.), Groups, leadership and men; research in human relations (pp. 177-190). Carnegie Press.

  • [2] Bandura, A., Ross, D., & Ross, S. A. (1961). Transmission of aggression through imitation of aggressive models. Journal of Abnormal and Social Psychology, 63(3), 575–582. 
  • [3] Milgram, S. (1963). Behavioral study of obedience. Journal of Abnormal and Social Psychology, 67(4), 371–378.

  • [4] Ross, L., Greene, D., & House, P. (1977). The “false consensus effect”: An egocentric bias in social perception and attribution processes. Journal of Experimental Social Psychology, 13(3), 279-301.

  • [5] Zimbardo, P. (1973). On the ethics of intervention in human psychological research: With special reference to the Stanford prison experiment. Cognition, 2(2), 243–256.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Conociendo la psicología positiva

¿Qué es la vigorexia y por qué no se debe subestimar?

Cada cuánto ir al psicólogo y cuántas sesiones de psicología son necesarias

lee todos los artículos