Problemas familiares

Problemas de familia: qué son, señales, causas, tipos de problemas familiares y cómo resolverlos

Entre los años 50 y 60, el psiquiatra y psicoterapeuta Salvador Minuchin definió la familia como un “sistema abierto” con una dinámica evolutiva y relacional específica entre cónyuges, padres e hijos y hermanos. En sus observaciones también figuran los problemas familiares, los cuales investigó para conocer las causas y las posibles soluciones.

En este análisis, examinaremos en profundidad los aspectos relacionados con los problemas en el entorno familiar, incluidos los tipos de problemas y sus posibles causas. Asimismo, veremos cómo se pueden resolver los problemas familiares gracias a la terapia.

Qué son los problemas familiares

¿Qué entendemos por problemas de familia? Todas las familias atraviesan momentos en los que se pueden crear dificultades entre uno o más miembros de la misma. Dado que no siempre es posible vivir estos cambios con serenidad, pueden surgir problemas que afecten a todo el sistema familiar.

Cierto es que en algunos aspectos, los problemas de las familias de hoy pueden ser diferentes a los del pasado. Esto se debe a que el propio modelo de familia se ha transformado a lo largo del tiempo y la sociedad contemporánea plantea nuevos desafíos dentro del núcleo familiar.

Señales que indican la existencia de problemas familiares

La comunicación eficaz y la empatía (la capacidad de identificarse con los estados emocionales de los demás) son dos de los elementos más importantes en las relaciones familiares. Sin ellos pueden surgir problemas entre padres e hijos, problemas entre cónyuges y problemas entre la pareja y las familias de origen.

Pero, ¿cuáles son las señales que pueden indicar que existen problemas familiares? Algunas de las señales que evidencian la existencia de problemas familiares pueden ser: la aparición de la emoción de la rabia, que se traduce en agresividad y violencia, la incapacidad para comunicarse y los malentendidos.

Causas de los problemas familiares

Los problemas familiares tienen diversas causas. Los problemas de familia pueden tener su raíz en aspectos como: la dificultad para comunicarse entre los miembros del núcleo familiar, el chantaje emocional o la distancia, y la rigidez de los roles. Las etapas de la vida y el modo en el que se viven pueden provocar, a su vez, otros problemas adicionales.

Pensemos por ejemplo a la adolescencia y a las dificultades a las que se enfrentan los padres con sus hijos, a una crisis conyugal, a la triangulación familiar (la dinámica que conduce a una comunicación indirecta con la implicación de una tercera persona), a las dificultades económicas, al hecho de deber gestionar problemas de salud de un miembro de la familia, el nacimiento de un hijo, un duelo perinatal o, de forma más general, un duelo complicado. Pero, ¿cuáles son los problemas familiares más comunes?

Tipos de problemas familiares

Algunos ejemplos de problemas familiares que podemos mencionar son:

  • las disputas entre cónyuges,
  • los malentendidos entre padres e hijos (también pueden surgir conflictos entre padres e hijos adultos), 
  • los conflictos entre hermanos adultos o niños,
  • los conflictos con los miembros más mayores de la familia,
  • la dificultad para aceptar que los hijos se vayan de casa,
  • la dificultad para volver a encontrar un equilibrio tras una separación o divorcio (el cual puede requerir la ayuda de un mediador familiar),
  • los problemas que provienen del exterior y que pueden estar relacionadas, por ejemplo, con las familias monoparentales, la adopción o las familias con padres homosexuales.

¿Qué podemos hacer en caso de tener problemas familiares? El sistema familiar está compuesto por individuos únicos que se relacionan entre sí con el objetivo de crear, durante las diferentes etapas, estabilidad y seguridad. Sin embargo, es posible que esto no llegue a suceder y, en tal caso, ¿cómo se pueden resolver los problemas familiares?

A quién recurrir para resolver problemas familiares

Los problemas en el ámbito familiar pueden implicar, de diversas maneras, a los diferentes miembros de la familia. Entonces, ¿qué podemos hacer en caso de tener problemas de familia? ¿A quién podemos recurrir? Empezar un programa de terapia psicológica con un psicólogo experto en problemas familiares podría ser una solución. La terapia familiar, por ejemplo, puede ser fundamental para sanar relaciones conflictivas y restablecer una buena comunicación.

La terapia familiar también se puede integrar dentro de un programa terapéutico personal y se puede llevar a cabo a través de diversos tipos de psicoterapia como: 

  • El enfoque sistémico-relacional, que aborda las dinámicas relacionales de la familia mediante diversos instrumentos, como el genograma.
  • El enfoque cognitivo-conductual, que puede implicar a la familia al completo o solo a los padres, en el caso del entrenamiento de padres.
  • El enfoque psicodinámico, que explora las dinámicas inconscientes y su influencia sobre los miembros de la familia.
¿Necesitas ayuda para afrontar problemas de familia?

Artículos sobre problemas familiares

Más información relacionada con los problemas en el ámbito familiar

¿No sabes cómo afrontar los problemas familiares?

Psicólogos especialistas en problemas familiares

Nuestros psicólogos online expertos en problemas de familia

Alberto Mateo Martín

Alberto Mateo Martín

Psicólogo con orientación Cognitivo-Conductual
Profilo completo
Dettagli
Carlota Urgel

Carlota Urgel

Psicóloga con orientación Humanista
Profilo completo
Dettagli
Mª Cristina Médicis Gil

Mª Cristina Médicis Gil

Psicóloga con orientación Integradora
Profilo completo
Dettagli
Biel Giner

Biel Giner

Psicólogo con orientación Sistémica-Relacional
Profilo completo
Dettagli
Si necesitas apoyo para abordar problemas familiares