Ansiedad

Tanatofobia: el miedo a la muerte

Tanatofobia: el miedo a la muerte
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
21.3.2024

“Alguien me habló todos los días de mi vida
Al oído, despacio, lentamente.
Me dijo: ¡vive, vive, vive! Era la muerte.”
Jaime Sabines (Poeta)

Todo tiene un fin, y en el caso de todos los sistemas vivos ese fin es la muerte ¿Quién, en algún momento, no ha experimentado el miedo a morir

La muerte es uno de esos temas tabú que provoca sentimientos incómodos, aunque en algunas personas va mucho más allá y causa una auténtica angustia. En el artículo de hoy hablamos de tanatofobia.

¿Qué es la tanatofobia?

El miedo a morir, en psicología, se llama tanatofobia. En griego, la palabra thanatos quiere decir muerte y phobos significa miedo, por tanto, el significado de tanatofobia es miedo a la muerte

El miedo normal a morir tiene como principal diferencia con la tanatofobia que puede transformarse en algo vital y funcional; ser consciente de la muerte y tenerle miedo nos ayuda a darnos cuenta de que estamos vivos y somos dueños de nuestra propia existencia, y lo que es importante es mejorarla y vivirla lo mejor que podamos.

La paradoja es que la tanatofobia conduce a una especie de no-vida, porque angustia y paraliza a la persona que la sufre. Cuando el temor a la muerte bloquea, se vive con angustia y a la mente acuden pensamientos obsesivos, entonces se puede estar ante un caso de tanatofobia o fobia a la muerte.

Desde la filosofía, autores existencialistas, estoicos y contemporáneos han reflexionado sobre el miedo a la muerte durante décadas, cada uno ofreciendo diversos caminos para comprender y enfrentar el desafío que supone aceptar nuestra propia finitud.

¿Tanatofobia o TOC del miedo a la muerte?

El trastorno obsesivo compulsivo es un trastorno más general que se presenta en diferentes formas, incluida la tanatofobia. Es decir que la tanatofobia no necesariamente coincide con el TOC, pero puede ser uno de sus síntomas.

¿Por qué la gente tiene miedo a morir?

Ahora que ya sabemos cómo se llama el miedo a morir y lo que significa “tanatofobia”, vamos a ahondar en las motivaciones que hay detrás de este temor tan ancestral como, en ocasiones, incapacitante. ¿Por qué tenemos miedo a la muerte?

El cerebro del ser humano tiene la capacidad de abstracción, puede visualizar un mundo sin su propia existencia. Las personas somos conscientes de que tenemos un pasado, un presente y un futuro que desconocemos. Reconocemos las emociones, tenemos un nivel de autoconciencia y miedo, concebimos la muerte y eso nos hace plantearnos muchas cosas.

Que la muerte nos cause inquietud y miedo es normal, otra cosa es que ese miedo derive en una fobia. ¿Qué hay tras ese miedo profundo? Toda una serie de miedos individuales, como por ejemplo:

  • Miedo a morir y dejar a hijos solos o causar dolor a los seres queridos.
  • Miedo a morir joven, con la conclusión de todos nuestros planes de vida.
  • El sufrimiento que podría suponer la muerte (la enfermedad, el dolor).
  • La incógnita de lo que habrá después de la muerte.

El miedo a morirse puede adoptar muchas formas:

  • Miedo a morir mientras se duerme.
  • Miedo a morir de un ataque al corazón (cardiofobia).
  • Miedo a morir de repente, miedo a la muerte súbita.
  • Miedo a enfermar y morir (por ejemplo, aquellas personas que sufren cancerofobia o miedo al cáncer o quienes padecen fobia a los gérmenes).
  • Miedo a morir ahogado, asfixiado o atragantado

No es raro encontrar este tipo de ansiedad en personas con hipocondría (miedo a la enfermedad grave) o en aquellas con necrofobia (miedo desproporcionado e irracional ante la exposición de elementos o situaciones relacionadas con la muerte, por ejemplo, un entierro, hospitales, tanatorios u objetos como féretros). En ocasiones, estas dos condiciones pueden concurrir y la persona puede experimentar miedo a la enfermedad y a la muerte.

También puede relacionarse con otros tipos de fobias como la aerofobia (miedo a volar en avión), la talasofobia (miedo a morir en el mar), la acrofobia o miedo a las alturas y la tocofobia (miedo al parto). Sin embargo, lo que caracteriza a la tanatofobia es su forma de ansiedad por el miedo a la propia muerte o al proceso de morir (también se le llama ansiedad por miedo a morir).‍

Por qué pienso en la muerte de mis seres queridos 

El miedo a la muerte de un ser querido puede adoptar diferentes formas. Nos puede generar preguntas de tipo existencial ¿Cómo será mi vida sin esta persona? ¿Qué haré yo sin ella?  

Es normal sentir miedo a perder a quienes amamos, pues la muerte es un corte definitivo en nuestra relación con esas personas, es el fin de la existencia física. Por eso hay quienes se pueden exceder en su afán y esfuerzo por protegerlos de todo cuanto pueda parecer una amenaza a su vida, pero ¡ojo!, porque este acto de amor puede convertirse en algo ansioso e insoportable.

miedo a la muerte tanatofobia
Fotografía de Kampus Production (Pexels)

Síntomas del miedo a la muerte

Si estás leyendo este artículo es posible que te hayas preguntado: ¿cómo saber si tengo tanatofobia? Hablemos, pues, de los síntomas de la tanatofobia.

Cuando pensar en la muerte repercute en nuestra vida cotidiana y limita nuestra capacidad de vivir es un problema. La tanatofobia o fobia a morir nos limita y se convierte en una muerte lenta diaria. 

A menudo, quienes sufren esta condición manifiestan los siguientes síntomas de miedo a la muerte:

  • Ansiedad y ataques de pánico por miedo a la muerte
  • Miedo extremo a morir
  • Pensamientos obsesivos sobre la muerte
  • Tensión y temblor
  • Problemas para dormir (insomnio)
  • Alta emotividad
  • Búsqueda obsesiva de "rejuvenecer" o controlar la salud propia
  • Pensamientos intrusivos sobre formas de morir
  • Disminución o ausencia total del apetito
  • Ansiedad y desesperación

En ocasiones, cuando estos síntomas son persistentes y la persona entra en un estado de tristeza y desesperanza constante, puede desarrollarse una depresión por miedo a la muerte, una condición que debe tratarse con terapia psicológica.

Por otra parte, existe un test para saber si tienes tanatofobia, la Escala de miedo la muerte de Collet-Laster. Este test del miedo a la muerte es una herramienta que mide el grado de fobia a la propia muerte y a la muerte de otros, entre otros constructos.

Ataques de ansiedad por miedo a la muerte

Muchas veces, la ansiedad y el miedo a la muerte van de la mano. Los ataques de ansiedad provocados por el miedo a la muerte pueden ser especialmente intensos, y llevar a la persona a experimentar síntomas físicos como palpitaciones, dificultad para respirar y sensación de desmayo. 

Este temor profundo no solo afecta el bienestar psicológico, sino que también puede interferir en la vida diaria, limitando la capacidad de disfrutar de momentos presentes y planificar el futuro con esperanza.

Causas de la tanatofobia

Muchas personas piensan “tengo miedo a la muerte”, pero no tienen claro por qué, cuál es la verdadera causa de ese miedo constante a morir.

La pregunta es: ¿por qué nos da miedo la muerte? Tal y como apuntábamos anteriormente, en nuestra cultura la muerte es un tema tabú. Se habla poco de ella, es desconocida, pese a saber que a todo ser humano nos llegará, y eso alimenta la angustia que nos hace sentir. Es un tema del que se habla tan poco que por ejemplo cuando fallece alguien y hay niños pequeños es bastante habitual que las personas adultas no sepan cómo explicar la muerte a un niño.

Las fobias suelen desencadenarse a partir de un hecho vivido en edad temprana. En este caso con alguna experiencia traumática relacionada con la muerte, con algún peligro que hizo que la persona la sintiera cerca, ya fuese en primera persona o con alguien de su entorno.

El miedo irracional a la muerte también puede manifestarse a través de nuestros sueños, donde el significado de soñar con la muerte podría revelar nuestras ansiedades subconscientes y nuestra forma de procesar el concepto de finitud.

El miedo irracional a la muerte también podría ser causado por un duelo no resuelto, o puede ser un miedo aprendido (depende de cómo hayamos visto que se gestionaba este tema a nuestro alrededor).

Es normal tener miedo a la muerte en determinadas situaciones en las que, de forma más o menos directa, uno se enfrenta a ella. Piensa en la sensación de miedo a morir tras un duelo, la experiencia de una enfermedad grave o incluso el miedo a morir antes de una operación importante. En estos casos, es natural el miedo a morir y que pensar en ello nos genere angustia.‍

Actitud y miedo ante la muerte en las diferentes etapas de la vida

Miedo a la muerte en la infancia

No es raro encontrar el miedo a la muerte en los niños y niñas. No es habitual que un niño pequeño diga explícitamente: “tengo miedo a la muerte”, pero esto no quita que lo piensen de una manera u otra. Los niños pueden enfrentarse a la muerte a una edad temprana con la muerte de los abuelos, una mascota… y que eso les lleve a pensar en la muerte de los seres queridos. 

Entonces, surge esa conciencia de pérdida, principalmente el miedo a perder a la madre y al padre porque eso pone en peligro la supervivencia física y emocional, “¿qué será de mí?”.

Miedo a la muerte en la adolescencia

Pese a que durante la adolescencia hay quienes corren riesgos acercándose a la muerte, el miedo a morir y la ansiedad también forman parte de esta etapa de la vida

Miedo ante la muerte en adultos 

La actitud y el miedo ante la muerte en adultos suele remitir en la fase media de la vida, una época en la que las personas se centran en el trabajo o en formar una familia.

Solo cuando se han alcanzado la mayoría de estos objetivos (por ejemplo, el abandono de los hijos de la unidad familiar, o la aparición de los signos de envejecimiento, con el consecuente miedo a envejecer) de nuevo las personas nos enfrentamos al reto de superar el miedo a morir.

Miedo a la muerte en la vejez

Una investigación apunta a que las personas mayores se encuentran más familiarizadas con lo que rodea a la muerte, pues ya han vivido la experiencia de perder a personas de su entorno, con las consecuentes visitas a cementerios, funerales… Y, por tanto, se fijan objetivos a corto plazo.  

No obstante, el miedo a la muerte en ancianos es relevante, pues las personas se hallan en una fase de la vida en la que hay un deterioro tanto físico como mental y, por tanto, se tiende a verla más cerca. Hay cierta actitud y miedo ante la muerte en adultos mayores que es comprensible por su proximidad y porque la perspectiva siempre es diferente cuando has tenido tiempo suficiente para reflexionar sobre ello.

causas del miedo a la muerte tanatofobia
Fotografía de Cottonbro Studio (Pexels)

Cómo superar el miedo a la muerte

¿Cómo dejar de tener miedo a la muerte? ¿Es posible vivir sin miedo a morir? Si alguna vez te has sentido desesperada y has pensado: “el miedo a la muerte no me deja vivir”, es importante que sepas que perder el miedo a morir es posible, mirar sin miedo a la muerte es un objetivo al alcance de tu mano.

Es evidente que el miedo a la propia muerte o a la muerte de seres queridos es algo que puede incapacitarnos y estancarnos en un futuro hipotético que no ha llegado. La muerte forma parte de la vida, pero vivir con miedo a morir puede ser muy frustrante. Por eso, debemos aprender a convivir con la incertidumbre y no anticiparnos a escenarios negativos futuros que escapan a nuestro control. 

¿Sabes lo que pasa cuando una persona piensa mucho en la muerte? Que está dejando de aprovechar todas las oportunidades, de agradecer quién es y de alegrarse del tesoro que tiene: la vida. 

Tratemos de vivir sin miedo a la muerte y centrándonos en el carpe diem, en exprimir el presente haciendo aquello que nos gusta y compartiendo nuestro tiempo con aquellas personas a las que queremos, puede ser una de las mejores formas de dejar de pensar en la muerte.

Algunos libros para superar el miedo a la muerte también pueden serte de ayuda, como por ejemplo: “Miedo y ansiedad ante la muerte - Aproximación conceptual e instrumentos de evaluación de Joaquín Tomás-Sábado; o “Morirse no es para tanto: no tengas miedo a la muerte” de José María Jiménez Fernández. Por otra parte, hay algunas películas como “Biutiful” de Alejandro González Iñárritu, que también pueden hacerte reflexionar sobre el tema y el porqué no tenerle miedo a la muerte puede ser liberador.

¿Cómo se cura la tanatofobia?

¿Tiene la tanatofobia cura? Lo cierto es que sí se puede dejar de tener miedo a morir. Si crees que tienes un miedo excesivo a la muerte, si has sufrido ataques de ansiedad o de pánico por miedo a morir, lo mejor es pedir ayuda psicológica

Existe tratamiento psicológico para la tanatofobia, y una de las intervenciones que han mostrado mayor eficacia es la terapia cognitiva conductual, que se usa para tratar diferentes tipos de fobias (megalofobia, tanatofobia...) y para trabajar los patrones de comportamiento de una persona para que pueda generar nuevos comportamientos y formas de pensar. 

En este sentido, los psicólogos online de Buencoco pueden ayudarte a superar el miedo obsesivo a la muerte para que cuando esta llegue te encuentre bien vivo o viva.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos