Relaciones de pareja

Relaciones sexuales después del parto: todo lo que necesitas saber

Relaciones sexuales después del parto: todo lo que necesitas saber
logo-buencocobuencoco- servicio del psicologia online
Buencoco
Servicio de psicología online
Publicado el
13/12/2022

En las parejas, las relaciones sexuales funcionan como un nexo de unión, por eso es importante su reanudación tras el parto. El sexo tras el parto plantea muchas preguntas a los nuevos padres y madres, así que, en este artículo, tratamos de arrojar luz sobre algunas de las dudas más comunes sobre las relaciones sexuales después del parto.

Relaciones sexuales después del parto: ¿cuándo se pueden reanudar? 

¿Cuándo se pueden reanudar las relaciones sexuales después del embarazo? El tiempo habitual entre el parto y la reanudación de las relaciones sexuales oscila entre 6 y 8 semanas después del nacimiento del bebé. Las relaciones sexuales no coitales y la masturbación después del parto también pueden interrumpirse, en especial en las primeras semanas.

Muchas madres y padres primerizos, ante las dudas, buscan información en foros de internet en los que es común que aparezcan preguntas como “qué ocurre si se tienen relaciones sexuales inmediatamente después del parto”, “cuántos días después del parto pueden mantener relaciones sexuales”... Más allá de facilitar un intercambio de opiniones y apoyo entre padres primerizos, veamos qué opinan los expertos.

Por lo general, no se recomienda mantener relaciones coitales antes de 40 días después del parto, de todos modos, se puede recuperar la intimidad de la pareja con otras muestras que no impliquen el coito completo. 

El tipo de parto, por supuesto, influye mucho en las relaciones sexuales después del embarazo. Un estudio retrospectivo demostró que los partos con laceraciones de tercer a cuarto grado y episiotomía tardan más en reanudar las relaciones sexuales que los partos naturales sin traumatismos o por cesárea. 

Para reanudar las relaciones sexuales después de un parto natural con puntos de sutura es necesario esperar a la reabsorción de estos. La presencia de pequeñas laceraciones, que tardan algún tiempo en cicatrizar, también puede influir en el momento de la primera relación sexual tras un parto natural. 

En cuanto a la reanudación de las relaciones sexuales tras una cesárea, la herida postoperatoria puede causar dolor a la mujer. Por eso, incluso para mantener relaciones sexuales después de una cesárea puede ser necesario esperar alrededor de un mes.

sexo tras el parto
Fotografía de William Fortunato (Pexels)

¿Qué influye en la reanudación de las relaciones sexuales postnatales?  

En el periodo inmediatamente posterior al parto se producen cambios radicales en la vida de la pareja, sobre todo en los primeros 40 días de vida del bebé. La primera relación sexual postnatal puede posponerse por varias razones, entre ellas:

  • Factores biológicos como la fatiga, la falta de sueño, la alteración de las hormonas sexuales, las cicatrices perineales y la disminución del deseo.
  • Factores contextuales como el nuevo papel de los padres
  • Factores psicológicos como la formación de la identidad materna y el miedo al dolor en las relaciones postnatales. Además de estos aspectos, la inhibición de las relaciones sexuales tras el parto es también el miedo a correr el riesgo de un nuevo embarazo. 

Deseo sexual en la mujer después del parto

Desde un punto de vista físico, las mujeres pueden posponer el sexo posparto por alguna de estas razones:

  • Por el recuerdo del dolor y el esfuerzo del parto, a veces exacerbado por el miedo al embarazo. 
  • Por el alto nivel de prolactina, que reduce aún más la libido (puede haber cierta pérdida del deseo sexual).
  • Porque, como relatan muchas mujeres, se percibe que el propio cuerpo está exclusivamente a disposición del bebé, sobre todo si se le amamanta; este, antes símbolo de deseo y feminidad, pasa a encargarse de las funciones maternas, como la lactancia.

Además, la sexualidad suele dejarse de lado en los últimos meses del embarazo y, para el cuerpo femenino, la abstinencia puede ser un factor que contribuya a la disminución del deseo tras el parto.

sexo tras el embarazo
Fotografía de Pixabay

Dolor y relaciones sexuales después del parto

El miedo al dolor o a la hemorragia en las relaciones sexuales después del parto puede ser una de las razones psicológicas de la disminución del deseo. Según un estudio de la investigadora M. Glowacka, el dolor pélvico genital, que cerca del 49% de las mujeres experimentan durante el embarazo, se mantiene tras el parto en la mayoría de los casos, mientras que solo el 7% de las mujeres lo desarrolla después de dar a luz. Por tanto, la pérdida de deseo tras el parto puede estar relacionada con el miedo a experimentar dolor.

De hecho, la presencia de dolor en las relaciones sexuales después del parto también depende del tipo de parto que haya sufrido la mujer. Según un estudio alemán publicado en el European Journal of Obstetrics & Gynecology and Reproductive Biology, la cesárea y el parto espontáneo (sin complicaciones de laceración/episiotomía) tienen una menor incidencia de relaciones sexuales dolorosas tras el parto que el parto vaginal quirúrgico. Además, este mismo estudio observó que la persistencia del dolor en las relaciones sexuales 6 meses después de la cesárea estaba presente en el 3,4% de los casos.

Cuida de tu bienestar psicológico

¡Habla con Buencoco!

La identidad materna y la disminución del deseo tras el parto

La disminución del deseo después del parto es muy común en las mujeres. En el momento del embarazo, la mujer experimenta una profunda transformación, y el equilibrio alcanzado también cambia en la relación de pareja tras el parto. La intimidad, el sexo y el contacto físico son conceptos difíciles para quienes acaban de dar a luz y empiezan a experimentar la maternidad.

¿A qué se debe la disminución del deseo sexual después de tener un hijo? Esto ocurre debido a cambios hormonales, pero también a muchos factores psicológicos. Plenamente involucrada en su nuevo papel, a la mujer le resulta difícil volver a verse como pareja, sobre todo desde el punto de vista sexual. Convertirse en madre es un acontecimiento de tal magnitud que todo lo demás queda al margen. La depresión posparto también puede aparecer durante esta fase, presente en el 21% de los casos, como demuestran las investigaciones del ginecólogo y psicoanalista Faisal-Cury y colaboradores.

¿Cuándo vuelve el deseo después del parto?

No hay ninguna regla que se aplique a todo el mundo. El deseo de mantener relaciones sexuales después del parto puede variar mucho de una mujer a otra. Recuperar la posesión del propio cuerpo y sentirse cómoda con la nueva forma modificada por el embarazo favorece sin duda la aparición del deseo sexual tras el parto.

Esto también depende de la relación que la mujer haya tenido siempre con su imagen: una mujer que se sienta cómoda con su cuerpo probablemente tendrá menos dificultades para recuperar su sexualidad que una que ha sufrido body shaming. De hecho, los cambios que conlleva el embarazo pueden provocar vergüenza y miedo a que el cuerpo sea menos seductor que en el pasado.

Además, como ya se ha mencionado, el cuerpo de la mujer pasa de estar sexualizado a ser un cuerpo de madre, por lo que es importante que, con la participación de su pareja, vuelva a experimentar lo antes posible un cuerpo capaz de proporcionar placer y deseo.

sexo tras parto natural y cesárea
Fotografía de Yan Krukov (Pexels)

La pareja como motor para recuperar el deseo

Podemos ver a la pareja como una fuerza motriz del sistema familiar y, por este motivo, debe ser alimentada constantemente. Por lo tanto, es importante que los nuevos padres aprendan a crear espacios en los que puedan compartir todo lo que sienten y sus experiencias para favorecer la reanudación de la intimidad de la pareja y las relaciones sexuales tras el parto. La intimidad incluye ante todo la proximidad física. La reanudación progresiva del contacto favorece el aumento del deseo sexual y, por tanto, la reanudación de la vida sexual. Debe realizarse sin forzar, con serenidad, sin prisas ni culpabilidad hacia la pareja, y respetando los tiempos de ambos.

¿Y si el deseo no vuelve?

Si resulta difícil reanudar las relaciones sexuales tras el parto es importante, ante todo, no alarmarse. El deseo debe cultivarse porque tiende a alimentarse a sí mismo y, una vez reanudado el coito, aumentará gradualmente. 

En caso de dificultades y crisis en la pareja, siempre es posible consultar a un especialista, como uno de los psicólogos online de Buencoco, que puede ayudar a los miembros de la pareja a afrontar este delicado momento, por ejemplo a través de encuentros en los que pueden aprender técnicas de relajación, aceptación y conciencia corporal, y también ayudar en la transición de pareja a padres.

La actividad sexual después del parto se ve afectada por múltiples cambios hormonales, físicos, fisiológicos y psicológicos. La comunicación, compartir y el deseo de ambos de comprometerse a seguir alimentando la relación son valiosos aliados. Por último, es importante recordar que el deseo sexual suele volver a la "normalidad" en los tres meses siguientes al parto, con una variabilidad que depende de la sexualidad previa.

Encuentra psicólogo ya

Haz el cuestionario

Te pueden interesar

Relaciones de pareja

Pérdida del deseo sexual: ¿qué nos está pasando?

Crecimiento personal

Inseguridad patológica: qué es y cómo afrontarla

Adultos jóvenes: el paso de adolescente a adulto

lee todos los artículos