Crecimiento personal

Rabia emocional: qué es y cómo gestionarla

Rabia emocional: qué es y cómo gestionarla
logo-buencocobuencoco- servicio del psicologia online
Buencoco
Servicio de psicología online
Publicado el
3/1/2023

El ser humano no puede evitar sentir y lo hace de diferentes formas, en base a las emociones.  Las emociones nos relacionan con los demás y con nosotros mismos. Son respuestas o reacciones de nuestro cuerpo ante los cambios o estímulos a los que nos enfrentamos. 

Todas las emociones cumplen una función, pero hay algunas que no están “bien vistas” como es el caso de la rabia, la protagonista del artículo de hoy en el que trataremos de conocer mejor la rabia emocional: qué es, sus causas y cómo gestionarla.

¿Qué es la rabia?

La definición de rabia por parte de la (RAE): “Ira, enojo, enfado grande”. 

La rabia es un estado emocional que nos moviliza para responder a una situación que percibimos como una amenaza, cuando algo nos parece una injusticia o un agravio. Es una emoción primaria con una función adaptativa (prepara al organismo para la acción, en este caso para defendernos). Podemos dirigir la rabia hacia nosotros mismos o hacia otra persona (si la consideramos responsable de lo que nos ha ocurrido). 

Por ejemplo, sentimos rabia si consideramos que un derecho es atacado o ante una situación en la que percibimos un obstáculo que se interpone en nuestro camino para conseguir un objetivo.

¿Por qué la rabia se considera una emoción "negativa"?

Si como decíamos antes la rabia tiene una función adaptativa, ¿entonces por qué no tiene buena fama? La rabia, como sucede con los ataques de ira, se asocia a las explosiones de cólera, a las agresiones, a los gritos… 

Muchas personas tratan de bloquear las expresiones de rabia por el miedo a las consecuencias, pero al final, la rabia explota hacia fuera o hacia adentro. 

En ocasiones, se usa la rabia cuando no toca. Por ejemplo, se usa la rabia en lugar del miedo o de la tristeza, o de la alegría… Es entonces cuando la rabia es disfuncional, ya que se debería usar otra emoción y, acaba siendo rabia tóxica.

Cuando la rabia, que puede aparecer como una irritabilidad más o menos leve, aparece como furia puede ir acompañada de manifestaciones fisiológicas como el aumento de la presión arterial y de la frecuencia cardiaca

rabia emocional
Fotografía de Nicola Barts (Pexels)

Diferencia entre ira y rabia

La rabia es la manifestación, la expresión de la ira. La intensidad de la rabia puede variar; de hecho, como cualquier emoción, la rabia tiene muchos matices que pueden resumirse en una escala de intensidad creciente:

  • molestia;
  • rencor;
  • irritación;
  • furia;
  • rabia.

Causas de la rabia emocional

“¿Por qué siento tanta rabia?” es una de las preguntas que más nos hacemos ante esta emoción, y muchas veces no sabemos identificar que bajo esa rabia se ocultan otras emociones.

A continuación, algunas causas de la rabia emocional:

  • Falta de control sobre nuestra propia vida y sensación de estar atrapados en una situación desagradable.
  • Sentimiento de agravio, de trato injusto, de traición.
  • Falta de expectativas cumplidas. 
  • Sentimiento de menosprecio o ignorancia hacia nuestra persona.
  • Cúmulo de decepciones o de críticas inmerecidas.
  • Por el consumo de sustancias nocivas y los efectos de las drogas

A veces, las personas nos vemos atrapadas en mecanismos habituales de pensamiento y comportamiento sin poder entender por qué. Nos convertimos en "mártires" y llegamos a creer que todo el mundo nos odia, que la vida es injusta y que nadie ahí fuera reconoce nuestro valor.

En muchas ocasiones, detrás de la rabia y el enojo, hay otras emociones enmascaradas, como el miedo, la preocupación, la tristeza, la decepción, la incertidumbre… 

La rabia puede enmascarar, por ejemplo:

  • Una depresión reactiva, a menudo producto de la percepción de un fracaso irremediable en el propio objetivo y que no permite llegar a nuevas soluciones.
  • Culpa que se experimenta tras haber causado un daño a alguien o haber violado las normas morales.
  • Vergüenza si se percibe una amenaza o daño a la propia imagen pública.

La psicología te ayuda a manejar tus emociones

¡Habla con Buencoco!

Cómo gestionar la rabia

Veamos algunos consejos sobre cómo calmar la rabia:  

  • Aceptar la rabia como una de las emociones que sentiremos en un momento u otro. Lo importante es tratar de evitar el secuestro emocional
  • Preguntarnos “por qué tengo tanta rabia”, “qué es lo que me provoca este sentimiento de rabia”, “ qué me molesta de esta situación” para identificar de dónde viene ese desagrado y saber cómo manejar la rabia.
  • Empatizar en lugar de culpar a las demás personas. Tratar de entender la visión de la persona que sientes que te agravia y usar la asertividad a la hora de comunicarte.
  • ¿Nuestras expectativas son racionales? A veces, pensamos que algo o alguien es injusto porque no se ajusta a nuestros deseos. Generamos expectativas de cómo queremos las cosas, pero ¿son racionales? De no serlo se romperán y entonces aparecerá la rabia.
tenerle rabia a alguien
Fotografia de Rodnae Productions (Pexels)

Cómo deshacerse de la rabia acumulada

Tragarte todo y no expresar tus emociones no es una buena opción. Muchas veces, actuamos de una forma pasiva y nos dejamos “pisar” y acabamos generando rabia contenida y desarrollando resentimiento y rencor, lo que significa no haber olvidado lo ocurrido y permanecer en el dolor, el enfado y la rabia, como si acabase de ocurrir.

No somos un pozo sin fondo al que ir echando de todo, así que, veamos cómo sacar la rabia interior:

  • Uno de los ejercicios para controlar la rabia es respirar profundamente para activar el sistema nervioso parasimpático. 
  • Desviar la atención del foco del enojo.
  • Apartarse del bullicio y las multitudes y buscar un lugar que induzca a la calma, en soledad te será más fácil controlar los nervios.
  • Hay quienes saben cómo canalizar la rabia. Hay personas que lo hacen a través del deporte, del yoga, del mindfulness. Es cuestión de que cada persona encuentre el método más adecuado para ella, y en caso de necesitar apoyo psicológico ir al psicólogo.

Tenerle rabia a una persona

La rabia, como hemos dicho anteriormente, casi siempre es hacia alguien, incluso puede ser dirigida hacia uno mismo. Para saber cómo superar la rabia hacia una persona es fundamental asegurarse de que no estás enfocando tu rabia hacia la persona equivocada. A veces, nos causan rabia las situaciones y dirigimos nuestra rabia hacia la persona equivocada haciendo que ocurra aquello de que “paguen justos por pecadores”.

Los vínculos familiares a veces son complejos, por ejemplo, la relación madre e hija puede ser muy especial, pero también hay quienes afirman sentir rabia hacia la madre. Los motivos pueden ser muy diversos, desde tener una visión de la crianza negligente hasta el sentimiento de celos.

Lo mismo ocurre con aquellos que sienten rabia hacia la pareja. Por lo general, esa rabia y resentimiento vendrán por algún problema sin resolver. También es común sentir rabia hacia un ex, y es que tras una ruptura sentimental se precisa tiempo y pasar por etapas similares a las del duelo: negación, ira, negociación, tristeza y aceptación. 

Si tienes dificultades para lidiar con algunas de tus emociones un psicólogo te ayudará dándote las herramientas necesarias. 

Te pueden interesar

Relaciones de pareja

Pérdida del deseo sexual: ¿qué nos está pasando?

Crecimiento personal

Inseguridad patológica: qué es y cómo afrontarla

Adultos jóvenes: el paso de adolescente a adulto

lee todos los artículos