Pérdida del deseo sexual: ¿qué nos está pasando?

Pérdida del deseo sexual: ¿qué nos está pasando?
logo-buencoco
Buencoco
Servicio de psicología online

Artículo revisado por nuestra redacción clínica

Publicado el
26/1/2023

En la mayoría de los casos, el comienzo de una relación parece un cruce entre una película X y una de Disney: besos apasionados, mariposas en el estómago, arrumacos interminables, sexo en todos los sitios y de todas formas, frases dulces susurradas al oído, incluso fantasías sexuales hechas realidad… ¡Ay, el sexo y el amor! pero entonces… ¡Zas! de vuelta a la realidad. 

Pasan los meses, el primer año, quienes tienen suerte llegan al segundo año, y la actividad empieza a decaer. Cansancio, dolores de cabeza, ni rastro de los camisones sexy, se le empieza a dar descanso a la maquinilla de afeitar… ¿Qué ha pasado? En este post hablamos de la pérdida del deseo sexual

Disminución del deseo sexual: ¿fisiológica o psicológica?

En primer lugar, hay que distinguir entre la pérdida del deseo sexual fisiológica y la disminución del deseo sexual por un motivo psicológico. La primera es la más frecuente y puede deberse a desequilibrios hormonales o a enfermedades de uno de los miembros de la pareja. El efecto puede ser primario, es decir, debido a la propia enfermedad, o secundario, o sea a consecuencia de la dolencia (por ejemplo, quienes han tenido problemas de corazón, padecen diabetes o depresión). En cuanto a las causa psicológicas de por qué disminuye el deseo sexual, en el caso de la mujer podría ser por anorgasmia femenina, y en el caso de ambos sexos por ansiedad de rendimiento en la sexualidad.

disminucion deseo sexual en la pareja
Foto de Pexels

¿Por qué disminuye el deseo sexual en la mujer? ¿Y en el hombre?

En el aspecto psicológico, hombres y mujeres experimentan la sexualidad de manera diferente aunque existan puntos en común. Trabajar mucho conduce a altos niveles de estrés con los consiguientes cambios hormonales que llevan a una disminución del deseo sexual, especialmente si el trabajo no es gratificante o físicamente resulta agotador. Pero, ¡ojo! La falta de trabajo puede conducir al mismo resultado, dado que el hombre basa la mayor parte de su autoestima en la productividad.

Según algunos estudios realizados en el campo de la psicología sexual, los hombres también pierden el deseo sexual cuando no hay mucha armonía en el hogar, hay peleas frecuentes o se sienten constantemente criticados por su pareja, incluso inconscientemente. En la mujer, el deseo sigue variaciones periódicas, estando fisiológicamente ligado a la menstruación; el pico se siente durante la fase ovulatoria, momento en que la mujer está más predispuesta al embarazo.

Sobre la pérdida del deseo sexual en las mujeres, hay que decir que la situación laboral afecta menos a la libido que las preocupaciones por tener demasiadas cosas de las que ocuparse (trabajo, casa, hijos) quizás sin el apoyo de la pareja o de otras figuras. En algunas mujeres el deseo sexual puede estar inhibido por el miedo al embarazo y la tocofobia, mientras que durante el embarazo el mantenimiento de la libido es subjetivo. Hay mujeres que sienten mayor deseo sexual y atracción por su pareja y otras un rechazo total. En cualquier caso, la situación vuelve a cambiar en el periodo posterior al embarazo y las relaciones sexuales después del parto se retoman cuando entre los cambios hormonales y el bebé, la nueva madre se sienta menos "destrozada".

perdida del deseo sexual en la pareja
Foto de Pexels

En general, la intimidad se ve afectada por el progreso de la relación: la cercanía física y la falta de estimulación afectan la disminución del deseo sexual. Si quisiéramos hacer una comparación culinaria, ¡el hambre se abre comiendo!

Reflexionar juntos sobre las razones de la pérdida de deseo sexual y las razones por las que os habéis distanciado, además de buscar puntos en común a través de la comunicación, es esencial para mantener viva la llama de la pasión y no caer en problemas de pareja. Encerrarse en un silencio hermético o, peor aún, culpar a la otra parte solo aumentará la tensión y os separará emocional y físicamente. La disminución del deseo sexual si se junta con una falta de comunicación podría desembocar en una crisis de pareja.

Si crees que necesitas ayuda, no temas ir al psicólogo. Busca uno con experiencia en relaciones de pareja y sexología, ¿dónde? en el equipo de psicólogos online de Buencoco encontrarás al más adecuado para tu caso.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Conociendo la psicología positiva

¿Qué es la vigorexia y por qué no se debe subestimar?

Cada cuánto ir al psicólogo y cuántas sesiones de psicología son necesarias

lee todos los artículos