Sexualidad y trastornos sexuales

Personas altamente sensibles (PAS) y sexualidad

Personas altamente sensibles (PAS) y sexualidad
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
26.10.2023

Las personas altamente sensibles (PAS) viven cada momento con una intensidad única, amplificando tanto las alegrías como los momentos difíciles de la vida cotidiana. Ya sea una imagen cautivadora, un aroma evocador o la atmósfera de un lugar, las personas con alta sensibilidad captan y procesan estos estímulos con una profundidad inusual. 

Esta capacidad les permite apreciar matices y bellezas que a menudo pasan desapercibidas para otros; sin embargo, también puede hacer que se sientan más vulnerables o abrumados ante situaciones que la mayoría consideraría normales. Por ejemplo, en lo que al sexo se refiere.

En este artículo, hablaremos de personas PAS y sexualidad: ¿cómo es tener relaciones sexuales siendo una persona altamente sensible? Si quieres conocer la respuesta, ¡sigue leyendo!

¿Qué es una persona PAS?

Las personas PAS, o personas altamente sensibles, son individuos que tienen una sensibilidad elevada en los ámbitos emocional, físico y sensorial. Esta característica no es solo un rasgo superficial, sino una manera profunda de interactuar y comprender el entorno que les rodea a nivel subjetivo.

Estas personas tienen una capacidad innata para captar detalles sutiles y matices en situaciones y ambientes que, para la mayoría, podrían pasar desapercibidos. Esta percepción tan aguda les proporciona una vida interior rica, llena de matices, lo que les facilita tener reflexiones profundas. 

Sin embargo, esta misma sensibilidad también puede ser una espada de doble filo, ya que también les hace más propensos a sentirse abrumados o afectados por estímulos externos intensos, como ruidos fuertes, luces brillantes o situaciones emocionalmente cargadas como puede ser tener un acto íntimo con otra persona como ocurre en las relaciones sexuales.

¿Cómo saber si eres PAS?

Identificar si eres una persona PAS no siempre es sencillo. Sin embargo, hay ciertos indicadores que pueden ayudarte a discernir. 

  • Adaptación a los cambios: ¿sientes que necesitas más tiempo que otros para adaptarte a nuevos escenarios o situaciones? Las personas PAS suelen requerir un periodo más extenso para procesar y adaptarse a los cambios, buscando entender y asimilar la nueva información.

  • Introspección: ¿tienes la tendencia a aislarte o encerrarte en ti mismo? Las personas PAS a menudo buscan alejarse de estímulos externos para reconectar consigo mismas y clarificar sus pensamientos.
  • Gestión del trabajo: ¿te sientes abrumado cuando tienes una carga de trabajo considerable? Las personas PAS pueden sentirse fácilmente superadas cuando afrontan grandes responsabilidades o tareas, ya que pueden tener dificultades para gestionarlas adecuadamente.
  • Reacción a situaciones cotidianas: ¿hay situaciones diarias que te resultan especialmente difíciles de manejar, mientras que para otros parecen ser naturales o más sencillas? Esto puede deberse a que las personas PAS experimentan más dificultades a la hora de gestionar el dolor o la incomodidad, ya sea física o emocional.
  • Sensibilidad ambiental: ¿los ambientes con luces intensas u olores fuertes, por ejemplo, te causan malestar? Las personas PAS suelen ser más sensibles a estímulos ambientales, lo que puede llevarles a experimentar incomodidad física en ciertos entornos. Más adelante hablaremos de las personas altamente sensibles y el sexo, un contexto en el que esta alta sensibilidad entra en juego.
  • Conexión con lo artístico: ¿te has sentido profundamente conmovido, hasta el punto de emocionarte intensamente, frente a manifestaciones artísticas como pinturas, esculturas o temas musicales? Las personas PAS tienen una profunda apreciación y conexión con las artes, y sienten emociones intensas ante ellas.
  • Empatía profunda: ¿te afecta profundamente ver a alguien sufrir o pasar por un mal momento? La empatía es una característica destacada en las personas PAS, lo que les permite sintonizar intensamente con las emociones de los demás.
Persona altamente sensible y sexualidad
Foto de ROSA GATTUSO (Pexels)

Alta sensibilidad (PAS) y sexualidad

Los conceptos de alta sensibilidad (PAS) y la sexualidad suelen estar intrínsecamente relacionados. Dado que las personas PAS procesan la información de manera más profunda, sus relaciones sexuales puede ser especialmente intensas, afectiva y sensorialmente hablando. 

Esto significa que el “sexo PAS” puede ser una experiencia abrumadora, pero también profundamente gratificante. La sexualidad en personas altamente sensibles puede convertirse en una especie de baile entre lo emocional y la experiencia física que solo un PAS sabe reconocer.

Además, debido a su capacidad para percibir hasta las cosas más sutiles, las personas PAS pueden ser especialmente atentas a las necesidades y los deseos de su pareja, buscando crear un ambiente de confianza y seguridad. Eso sí, es esencial que ambas partes estén en sintonía y se comuniquen abiertamente, ya que las personas PAS pueden sentirse fácilmente intimidadas si no se sienten comprendidas o si se exponen a estímulos inesperados durante un acto íntimo como es una relación sexual. En cierto sentido, una persona PAS experimenta cierta similitud con lo que siente una persona demisexual respecto a la atracción sexual, ya que esta solo suele surgir tras una conexión emocional profunda.

¿Cómo viven las personas PAS su sexualidad?

Las personas PAS, sexualmente hablando, pueden tener experiencias un tanto diferentes a las de una persona no PAS. Las personas PAS, debido a su profunda sensibilidad, experimentan la vida con una intensidad que a menudo supera la norma. Esta intensidad se extiende también a su vida sexual, convirtiendo cada encuentro en una experiencia que puede llegar a ser muy profunda y significativa.

Aunque muchas personas PAS pueden ser percibidas como introvertidas o tímidas (a primera vista), y a veces tienen ciertas dificultades para socializar, esto no significa que su vida íntima sea menos significativa. De hecho, cuando establecen una conexión genuina y de confianza con una pareja, el sexo puede alcanzar niveles de placer y conexión que pueden ser verdaderamente únicos e intensos.

Ahora bien, es importante entender que, debido a su alta sensibilidad, las personas PAS en la cama pueden ser más susceptibles a ciertos estímulos que para otros podrían pasar desapercibidos. Esto incluye reacciones a olores intensos, sobreestimulación auditiva o incluso una acumulación de nervios y ansiedad anticipatoria previa a iniciar el acto sexual. Por ejemplo, la música a alto volumen o un perfume potente podrían resultar molestos o incluso dolorosos para una persona PAS.

Por lo tanto, para garantizar una experiencia íntima placentera con una persona PAS, es recomendable crear un ambiente tranquilo e íntimo. Evitar distracciones auditivas fuertes, ser cuidadoso con los olores intensos y, sobre todo, ser atento y receptivo a las necesidades y señales de la pareja son aspectos a tener en cuenta. La empatía y la comunicación abierta también son claves para garantizar que durante una experiencia sexual ambos se sientan cómodos y conectados.

¿Cómo es tener sexo con una persona altamente sensible?

Tener sexo con un PAS es adentrarse en una experiencia que puede llegar a ser profundamente emotiva y sensorial. Debido a su alta sensibilidad, cada toque, mirada y palabra puede ser intensamente significativo (e incluso abrumador, en ocasiones). Si bien pueden requerir un ambiente más cuidado y considerado para evitar sobreestimulaciones, la intimidad con una persona PAS puede ofrecer una conexión única, donde la empatía, la comprensión y la comunicación abierta son imprescindibles para alcanzar el clímax. Todo ello puede mejorarse con ayuda de la psicología sexual.

Además, las personas PAS tienden a percibir y valorar matices que otros podrían pasar por alto, lo que puede traducirse en una atención meticulosa a los detalles y un deseo genuino de complacer y ser complacido. Sin embargo, es vital ser consciente de que, debido a su naturaleza sensible, pueden ser más susceptibles a estímulos que para otros serían insignificantes. Comprender esto es importante para no herir sensibilidades. Básicamente, esto significa que la paciencia, la adaptabilidad y la sintonía con sus necesidades son aspectos que no hay que pasar por alto si se quiere conectar con una persona PAS.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos