Ansiedad

Acrofobia: el miedo irracional a las alturas

Acrofobia: el miedo irracional a las alturas
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
17.4.2023

¿Te suelen temblar las piernas cuando te acercas a la ventana de un piso alto o te subes a una escalera? ¿Te sudan las manos y la angustia hace acto de presencia cuando estás en un lugar alto? Si es así, es probable que tengas acrofobia. Así es como se llama el miedo a las alturas, aunque también se la conoce como fobia a las alturas. En este artículo, te explicaremos qué es el miedo a las alturas y todo lo que necesitas saber sobre la acrofobia: causas, síntomas y cómo superarla.

¿Qué es la acrofobia y qué significa tener miedo a las alturas?

¿Cómo se llama cuando le tienes miedo a las alturas? A esa pregunta dio respuesta el psiquiatra Andrea Verga cuando a finales del siglo XIX, y describiendo sus propios síntomas ante el miedo que sufría a las alturas, acuñó el término acrofobia y su definición. ¿Por qué ese nombre? Pues si nos vamos a la etimología de acrofobia, lo vemos rápido.

La palabra acrofobia proviene del griego "akros", que quiere decir alto, y "phobos", que significa miedo. El pánico en las alturas es uno de los tipos de fobias más conocidos y se halla dentro de las llamadas fobias específicas. Según el psiquiatra V.E. Von Gebsattel, la acrofofobia también sería clasificada como una fobia espacial. Von Gebsattel denominó así a las fobias relacionadas con la anchura o estrechez del espacio. Dentro de ellas, además del miedo a las alturas, entrarían la agorafobia y la claustrofobia.

¿Sabes que, según un estudio sobre la prevalencia y edad de inicio de los trastornos publicados en el DSM- IV, a lo largo de su vida hasta el 12,5% de la población experimentará una fobia específica? Son mucho más habituales de lo que pueda parecer. ¿Existe un perfil predeterminado de personas que sufren fobia a las alturas? Lo cierto es que no, que cualquiera podría sufrirla. Aunque un estudio alemán, publicado en Journal of Neurology, y realizado en más de 2.000 personas reveló que el 6,4% de los encuestados padecía acrofobia y esta era menor en los hombres (4,1%) que en las mujeres (8,6%).

Sabemos el significado de acrofobia, pero ¿cómo interfiere esta en la vida de quienes conviven con ella? Las personas con fobia a las alturas sufren fuertes niveles de ansiedad si se encuentran al borde de un precipicio, cuando se asoman a un balcón, o incluso pueden experimentar miedo a las alturas conduciendo (si lo hacen cerca de un acantilado, por ejemplo). Como en otras fobias, estas personas también tienden a la evitación.

Si bien es normal que muchas personas tengan un cierto grado de temor a estas situaciones por el miedo a caer de las alturas, hablamos de acrofobia cuando es un miedo extremo que puede complicar el día a día de alguien y supone renuncias (asistir a un evento en una azotea, rechazar un trabajo porque las oficinas están en un edificio muy alto etc.) como ocurre también con otros tipos de fobias específicas como el miedo a las palabras largas o la aerofobia.

miedo a las alturas
Foto de Alex Green (Pexels)


Vértigo o acrofobia, ¿cuál es la diferencia entre vértigo y acrofobia?

Es bastante habitual que las personas con acrofobia afirmen que sufren de vértigo, sin embargo, son cosas diferentes. Veamos la diferencia entre vértigo y miedo a las alturas.

El vértigo es una sensación de giro o movimiento que se experimenta cuando la persona está quieta, y puede provocar náuseas, mareos… Es una percepción subjetiva, una sensación falsa de que los objetos del entorno giran (en muchas ocasiones el vértigo es consecuencia de un problema de oído) y no es necesario estar en un lugar alto para sentirlo. También existe el vértigo por estrés, cuando las causas subyacentes no son de tipo físico sino psicológico. Mientras que el nombre del miedo a las alturas es, como hemos visto, acrofobia y se define como un miedo irracional a las alturas del que el vértigo puede ser uno de sus síntomas. La persona al estar en una montaña, un acantilado etc., puede tener la sensación ilusoria de giro, de que el entorno se mueve. 

Acrofobia: síntomas

Entre los síntomas más habituales de la acrofobia, además de un nivel elevado de ansiedad que puede llegar a desencadenar un ataque de pánico, las personas con fobia a las alturas también presentan alguno o varios de estos síntomas físicos:

  • aumento del ritmo cardíaco
  • tensión muscular
  • mareos
  • problemas digestivos
  • sudoración
  • palpitaciones
  • temblores
  • falta de aire
  • náuseas
  • sensación de pérdida de control
  • sentir la necesidad de agacharse o arrastrarse para estar cerca del suelo.

Si eres una persona que tiene miedo a las alturas (acrofóbico) es importante que sepas que existen terapias efectivas, como la terapia de exposición,  para tratar la acrofobia y que un psicólogo te ayudará a manejar tus miedos y a recuperar tu calidad de vida.


Causas de la acrofobia: ¿por qué tenemos miedo a las alturas?

¿Cuál es el origen del miedo a las alturas? Principalmente el miedo actúa como sentido de supervivencia. Los seres humanos ya de bebés tenemos la percepción de la profundidad (como demostró la prueba Visual Cliff) y somos capaces de percibir la altura. Además, el ser humano es terrestre por lo que cuando no está en tierra firme se siente en peligro (y en el caso de estar en lugares elevados aparece el miedo a caerse de las alturas). Cuando este miedo es acompañado por síntomas físicos como los descritos anteriormente, estamos ante un caso de fobia a las alturas. 

¿Por qué surge la acrofobia? Aunque la acrofobia puede tener diferentes causas, veamos las más comunes:

  • Sesgos cognitivos. Una persona que tiende a pensar mucho en un peligro potencial desarrolla la sensación de miedo.
  • Experiencias traumáticas. La acrofobia puede surgir a raíz de haber tenido algún percance con las alturas, como haber sufrido una caída o haberse sentido expuesto en un lugar alto.
  • Que una persona sufra vértigo periférico o central y, como consecuencia, desarrolle la fobia a las alturas.
  • Aprendizaje por observación. Es posible que una persona desarrolle acrofobia después de observar a otra experimentando miedo o ansiedad en situaciones de altura. Este tipo de aprendizaje suele darse durante la infancia.

¿Qué significa soñar con miedo a las alturas o a caer? ¿Está relacionado con la acrofobia? 

Podría suceder que una persona con sueños recurrentes sobre caídas o situaciones de altura fuera más propensa a tener miedo en las alturas, pero este tipo de sueños se dan en todas las personas independientemente de que tengan o no acrofobia, por lo que no tiene por qué estar relacionado.

fobia a las alturas
Foto de Anete Lusina (Pexels)

Cómo saber si tengo miedo a las alturas: acrofobia test

El Cuestionario de Acrofobia (AQ) es un test de fobia a las alturas que se utiliza para medir y evaluar la acrofobia (Cohen, 1977 ). Se trata de una prueba de 20 ítems que evalúa, además del nivel de temor, la evitación a diferentes situaciones relacionadas con las alturas.

Cómo superar el miedo a las alturas: tratamiento para la acrofobia

¿Se puede dejar de tener fobia a las alturas? Hay formas efectivas en psicología para enfrentar la acrofobia, como veremos a continuación.

La terapia cognitivo-conductual es uno de los enfoques para tratar la fobia a las alturas que mejores resultados ofrece. Esta se centra en modificar los pensamientos irracionales relacionados con las alturas y cambiarlos por otros más adaptativos. Una de las fórmulas para vencer el miedo a las alturas incluye la exposición progresiva gradual, las técnicas de relajación y las de afrontamiento.

Con la técnica de exposición en vivo se expone a la persona, de forma gradual, a situaciones que le causan miedo a las alturas. Se empieza por las menos temidas y, poco a poco, se llega a aquellas que resultan más desafiantes. Por ejemplo, se puede empezar viendo fotografías de rascacielos, de personas escalando… para pasar a subirse a una escalera o salir a un balcón… A medida que la persona se enfrenta a sus miedos y aprende a controlarlo, este disminuye.

Acrofobia y realidad virtual son una buena combinación para combatir la fobia a las alturas. Una de sus principales ventajas es, sin duda, la seguridad que proporciona a quien se trata, ya que la persona sabe que está en un entorno virtual y el peligro no es real.

Atención a quienes buscan en internet un tratamiento farmacológico contra el miedo a las alturas o se interesan en técnicas no contrastadas como la biodescodificación. No existen pastillas contra el miedo a las alturas que puedan curar la acrofobia de forma inmediata.  Debe ser un médico quien haga la prescripción de un fármaco que ayude a calmar la ansiedad, pero recuerda ¡la medicación por sí sola puede no ser suficiente! Necesitas trabajar con un profesional especializado, como puede ser un psicólogo online, para superar tus miedos de forma efectiva. La psicología se basa en terapias con evidencia contrastada mientras que la biodescodificación, no y, además, está considerada como una pseudociencia.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

Bullying: características, consecuencias y cómo afrontarlo

lee todos los artículos