Salud mental

¿Cuál es la diferencia entre psicólogo y psicoterapeuta?

¿Cuál es la diferencia entre psicólogo y psicoterapeuta?
logo-unobravo
Buencoco
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Artículo revisado por nuestra redacción clínica
Publicado el
11.10.2023

¿Psicoterapeuta o psicólogo? Está claro que son términos comunes, pero a menudo malentendidos. Aunque ambos se dedican al bienestar mental y emocional de las personas, existen diferencias clave en su formación, enfoque y áreas de especialización. 

En este artículo te explicamos qué diferencia hay entre un psicólogo y un psicoterapeuta para que sepas cómo elegir al mejor profesional posible.

Psicoterapeuta y psicólogo: diferencias

La diferencia entre psicoterapeuta y psicólogo es un tema que puede generar confusión entre muchas personas. Aunque ambos profesionales trabajan en el ámbito de la salud mental, existen diferencias sustanciales en su formación y enfoque. Un psicólogo es un profesional que ha estudiado psicología, la ciencia que se dedica al estudio del comportamiento humano y los procesos mentales. Un psicólogo puede trabajar en diversos campos, desde la investigación y la docencia hasta la educación, la práctica forense o la intervención clínica. Ahora bien, para que un psicólogo pueda trabajar en clínica realizando psicoterapia, deberá contar con una formación posterior que le permita trabajar en ese ámbito sanitario o clínico.

Por otro lado, un psicoterapeuta es un profesional capacitado para tratar problemas emocionales y mentales a través de la terapia verbal. La psicoterapia es un proceso colaborativo en el que el terapeuta y el paciente trabajan juntos para identificar y resolver problemas. Ahora bien, es importante señalar que un psicoterapeuta puede ser un psicólogo, pero también puede ser un psiquiatra, un trabajador social, entre otros. 

Hay diferencias legales entre psicólogo y psicoterapeuta en España en cuanto a la regulación y el ejercicio de su profesión. El término “psicoterapeuta” no está contemplado por ley, así que hay cierto vacío legal al respecto y cualquier persona podría, en principio, considerarse como tal sin tener la formación necesaria o adecuada para ejercer en el ámbito de la psicoterapia. 

En España también hay que considerar la diferencia entre psicólogo clínico y psicoterapeuta. Un psicólogo especialista en psicología clínica (PEPC) es psicólogo, pero además ha pasado una oposición y ha realizado formación durante cuatro años en hospitales públicos. Actualmente, el PECP es el único profesional de la psicología capacitado para atender en la sanidad pública.

Por este motivo, es esencial que, al buscar ayuda profesional, las personas se informen sobre las credenciales y especialidades del profesional para asegurarse de que se ajusten a sus necesidades específicas.

Definición y diferencia entre psicólogo, psiquiatra y psicoanalista

La psicología es la ciencia que se dedica al estudio del comportamiento humano y los procesos mentales. Dentro de este amplio campo, existen diversas especialidades y enfoques que buscan entender y tratar las distintas facetas de la mente y el comportamiento. Una de las preguntas más comunes es cuál es la diferencia entre un psicólogo y un psiquiatra. Mientras que el psicólogo se centra en el estudio y tratamiento de los aspectos emocionales y conductuales a través de psicoterapias, el psiquiatra es un médico especializado en la salud mental, por lo que puede prescribir medicamentos y tratar trastornos desde un enfoque médico.

El psicoanálisis, por otro lado, es una corriente dentro de la psicología fundada por Sigmund Freud que se centra en el estudio del inconsciente y cómo este influye en nuestro comportamiento. La principal diferencia entre psicólogo psicoanalista y psicoterapeuta radica en el enfoque y las técnicas utilizadas. Mientras que un psicólogo psicoterapeuta puede utilizar diversas, generalmente, técnicas terapéuticas de tipo cognitivo o conductual, un psicoanalista se enfoca en técnicas específicas como la interpretación de sueños y la asociación libre, una serie de intervenciones que no cuentan con el respaldo científico, a pesar de ser muy conocidas.

Por otra parte, la terapia y la psicoterapia, aunque a menudo se usan indistintamente, tienen matices en sus definiciones. Mientras que "terapia" es un término general que se refiere a cualquier intervención diseñada para tratar enfermedades o trastornos, la "psicoterapia" es una forma de terapia que se centra específicamente en tratar problemas psicológicos a través de la comunicación entre el paciente y el terapeuta. 

Imagen de un psicoterapeuta
Foto de Tima Miroshnichenko (Pexels)

¿Qué tipo de terapia lleva a cabo un psicoterapeuta?

La psicoterapia es una herramienta poderosa que busca ayudar a las personas a enfrentar y superar problemas emocionales y mentales. Al igual que existen diversos tipos de psicología, también hay distintos tipos de terapia psicológica, cada una con su enfoque y técnicas específicas. Algunos de los más conocidos son la terapia cognitivo-conductual, que se centra en cambiar patrones de pensamiento y comportamiento negativos; la terapia humanista, que se enfoca en el desarrollo personal y el autodescubrimiento; la terapia psicodinámica, que explora los "movimientos" de nuestro mundo interior, que se producen entre la conciencia y el inconsciente; y la terapia psicoanalítica, que busca explorar el inconsciente del paciente.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una de las modalidades más populares y efectivas. Se basa en la idea de que nuestros pensamientos influyen en nuestro comportamiento y emociones. A través de la TCC, los pacientes aprenden a identificar y cambiar patrones de pensamiento negativos o destructivos, lo que a su vez puede cambiar su comportamiento y mejorar su bienestar emocional.

Hay otras terapias que también se utilizan, aunque cuentan con menos respaldo científico. Por ejemplo, la terapia emocional, un enfoque que se centra en ayudar a las personas a entender, expresar y gestionar sus emociones. A través de diversas técnicas, esta terapia busca que el paciente reconozca sus emociones, comprenda su origen y aprenda a manejarlas de manera saludable

Finalmente, es importante mencionar que no existe un "mejor tipo de terapia" universal. Lo que funciona para una persona puede no ser efectivo para otra. La elección de la terapia debe basarse en las necesidades individuales del paciente, sus objetivos terapéuticos y la formación y experiencia del terapeuta.

Rol y funciones del psicoterapeuta

El papel del psicoterapeuta es esencial en el proceso de psicoterapia. Estos profesionales están capacitados para guiar, apoyar y proporcionar herramientas a sus pacientes para enfrentar y superar problemas emocionales y mentales. Sin embargo, hay que tener en cuenta que hay límites en lo que un terapeuta puede y no puede hacer. Por ejemplo, un terapeuta no puede ofrecer soluciones mágicas ni tomar decisiones por el paciente. Su papel es facilitar el cambio de conducta, permitiendo que el individuo encuentre sus propias respuestas y soluciones.

Por su parte, el psicoanalista se centra en explorar el inconsciente del paciente. A través de técnicas como la interpretación de sueños y la asociación libre, el psicoanalista busca descubrir conflictos y traumas ocultos que pueden estar afectando el comportamiento y las emociones del paciente.

Es fundamental que los psicoterapeutas mantengan una relación profesional con sus pacientes y eviten cualquier forma de relación que pueda comprometer la objetividad y la eficacia del tratamiento. Esto incluye evitar relaciones personales, románticas o financieras con los pacientes. Además, un psicoterapeuta debe respetar siempre la confidencialidad y no compartir información del paciente sin su consentimiento.

Elección y consulta con el profesional

Ahora que ya sabes cuál es la diferencia entre psicólogo y psicoterapeuta, la pregunta es: ¿Cómo elegir un psicólogo? Elegir al psicoterapeuta adecuado es una decisión crucial en el proceso terapéutico. Es esencial encontrar a alguien con quien el paciente se sienta cómodo y en confianza. Algunos factores a considerar al elegir un terapeuta incluyen su formación, experiencia, especialidad y enfoque terapéutico. Además, es útil investigar y pedir recomendaciones a amigos, familiares o profesionales de la salud.

Antes de acudir a la primera sesión con un psicólogo, es recomendable reflexionar sobre los objetivos que se desean alcanzar con la terapia. Esto puede ayudar a guiar las primeras conversaciones y establecer un plan de tratamiento. Además, es esencial ser honesto y abierto durante las sesiones para aprovechar al máximo el proceso terapéutico.

A la pregunta de cuánto cuesta un psicólogo, cabe decir que la respuesta puede variar según el país, la ciudad, la especialidad del terapeuta y la duración de la sesión. Algunos profesionales ofrecen tarifas ajustadas según el ingreso del paciente, mientras que otros pueden trabajar con seguros médicos o precios de mercado que rondan los 50 o 60 euros en España.

La frecuencia de las visitas al psicólogo también puede variar según las necesidades del paciente y el enfoque terapéutico. Algunas personas pueden beneficiarse de sesiones semanales, mientras que otras pueden requerir visitas menos frecuentes. Es importante discutir esto con el psicoterapeuta y adaptar la frecuencia según el progreso y las necesidades del paciente. Respecto a cuánto dura una sesión de psicólogo, la respuesta también es variable: normalmente, el tiempo suele variar entre 50 minutos y 1 hora o una hora y media.

Diferencia entre psicólogo psicoanalista y psicoterapeuta
Foto de cottonbro studio (Pexels)

¿Cómo se forma y dónde trabaja un psicoterapeuta?

La formación de un psicoterapeuta es esencial para garantizar la calidad y eficacia de la intervención psicológica. Un psicoterapeuta suele tener una formación académica en psicología o en áreas relacionadas, y muchos países requieren que estos profesionales completen estudios de posgrado y obtengan licencias o certificaciones para ejercer. La duración de la carrera de psicoterapeuta puede variar según el país y la especialidad, pero generalmente implica varios años de estudios teóricos y prácticos.

El lugar de trabajo de un psicoterapeuta también puede variar. Muchos eligen establecer sus consultas privadas, ofreciendo sesiones individuales o grupales. Otros pueden trabajar en hospitales, clínicas, centros de salud mental, escuelas o instituciones gubernamentales. Si bien en el caso de España, solo los psicólogos clínicos acreditados pueden actualmente desempeñar su profesión en el ámbito público. Además, algunos psicólogos se especializan en áreas específicas, como la psicología infantil, y trabajan en entornos adaptados a su especialidad.

Es importante mencionar que no todos los psicólogos están capacitados o autorizados para ofrecer terapia (recordar la diferencia entre psicólogo y psicoterapeuta). Hay psicólogos que se dedican exclusivamente a la investigación, la docencia, la consultoría u otros ámbitos no sanitarios. Por ello, es esencial verificar las credenciales y la formación del profesional antes de iniciar un proceso terapéutico.

¿Cómo saber si la terapia funciona?

La evaluación del proceso terapéutico es fundamental para garantizar que se están alcanzando los objetivos establecidos y que el paciente está obteniendo los beneficios deseados. Una de las preguntas más comunes es: ¿cómo saber si la terapia está funcionando? La respuesta a esta pregunta puede variar según el individuo y sus objetivos, pero hay algunas señales a considerar.

El progreso en terapia puede manifestarse de diversas maneras, como una mejora en el bienestar emocional, una mayor comprensión de uno mismo, cambios positivos en el comportamiento o la resolución de conflictos específicos. Es esencial mantener una comunicación abierta con el terapeuta y discutir cualquier inquietud o sentimiento relacionado con el proceso.

Además, es útil establecer metas claras al inicio de la terapia y revisarlas periódicamente. Esto permite evaluar el progreso y hacer los ajustes necesarios en el enfoque terapéutico. Si, después de un tiempo razonable, no se observan cambios positivos o si surgen problemas en la relación terapeuta-paciente, puede ser útil considerar cambiar de terapeuta o de enfoque terapéutico.

Recuerda que si estás pasando por un momento difícil en tu vida y necesitas apoyo terapéutico, en Buencoco contamos con los mejores psicólogos psicoterapeutas. Completa este cuestionario para que podamos conocer tu caso y ofrecerte el mejor tratamiento personalizado posible.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede reemplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Madres tóxicas: aprende a identificarlas y lidiar con ellas

Astenia: cuando una siesta no es suficiente

Los trastornos psicosomáticos: cuando el cuerpo habla

lee todos los artículos