Adicción a las redes sociales: qué es, causas y tratamiento

Adicción a las redes sociales: qué es, causas y tratamiento
logo-buencoco
Buencoco
Servicio de psicología online

Artículo revisado por nuestra redacción clínica

Publicado el
5/4/2023

En la actualidad, las redes sociales son una parte fundamental de la vida diaria de millones de personas en todo el mundo, pero un mal uso de las mismas puede derivar en una ciberadicción con consecuencias negativas para la salud mental y el bienestar emocional de los usuarios. 

Si tienes problemas de adicción a las redes sociales o conoces a alguien adicto al Facebook, a Instagram o a Internet en general, este artículo te proporcionará información valiosa y consejos prácticos para abordarlos y mejorar tu bienestar emocional y mental y el de tus seres queridos.

¿Qué son las adicciones a las redes sociales?

La definición de adicción a las redes sociales nos dice que se trata de un trastorno del comportamiento en el que una persona utiliza las redes sociales de manera compulsiva e incontrolable, lo que puede afectar negativamente a su vida personal, profesional y social. Hay quienes viven pendientes de las redes sociales por miedo a perder algo (FOMO) y quieren saber en todo momento que hacen los demás.

Un adicto a las redes sociales dedica una gran cantidad de tiempo y energía cada día a consultarlas, y se entiende que existe esta adicción cuando hay una incapacidad de reducir o detener el acceso continuo a pesar de los resultados negativos y los graves inconvenientes que provoca en su vida.

Tipos de adicciones a las redes sociales

La ciberadicción puede presentarse de diferentes formas y no todas las personas adictas sufren todas las variantes de adicción. 

Estos son los tipos de adicción a las redes sociales que han identificado los expertos:

  1. Adicción a la navegación: pasar largos periodos de tiempo navegando por diferentes plataformas sin un propósito específico.
  2. Adicción a la validación social: necesidad de recibir constantemente validación y aprobación de los demás en las redes a través de likes, comentarios o comparticiones.
  3. Adicción a la autopromoción: necesidad compulsiva de publicar información personal en las redes para obtener atención y reconocimiento.
  4. Adicción a la interacción social: necesidad de mantener constantemente interacciones sociales en las redes sociales para lograr un sentimiento de pertenencia.
  5. Adicción a la información: necesidad compulsiva de estar informado y actualizado en todo momento sobre las noticias que ocurren en el mundo, lo que puede llevar a una sobreexposición que derive en ansiedad.
causa de la adicción a las redes sociales
Foto de Pexels

Causas de la adicción a las redes sociales

La causa principal de la ciberadicción es que los social media activan los mismos centros de recompensa del cerebro que otras sustancias o conductas adictivas. 

Además, hay varios factores que influyen en la adicción a las nuevas tecnologías y redes sociales:

  • La soledad.
  • El aburrimiento.
  • La falta de autoestima.
  • La presión social.
  • La procrastinación.

¿Cuáles son los síntomas de la adicción a las redes sociales?

Hay varios signos que indican que una persona puede tener adicción a las redes. A continuación se enumeran los síntomas más comunes:

  • Mentir sobre el tiempo que se pasa conectado: las personas adictas a las redes sociales suelen avergonzarse de la gran cantidad de tiempo que pasan en ellas y por ello mienten sobre su uso (en ocasiones, llegando a la mitomanía o mentira patológica).
  • Depender de las redes sociales como mecanismo de evasión: para hacer frente a problemas o sentimientos negativos como el aburrimiento, la ansiedad social, el estrés o la soledad.
  • Ponerse nerviosos cuando no pueden consultar las redes: aunque son conscientes de estos sentimientos irracionales, no pueden controlarlos.
  • Descuidar las responsabilidades académicas o laborales: puede darse tanto por no ser capaz de rendir durante la jornada tras pasar la noche entera navegando por las redes, como por pasar tanto rato en ellas durante el día que no tienen tiempo de realizar sus tareas.
  • Alejarse de los amigos y la familia: los adictos a las redes sociales suelen tener dificultades para permanecer en el momento presente y en las reuniones con familiares y amigos dedican toda su atención al móvil, lo cual deteriora sus relaciones y que al final puedan sentir no tener amigos.

Consecuencias de las adicciones a las redes sociales

Varios estudios sobre la adicción a las redes sociales han hallado una relación entre el uso excesivo de las redes y determinados problemas de salud mental. Un ejemplo de ello es el caso de Martín (nombre ficticio), un joven gallego que en 2017 tuvo que estar ingresado durante 10 meses por su adicción a internet. Por culpa de la ciberadicción, tuvo problemas de rendimiento en el trabajo y dejó de relacionarse con sus amigos y familiares porque ya no sabía cómo interactuar con ellos en la vida real. 

En este sentido, podemos afirmar que las consecuencias del uso excesivo de las redes sociales son:

  • Depresión.
  • Aislamiento social (en los casos más graves se puede llegar al síndrome de hikikomori).
  • Disminución de la actividad física.
  • Baja autoestima.
  • Ansiedad.
  • Falta de empatía.
  • Dificultad para dormir (posible insomnio).
  • Conflictos en las relaciones personales.
  • Problemas de rendimiento académico o laboral.
  • Absentismo académico o laboral.

riesgos de la adicción a las redes sociales
Foto de Pexels

¿A quiénes afecta la ciberadicción?

Las adicciones a las redes sociales pueden tener graves consecuencias para la salud física y mental, y afectan a personas de todas las edades y orígenes.

Adolescentes y redes sociales

Adolescencia y redes sociales son un tándem peligroso porque ellos son los mayores usuarios de estos medios. La sobreestimulación constante a la que se ven sometidos por las redes pone el sistema nervioso en una situación de estrés continuo que puede empeorar trastornos como:

Estadísticas sobre la influencia de las redes sociales en los adolescentes

Según un informe elaborado por UNICEF a partir de las opiniones de 50.000 adolescentes encuestados, las últimas estadísticas de adicción a las redes sociales en adolescentes indican que:

  • El 90,8% de los adolescentes se conecta a Internet todos los días.
  • Uno de cada tres adolescentes están enganchados a las redes sociales.
  • Un 25% de los encuestados reporta conflictos familiares semanales por el uso del móvil.
  • El 70% de los padres no limitan el acceso a Internet ni el uso de pantallas.

Las investigaciones sobre cómo afectan las redes sociales a los adolescentes demuestran que el uso de las mismas va de la mano de un aumento de la depresión y de unos niveles más bajos de satisfacción vital, hasta el punto de que ya hay hospitales públicos que tratan la adicción a las nuevas tecnologías en España, como el Gregorio Marañón de Madrid.

Efectos negativos de las redes sociales en los jóvenes

La ciberadicción también puede tener efectos negativos en los jóvenes. Según una encuesta realizada en 2017, el 29% de los jóvenes de entre 18 y 24 años se considera, bajo su propio punto de vista, adicto a las redes sociales

La misma encuesta sobre el impacto de las redes sociales en los jóvenes señala que cada vez más adultos jóvenes experimentan sus consecuencias negativas, especialmente en el sueño: el 26% de los encuestados declaró percibir una influencia negativa del uso de las redes sociales en la calidad de su descanso. 

La adicción de los jóvenes a las redes sociales puede aumentar los sentimientos de ansiedad y depresión, interferir con su capacidad para relacionarse de manera significativa en el mundo real y afectar a su desempeño laboral o académico.

Adultos

Aunque son menos propensos que las generaciones más jóvenes, la adicción a las redes sociales en adultos de más de 30 años también existe. La presión social y la necesidad de mantenerse actualizado puede hacer que se sientan excluidos si no están presentes en ellas. 

Además, muchos adultos con insatisfacción laboral, problemas de pareja o familiares utilizan las redes como una forma de anestesia emocional para evitar lidiar con ellos. Si no se corrige la conducta ni se soluciona el problema que la provoca, puede desembocar en ciberadicción.

como evitar la adiccion a las redes sociales
Foto de Pexels

¿Cómo prevenir las adicciones a las redes sociales?

Existen varias formas de vencerlas. A continuación se enumeran las medidas para prevenir la adicción a las redes sociales:

  • Toma conciencia del tiempo que pasas conectado: puedes utilizar las opciones “Bienestar Digital”, “Tiempo de uso” o similares en los ajustes de tu smartphone para saber cuánto tiempo dedicas a cada aplicación a lo largo del día.
  • Quita las apps conflictivas de la pantalla de inicio: tener las aplicaciones en carpetas separadas evita la tentación de abrirlas cada vez que mires el teléfono, porque no las tendrás a mano.
  • Desactiva las notificaciones de las redes sociales: ayuda a mejorar la productividad general y a reducir las distracciones. 
  • Deja el teléfono fuera de la habitación al acostarte: mejorará la calidad de tu descanso y hará que te acostumbres a pasar largos periodos sin el teléfono fácilmente.
  • Redescubre la vida offline: da prioridad a las conexiones con la vida real buscando nuevas cosas que hacer con la familia o los amigos.
como dejar la adicción a las redes sociales
Foto de Pexels

Cómo tratar la adicción a las redes sociales

El tratamiento para la ciberadicción puede variar dependiendo de la gravedad del problema y las necesidades individuales de cada persona. Lo primero es buscar ayuda profesional, ya sea por iniciativa de la persona que sufre la adicción o de sus seres queridos. 

Los psicólogos online pueden ser una buena opción para un primer acercamiento en el que resolver dudas y recibir asesoramiento sobre cómo superar la adicción a las redes sociales. La terapia psicológica ayuda a identificar los pensamientos y emociones que impulsan la necesidad de estar en las redes y proporciona herramientas para manejarlas de manera más saludable.

En cuanto al tratamiento en concreto, vemos cómo actúa un profesional en ayudar y ofrecer soluciones a la adicción a las redes sociales:

  • En primer lugar hay que evaluar el nivel de adicción, para esto algunos psicólogos utilizan una escala de adicción a las redes sociales. La fase de evaluación permite al profesional identificar los comportamientos adictivos y saber cuál es el enfoque más adecuado en cada caso. Por ejemplo, la terapia de grupo puede ser útil para las personas que se sienten aisladas debido a su adicción, ya que puede proporcionar un ambiente seguro donde las personas puedan compartir sus experiencias y apoyarse mutuamente en su proceso de recuperación.

  • Independientemente del enfoque y las técnicas que se sigan en la terapia, que dependen del grado de adicción y de las circunstancias personales concretas de cada paciente, el tratamiento para la adicción a las redes sociales suele incluir un periodo de desintoxicación digital. El paciente deberá disminuir (o eliminar) el uso de las redes sociales y otras tecnologías digitales para enfocarse en actividades offline y buscar formas más saludables de pasar el tiempo libre.

Los profesionales de la salud mental sugieren las siguientes actividades para trabajar la adicción a las redes sociales:

  • Hacer ejercicio
  • Disfrutar de la naturaleza: ir a un parque, hacer senderismo, pasar tiempo al aire libre dando un paseo por el mar (los beneficios del mar son muy interesantes) o por cualquier otro lugar puede ser muy beneficioso para tu mente y cuerpo
  • Cultivar otros hobbies: leer, dibujar, cocinar, tocar un instrumento, aprender un nuevo idioma…
  • Socializar con amigos y familiares: organizar un viaje, salir al cine o a cenar, ir a un museo o a un concierto, hacer un taller de teatro (los beneficios del teatro a nivel psicológico son muy conocidos) o simplemente pasar tiempo con las personas que te importan.

Finalmente, para los casos más extremos, el tratamiento más adecuado podría consistir en el ingreso en una clínica especializada en adicciones. Esta opción ofrece un ambiente estructurado donde las personas pueden recibir tratamiento intensivo y trabajar en su recuperación en un ambiente seguro y controlado.

Cómo combatir la adicción a las redes sociales: libros que pueden ayudarte

Si crees que estás empezando a engancharte a las redes o que haces un mal uso de ellas, un libro te puede aportar información, perspectivas y estrategias para comprender mejor la situación, identificar los patrones de comportamiento y desarrollar habilidades para controlar el uso que haces de las redes. 

Además, si eres padre o madre de un niño que pasa demasiado tiempo en las redes y quieres ayudarlo a que no desarrolle una ciberadicción, también encontrarás muchos libros con consejos que pueden ayudarte:

  • Diez razones para borrar tus redes sociales de inmediato, de Jaron Lanier: uno de los padres fundadores de la web 2.0 cuenta cómo las redes empeoran nuestra vida y nos desconectan de quienes nos rodean.
  • Ya no me gusta, de Nacho Caballero: narra la experiencia emocional de vivir sin redes sociales durante seis meses
  • La generación del like, de Javier López Menacho: guía práctica para padres y madres en la era multipantalla.
  • Niños Conectados, de Martin L. Kutscher: cómo conseguir equilibrar el tiempo que pasan ante las pantallas y por qué esto es importante.
  • Niños Pantalla, de Nicholas Kardaras: cómo la adicción a las pantallas está secuestrando a nuestros hijos y cómo romper ese hipnotismo.

Este contenido es de tipo divulgativo y no puede remplazar el diagnóstico de un profesional.

Si te ha gustado este artículo, compártelo:

Te pueden interesar

Conociendo la psicología positiva

¿Qué es la vigorexia y por qué no se debe subestimar?

Cada cuánto ir al psicólogo y cuántas sesiones de psicología son necesarias

lee todos los artículos